Tesla en niveles clave. Cómo jugar un eventual colapso con opciones

5 de junio Incluye: TSLA 1
Actuario | Miembro Junta Directiva del IEATEC (Instituto Español de Analistas Técnicos y Cuantitativos). Opino que la ciencia sin filosofía... [+ info]
Actuario | Miembro Junta Directiva del IEATEC (Instituto... [+ info]
9º en inB
9º en inB

Son numerosos los gestores y especuladores que tienen apuestas bajistas en Tesla. Para no pocos analistas, hay muchas dudas sobre su viabilidad y sobre todo sobre su valoración bursátil. Sin ser analista fundamental, lo que he leído me parece razonable, y siendo analista técnico, reconozco los ingredientes del exceso de confianza (sector de moda, líder visionario que engatusa a las masas etc). Por lo tanto, no voy a entrar en los detalles de si Tesla triunfará o no, sino que voy a hablar de cómo se puede aprovechar una eventual caída muy fuerte provocada por un posible evento "shock", que por definición es imprevisible. Mi "dogma" de partida es que es probable que esto termine ocurriendo.

Este es el tipo de situación que Nassim Taleb buscaría explotar (según cuenta en el Cisne Negro), en su época como Trader de Opciones. Son situaciones "asimétricas", donde la probabilidad de una subida del 80% es muy inferior a la probabilidad de una caída del 80%. Se trata de apostar por eventos que ocurren muy raramente, pero cuando ocurren, tienen consecuencias gigantescas. Y por lo tanto, la inmensa mayoría de las operaciones generan pequeñas pérdidas... hasta que llega el gran ¡ BOOM ! Por esta razón -la frecuencia de pequeñas pérdidas- es una estrategia que muy pocas personas son capaces de llevar con disciplina: hay que tener mucha "fe" para repetir una y otra vez una estrategia que falla y falla... con la "esperanza" de que termine funcionando.

La cuestión es que no se trata de fe ni de esperanza: se trata de certezas empíricas, y de probabilidades a favor. Vamos a verlo.

En el siguiente gráfico vemos la evolución de Tesla en velas semanales: en 2013 y 2014 se produce el gran salto, pasando de 30$ a 200$, y después lateralidad con un susto importante a principios de 2016 y un nuevo tramo alcista a principios de 2017. En 2018 se está produciendo un hecho técnicamente relevante: un soporte de corto-medio plazo ha sido perforado (los 300$ aprox), y ya se ha producido un pull-back. Tenemos también un canal bajista en desarrollo (fondo morado)... pero podría ser perfectamente un banderín, que es una pauta técnica de continuación alcista. La resolución por lo tanto podría estar cerca: si realmente llevamos ya varios meses formando una pauta terminal de techo de largo plazo, este canal ya no debería romperse al alza. Dicho de otro modo, estamos en un timing favorable para plantear una estrategia bajista con opciones.

6a4b3faab0c2e4f7e942cc07380743a12c1520b7.gif

Insisto en que no vamos a discutir si mi visión bajista sobre Tesla a largo plazo es acertada o no: la doy por hecha, y nuestro objetivo es aprovecharlo con un nivel de riesgo controlado.

Es también una estrategia interesante para diversificar una cartera esencialmente "larga" (alcista), ya que aporta una posición "corta" (bajista) que podría funcionar tanto por sí misma (independientemente del entorno de mercado), como dentro de un giro bajista general en la bolsa y la economía, donde las empresas más débiles financieramente (como es el caso de Tesla) sufrirían mucho...y podrían incluso quebrar. Dicho de otra manera, Tesla podría colapsar por cuestiones propias (necesidad de una nueva ampliación de capital mal acogida por el mercado, nuevos retrasos de producción, problemas graves de calidad en sus coches, defectos en el sistema de conducción autónoma etc), o por un efecto arrastre del entorno, que ponga sobre la mesa las debilidades financieras de Tesla. Como dijo Warren Buffet, cuando baja la marea es cuando se ve quién nada desnudo: pues bien, cuando venga una crisis o un susto en la economía, veremos qué empresas están bien preparadas para resistir "tiempos difíciles".

Una posición bajista con el riesgo controlado, de tipo "cisne negro", no tiene mucho misterio: solo podemos comprar PUTs. Veamos cómo y cuánto.

LA ESTRATEGIA CON OPCIONES

Un "colpaso" en el valor implicaría romper claramente a la baja todo el rango lateral de fluctuación del precio de los últimos 4 años. Hablamos de caer clara y contundentemente por debajo de los 200$. Es decir, no se trata de un recorte o una corrección, sino de un fiasco, de una decepción. Como mínimo, el valor debería caer hacia el rango 140-170$. Si aplicamos uno de los principios básicos del Análisis Técnico, la simetría o armonía en los gráficos, podemos obtener dos proyecciones bajistas:

1- tomando la amplitud de la última subida significativa tras apoyarse en la directriz alcista, y proyectando esa amplitud desde el punto de ruptura de dicha directriz alcista: son las flechas azules. (otra forma de verlo es tomar la amplitud del canal amarillo y proyectarla a la baja).

2- tomando la amplitud de la subida de 2017 tras volver a apoyarse en el soporte de los 180$, y proyectando esa ampliltud desde ese mismo nivel de los 180$: son las flechas rojas.

En el primer caso, el objetivo estaría en los 150$ y en el segundo en los 100$.

8feae0bda3a6beb58fbf5ca2966c5d4b307552c4.gif

Como vemos en el gráfico anterior, ese banderín de consolidación del que hablé más arriba (fondo rojo) por ahora tan solo ha supuesto que el precio se vaya desde el techo hasta la base del último canal alcista (fondo amarillo). Así que por un lado, a corto plazo, ha caído el soporte 300$ y estamos en medio de un posible pull-back y por otro lado, el canal alcista sigue activo. La situación por tanto no es crítica, pero cuando se trata de comprar opciones, y más aún si son PUTs, es importante comprar ANTES de la tormenta, y no durante, porque entonces las primas estarán muy caras (la volatilidad implícita se habrá disparado).

El objetivo por tanto sería comprar PUTs de strike (precio de ejercicio) 150$, para ser cautos, porque el objetivo es que si se produce una caída, estas PUTs que ahora están muy OTM (out of the money = fuera de dinero) estén al menos ATM (o ITM). En cuanto al vencimiento, mi opinión es irnos al menos a 6 meses, para evitar tener que estar operando cada dos por tres: la idea es tomar 2 posiciones al año, con horizonte 6 meses.

Imagino que ya ven por dónde voy: cada 6 meses, vamos a comprar PUTs OTM. Si durante esos 6 meses no llega la debacle, repetimos la operación. En realidad, habrá que repetirla antes de esos 6 meses, porque cuando queden unas semanas para el vencimiento, necesitaríamos una caída espectacularmente vertical para sacarle provecho a esas PUTs...así que lo ideal es tener siempre opciones PUT en cartera cuyo vencimiento sea de al 3 meses.

¿Cuánto comprar? Pues ahí está la clave: tienen que ser porcentajes MUY MUY BAJOS, EXTREMADAMENTE BAJOS. Dado que apostamos por sucesos de tipo "cisne negro", no podemos apostar una parte relevante de nuestro capital. Tiene que ser algo simbólico, en cualquier caso, mucho menos del 1%. El porcentaje a arriesgar puede calcularse en función de cuál es nuestro objetivo de rentabilidad anual media de largo plazo. Como mucho, deberíamos arriesgar un 5% de esa rentabilidad media anual objetivo. Si nuestro objetivo es un 5% anual, por ejemplo, entonces no deberíamos invertir más de un 0,25% de nuestro capital (anualmente) en este tipo de operaciones.

Esta posición tan pequeña es la clave del éxito. Como muy bien dice Peter L. Brandt (un trader técnico con muchos seguidores en EEUU), son las posiciones pequeñas las que realmente hacen crecer nuestro patrimonio con consistencia y estabilidad a largo plazo. El que no entienda este punto es que tiene poca experiencia en los mercados, o no ha sabido aprender del pasado...

