Tipos de activos: La renta variable va de asumir riesgos, ¿merece la pena?

5 de abril 3
Bienvenido al espacio de Value School, un proyecto educativo y de divulgación con el que aprenderás a ahorrar y a invertir de forma reflexiva e... [+ info]
Bienvenido al espacio de Value School, un proyecto... [+ info]
12º en inB
12º en inB

Cuentas de ahorro, depósitos a plazo, efectivo... Según la última encuesta de competencias financieras del Banco de España, ahí acaban los ahorros de más del 60% de los españoles. ¿Una inversión conservadora? Más bien, una pérdida segura por culpa del pernicioso e ineludible efecto de la inflación. A estas alturas, todos los que formáis parte de la comunidad de Value School conocéis cómo proteger el poder adquisitivo de vuestro dinero y cuáles son los mejores activos para construir vuestro patrimonio a largo plazo. Además, nos consta que muchos de vosotros habéis pasado de ser ahorradores a inversores conscientes. Si tú aún te lo estás pensando, abril es el mes que dedicamos a los activos de inversión y, este, el programa de actos que hemos preparado.

¿Qué clases de activos tiene a su disposición el inversor? Una sencilla clasificación nos lleva a hablar de los activos monetarios frente a los activos reales. Los primeros constituyen, esencialmente, una promesa de pago (los bonos del Estado, por ejemplo), pero no convierten al inversor en propietario real… estás a merced de que esas promesas se cumplan y de que el valor del dinero se mantenga más o menos constante (que no haya alta inflación). Sin embargo, los activos reales como los inmuebles, las materias primas o las acciones constituyen un derecho de propiedad real sobre determinados activos, cuyo valor se mantendrá siempre y cuando sigan proporcionando utilidad a las personas… y tienden a proteger mejor frente a la inflación. En este vídeo explicamos esta clasificación con más detalle:


Ahora bien, ¿qué activos reales escoger? Sin duda, la inversión en bolsa o renta variable es uno de los activos más populares. Pero, ¿en qué consiste realmente y qué supone?

Invertir en renta variable es, sencillamente, invertir en empresas. Eso significa asumir riesgos conscientemente, situándonos con orgullo junto a aquellos que se la juegan a diario en proyectos empresariales sometidos a la presión de la competencia y a la incertidumbre de los mercados.  

Muchos proyectos empresariales se quedan en el camino. Ocurre una y otra vez porque una empresa opera en el mundo real, en un entorno de gran exigencia, expuesta a diario al desorden, a los cambios, a la competencia y a la volatilidad. En esos proyectos, la implicación personal y familiar de los empresarios acostumbra a ser absoluta. El empresario que, por hacer realidad una idea y garantizar la supervivencia de su empresa, asume deudas, compromisos y riesgos y aplaza una y otra vez el disfrute de los beneficios para reinvertir en la empresa, es el verdadero héroe de esta historia.

Elegir la inversión en renta variable es, además de la opción más rentable a largo plazo, una forma de posicionarse en el mundo. Cuando uno invierte en renta variable elige voluntariamente compartir el riesgo con los que más arriesgan, con los que lo arriesgan todo, apoyando con los propios ahorros el valor y el coraje de jugarse la piel para hacer empresa, para crear riqueza.

Pero, ¿merece la pena asumir tanto riesgo en términos de resultados? Si no voy a obtener una rentabilidad superior por asumir riesgos frente a otras alternativas de inversión, ¿por qué iba a incurrir en ellos? Esto es lo que se llama “prima de riesgo”. La historia ha mostrado que las acciones tienen, en el largo plazo, una rentabilidad muy superior frente a otros activos monetarios como los bonos o el dólar, y también mucho mayor que otros activos reales como el oro.

aePrCbQUvm-8v2CmI5a8C75EjmZ4a85Jz3o3HNJdD5bppJNuIEcvQcIWAESgAP92qV4JJ5w5UCTlVWc1HL6fqdS_9G1cJpDWKjg-nK-kmmKQlRL1BMdL3Ng4F82xfh9l-jM62SRI

En este vídeo lo contamos:


Durante este mes estaremos abordando la temática de los “Tipos de activos” en nuestra Ruta Value. No te pierdas las distintas contribuciones visitando https://valueschool.es/blog o siguiendo nuestro perfil en inBestia: https://inbestia.com/usuarios/valueschool

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 3 comentarios
Unos de los estudios más completos sobre el tema "The Rate of Return on Everything", muestra en sus conclusiones que la inversión inmobiliaria y la renta variable han tenido de media la misma rentabilidad histórica, soportando esta última una volatilidad mucho mayor... Qué puedes comentar sobre esto? gracias
07/04/2019 05:30
En respuesta a Manuel Moma
Buenas tardes. Es una buena reflexión que merece la pena hacerse. Bajo nuestro punto de vista, es imprescindible sopesar si un inversor tiene acceso a obtener las rentabilidades que se comentan en el estudio y entender cómo se han generado. Brevemente, igual que se da el caso de la gran rentabilidad de la bolsa americana, el estudio parece obviar que la mejor rentabilidad dentro de los inmuebles está en activos prime a los que un inversor particular no puede acceder con facilidad e incluso hay escasez de este tipo de oportunidades hasta para grandes sumas de capital. En contraposición a esto, la inversión en renta variable es más accesible y no hay tantos obstáculos para invertir pequeñas cantidades de capital. Aunque bien es cierto que la inversión en renta variable puede soportar grandes comisiones para sumas pequeñas, también debemos considerar el coste de la inversión en un inmueble, visto como la comisión que tendríamos que pagar al agente o fondo a través del que invirtamos, o el coste que puede suponer la adquisición de un bien inmueble para un inversor particular (comisiones relacionadas con la compra del activo, costes relacionados con el mantenimiento y reforma/rehabilitación, impuestos sobre bienes inmuebles...).

Si pensamos en cómo se han generado las rentabilidades históricas, podemos pensar que en bolsa no se volverán a obtener rentabilidades como las pasadas, ¿pero no sería aplicable lo mismo a los activos inmuebles? En los mercados desarrollados, el mercado inmobiliario también está muy avanzado, de forma que los activos más valiosos ya están ocupados. Además, recientemente hemos vivido en nuestras propias carnes el resultado de la avaricia y especulación en esta clase de activo. Podemos interpretar que los inversores han aprendido esta lección y que no debería repetirse una burbuja similar. En cambio, pese a que en la renta variable también pueda existir especulación, la rentabilidad de la bolsa o de los activos que seleccionemos en bolsa, dependerá en gran medida del desempeño de su actividad empresarial además del nivel de precios general de los mercados.

En definitiva, es por estos dos motivos que creemos que la renta variable puede seguir siendo la alternativa de inversión más atractiva, pero no tenemos ninguna bola de cristal. Esto no debe interpretarse como una recomendación de compra (o de venta). Simplemente, como también comenta el estudio, resulta complicado estimar la rentabilidad de los activos inmuebles, pues hay grandes diferencias entre distintas geografías y también según la calidad de estos activos, y vemos menos accesibilidad a esas rentabilidades que las de la bolsa.
08/04/2019 16:20
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad