Sir William Petty – Escapando de los impuestos usando la Contabilidad Nacional

16 de febrero, 2013 9
Inversión en compañías cotizadas. Interesado en la historia del pensamiento económico y los ciclos económicos.
Inversión en compañías cotizadas. Interesado en la... [+ info]
43º en inB
43º en inB

Muchos son los que recurren hoy en día a los principios del liberalismo y el individualismo para denunciar las políticas redistributivas y las altas presiones fiscales de los gobiernos occidentales. Los principios de la libertad, equiparar los impuestos a un robo y otros muchas ideas se utilizan para argumentar contra las subidas de impuestos y el intervencionismo. Sin embargo, en el siglo XVII, ya hubo un hombre que fue mucho más original para proteger su patrimonio que tanto le costó lograr durante su vida. Estamos hablando de William Petty, un virtuoso en muchas disciplinas que decidió demostrar al parlamento inglés que no debían subirle los impuestos a él, sino a otros sectores de la economía. ¿Cómo? Escribiendo un brillante tratado sobre contabilidad nacional en el Reino Unido intentando mostrar los desequilibrios del sistema impositivo y por qué estaba mal diseñado, además de que no debían subir los impuestos a los terratenientes, sino establecer un impuesto que equivaldría al actual IRPF. Al fin y al cabo, ¿la política responde a los principios básicos o éticos o son los políticos utilitaristas?

Biografía de William Petty

William Petty fue un hombre polifacético. Anatomista, físico, profesor de música, inventor, estadístico, miembro del Parlamento, demógrafo, cartógrafo, fundador de la Royal Society, industrial y autor, todas esas facetas fueron desarrolladas por Petty a lo largo de su vida, muchas de ellas con gran éxito. Nacido en Hampshire en 1623, hijo de un sastre, Petty era prodigio en los estudios:

A la edad de 15 años ya había logrado dominar el latín, griego y francés, la disciplinas de aritmética, geometría y astronomía, también sabía dirigir la navegación de un barco, ésta última con el conocimiento de varias disciplinas matemáticas. (Petty 1769, p. IV)

Nuestro personaje fue un gran aventurero, se embarcó en tantos proyectos y tan variados que no tenemos suficiente espacio para detenernos en cada uno de ellos. Nuestro personaje tenía una gran pasión por inventar aunque sus prototipos no triunfaron mucho. Pero podemos destacar su éxito en los círculos académicos de anatomía y su famosa hazaña de reanimación de una mujer que aún daba signos de vida cuando todo el mundo la daba por muerta. Delante de sus alumnos en la universidad, consiguió reanimar el cadáver de una mujer que había sido ejecutada en la horca pero que aún daba signos de vida. Su éxito fue publicado en un “periódico” de la época llamado “News from the Dead”. Ante tal hazaña se le otorgaron el título de Profesor de anatomía en Oxford y el de Vicepresidente del Brasenose College.

William Petty pidió la excedencia académica para incorporarse como físico al ejército de Cromwell en Irlanda. Como suele pasar a menudo en las guerras, no había suficiente dinero para pagar al ejército de forma inmediata así que se les dio una promesa de pago con las tierras que se iban a conquistar y confiscar (nuestro personaje Richard Cantillon y su familia fueron algunas de las víctimas). Pero para poder llevar a cabo el pago con terrenos era necesario llevar a cabo un estudio cartográfico o mapear la isla de Irlanda ya que los mapas de 1610 eran muy inadecuados. William Petty fue designado para tal tarea, todo un desafío desde el punto de vista financiero y logístico (se consideró una gran hazaña). Además Petty aprovechó para enriquecerse de forma considerable cuando a los soldados se les pagó con las tierras confiscadas. Muchos de éstos necesitados de liquidez vendieron con importantes descuentos sus derechos de explotación donde Petty aprovechó la oportunidad para comprarlos. Fue capaz de conseguir tal financiación gracias a las recompensas por el estudio cartográfico, y fueron tan cuantiosas que fue capaz de comprar tierras por casi toda la isla irlandesa.

Así que ya tenemos a William Petty convertido en todo un terrateniente a pesar de que perdió una importante parte de sus posesiones en la Corte de los Inocentes en 1663, como consecuencia de la Restauración posterior a la guerra. Sin embargo, su patrimonio se vio compensado ya que se le otorgó el título de caballero por Carlos II, el monarca que estaba fascinado por las ideas de Petty y sus innovaciones. Y es entonces cuando Petty se lanza a escribir sus obras que son una verdadera joya para estar escritas en el siglo XVII.

6b57b877cdae3a4084ea8b7860631a35.jpg

Subidas de impuestos para financiar la guerra

No se puede entender la obra de William Petty sin las guerras entre la corona inglesa y los holandeses. Durante el siglo XVII hubo tres guerras motivadas por el comercio, concretamente en los periodos 1652-1654, 1665-1667 y 1672-1674. En este ambiente es fácil imaginar cómo aumentó la presión fiscal en las islas británicas. La forma más directa y sencilla de conseguir ingresos para financiar la guerra era aumentar la carga impositiva sobre los terratenientes y propietarios de la tierra. Petty estaba muy preocupado por conservar su patrimonio, que como él deja constancia en algunos escritos le había costado mucho trabajo conseguir y no estaba dispuesto a renunciar a él fácilmente. Y es en esta situación cuando decide escribir  A Treatise of Taxes and Contributions(1662) y Verbum Sapienti(1664). Estas dos obras tienen como fin mostrar a los responsables de la política fiscal que el sistema impositivo estaba muy descompensado y que había otras actividades económicas que gravar, aliviando la carga sobre los propietarios de tierra.

Verbum Sapienti y la Contabilidad Nacional

La exposición de Petty comienza con un estudio demográfico de la época elaborado por su amigo Graunt, que recopiló datos de todas las tablas de mortalidad en el Reino Unido hasta la fecha. La estimación fue de 6 millones de personas en total para las islas británicas, que junto con la estimación de un gasto per cápita (realizada por Petty) de £6 13s. 4d daban como resultado un gasto total en bienes finales de 40 millones de libras para el Reino Unido. El gasto en bienes finales debe ser igual a la renta neta de la sociedad (PIB), y después de esta equiparación analiza de qué sectores proviene el conjunto de la renta. Estima que 8 millones de libras provienen de la agricultura o de la tierra en general, y 7 millones provienen de otras actividades que no son del trabajo (alquileres, pesca, caza, oro y plata). Así que 15 millones de libras (7+8) provienen de las actividades “no humanas” (ajenas al trabajo se refería). 

2f9913faf2e0500d76bb2aa63e4d52af.jpg

La cantidad de renta de las rentas del trabajo la obtiene de forma residual, intuyendo de forma correcta que las rentas del trabajo serían la diferencia entre la renta total y la renta de actividades no del trabajo:

40 - 15 = 25 millones de libras

Además de estimar la renta de cada actividad, fue lo suficientemente perspicaz como para capitalizar las rentas anuales para poder estimar el valor de la riqueza que generaba esas rentas. Aplicando una rentabilidad del 6% estimó el valor de la riqueza no humana (tierras, alquileres, caza, etc) en 250 millones (15/0,06=250) y la riqueza humana en 417 millones (25/0,06=417). Es increíble el nivel de conceptualización para la época, con las inexistentes referencias sobre los conceptos de la contabilidad nacional. De este modo, nuestro personaje fue capaz de distinguir entre renta y riqueza, entre producción neta y capital instalado (valor de los activos utilizados).

Gasto total = Renta nacional

Gasto nacional = £40 mill

Renta de la riqueza no humana = £15 mill

Renta riqueza humana (£25 mill) = Renta total (£40 mill) - Renta riqueza no humana (£15 mill)

Riqueza humana capitalizada = £417 mill.

Con este análisis lo que nuestro autor quería hacer entender era que había una parte muy importante de la renta que no estaba gravada con impuestos, las rentas del trabajo. La mayoría de la carga tributaria descansaba sobre los propietarios de la tierra, o al menos eso quería hacer ver Petty. Sin