Tener posiciones pequeñas te permite mantenerlas en el tiempo, cuando parece que el mercado va en tu contra, y por tanto reduce drásticamente el riesgo de que "te echen del mercado". Es decir, conseguimos protegernos de la volatilidad del mercado. Y por otra parte también nos permite repetir la estrategia. A menudo, operaciones que nos parecen marginales se convierten en "mini pelotazos", mientras que operaciones gordas sobre las que hemos apostado mucho, se quedan en nada...o en negativo, entre otras cosas porque psicológicamente es muy duro aguantar posiciones gordas. (De hecho esta es otra ventaja de las opciones...).

En definitiva, la posición tiene que ser tan pequeña que en caso de no llegar a ningún sitio (cosa muy probable), la pérdida nos resulte insignificante. ¿Qué porcentaje de tu capital estás dispuesto a perder en esta estrategia? Puede ser algo tan bajo como un 0,1%: no tengas problema en que sea minúsculo. Se trata de que hagas la operación, y TE OLVIDES.

Aquí podemos ver la cotización de las opciones de Tesla. Si nos vamos al vencimiento de marzo 2019 por ejemplo, y nos fijamos en la PUT strike 150$, vemos que cotiza a 8,15 x 8,50. Si nos tiramos a mercado, significa que compraríamos opciones PUT que nos dan derecho a vender acciones de Tesla a 150$ antes del 15 de marzo de 2019.

El multiplicador es 100, es decir, si compramos una sola PUT, tendríamos que pagar 850$, y tendríamos derecho a vender 100 acciones de Tesla a 150$, lo cual no significa que lo vayamos a hacer: nuestro objetivo más probable es terminar revendiendo estas PUT a un precio muy superior, 10 o 20 veces lo que nos han costado.

En definitiva, nuestro objetivo es multiplicar al menos por 10 el coste de las PUT compradas: si nos gastamos un 0,2% de nuestro capital en realizar esta compra, significa que nuestro objetivo es ganar al menos un 2% con esta operación. ¿Te parece poco? Es normal: buscamos un mínimo... y dejamos la puerta abierta a que sea mucho más. Si Tesla cae a 200$ en 1 mes, bien. Pero si cae a 100$ en 3 meses, aún mejor. Recuerda: buscamos un cisne negro, y una caída hasta los 180$ en 2-3 meses no termina siendo un evento extremo. Así que podría ser mucho más.

Los números son fáciles: podemos repetir esta estrategia 10 veces seguidas, y si multiplicamos por 10 lo invertido, pues recuperamos al menos lo gastado. Ya veremos si llegamos hasta 10, o anulamos antes la estrategia (por ejemplo, si Tesla rompe al alza su banderín de consolidación). Y ya veremos si multiplicamos por 10, por 20 o por 40, si la operación sale bien.

Cómo financiar el coste de estas PUTs compradas.

Siempre que nos gastamos dinero en comprar opciones tenemos que ser muy conscientes de que probablemente lo estemos "tirando". El paso del tiempo es muy poderoso, y se funde literalmente el valor de las primas. Así que conviene siempre pensar si cada compra de opciones no se puede "financiar" con la venta de alguna otra opción, bien sobre este mismo subyacente...o bien sobre otro subyacente diferente.

Si lo hacemos con este mismo subyacente, Tesla, lo suyo sería vender CALLs que estén OTM. Debido a la asimetría en las volatilidades implícitas (el llamado SKEW de volatilidad, que es la mayor anomalía de este mercado, y que buscamos explotar activamente), estando Tesla en los 300$, resulta que una PUT 150$ (que está 150$ OTM) cuesta mucho más caro que una CALL 450$ (que está también 150$ OTM). Para financiar esos 8,5$ que cuesta la PUT 150$ de marzo-2019, tendríamos que vender CALL 430$ (que tampoco está mal). En esta página podemos ver cómo cotiza: si nos tiramos a mercado, ingresaríamos 9,15$, es decir, más de lo que nos ha costado la PUT, y por lo tanto el coste de la estrategia sería cero.

A cambio de que nos salgan gratis las PUTs compradas, estamos asumiendo un riesgo que no debemos infravalorar: es el riesgo de que Tesla suba por encima de los 430$ antes de marzo de 2019. Si se produjera un cisne negro, pero en la dirección contraria a la que anticipamos (por ejemplo, algún invento o noticia shock que provoque un boom alcista en Tesla), podríamos perder dinero y mucho. Si Tesla subiera hasta los 500$, perderíamos 70x100=7000$ por cada opción vendida. Personalmente me parece muy poco probable, pero... ¿merece la pena arriesgar su patrimonio en contra de eventos así, y en un valor incierto, en tendencia alcista, y que está en un sector revolucionario? Cada cual que juzgue... aunque existe otra forma de financiar la compra de las PUTs 150$.

La otra posibilidad es usar un subyacente diferente: por ejemplo, vender PUTs sobre APPLE, que nos permitan ingresar una cantidad que financie (total o parcialmente, no tenemos por qué ser tan puristas), los 8,5$ que nos cuestan las PUT Tesla 150 marzo-2019. ¿Nos ofrece confianza Apple como para comprometernos a comprar acciones que estén un 30% por debajo del precio actual? Si Warren Buffet está invertido a tope en la empresa, parece un riesgo asumible...¿no? Veamos números.

La PUT Apple 150$ vencimiento junio 2019 se podría vender por 3,20$, cotizando la acción de Apple en los 192$. Aquí vemos la enorme diferencia de volatilidad implícita entre una y otra: con mismo strike (150$) pero cotizando Apple a 190 y Tesla a 290 (mucho más lejos), resulta que la PUT Tesla es mucho más cara que la de Apple. Claramente, el mercado es consciente de la volatilidad que puede llegar a tener Tesla.

¿Solución? No hay una respuesta única. Mi posición es que no se trata de ir "posición por posición", sino de tener una cartera de opciones DIVERSIFICADA, donde la mayoría sean venta de opciones y de forma puntual, alguna compra de opciones. De esta forma, conseguimos tener el paso del tiempo a favor en la globalidad de la cartera. Esta es la idea a tener en mente. Dado que las PUTs son más caras que las CALL, y dado que la tendencia de fondo en las bolsas (es decir, los índices bursátiles) es alcista, debemos privilegiar siempre la venta de PUTs OTM (en vez de la venta de CALLs OTM), aunque como digo, puede haber excepciones. Como explico en mi curso de opciones, vender PUTs OTM sobre grandes índices es en realidad una estrategia defensiva, con gran probabilidad de éxito. Para mí esta es la esencia de la operativa, y los casos como el de Tesla que he descrito en este post, deben ser algo así como "la sal que echamos en la comida": estrategias puntuales, complementarias y muy marginales...que muy de vez en cuando se pueden transformar en algo extraordinario. La clave es que si eso no ocurre, el impacto sobre la cartera global sea insignificante. Damos por hecho que no vamos a ganar dinero con ésta operación en concreto, pero pensamos que tiene sentido realizarla. Y como decía, nos aporta además una diversificación de estrategias (posición bajista frente a una mayoría de la cartera alcista).

APÉNDICE.

El post hasta aquí lo escribí esta mañana, antes de la apertura del mercado USA. Al cierre de hoy martes, Tesla ha formado una vela negra interesante. A continuación actualizo el gráfico en velas diarias, recalcando la zona de resistencia en la que se encuentra.

9eec84ccca9e48f4294b784f614a8266074a4717.gif

Los números antes planteados han variado ligeramente, aunque no cambia en nada la estrategia: la PUT Tesla 150 marzo 2019 ha cerrado en 8,20$ x 8,70$ (en vez de 8,15 x 8,50), y la CALL 430$ en 8,15 x 8,70.

Este caso concreto de Tesla, me parece que tiene en primer lugar un interesante atractivo didáctico y como muestra de la enorme riqueza operativa de las opciones, y en segundo un lugar, un interés operativo muy especial debido a la particularidad casi histórica de Tesla. Veremos si finalmente pasa a la historia como un gran fiasco financiero (que no industrial), o consigue cumplir las elevadas expectativas que el mercado ha puesto en ella.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 1 comentario
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad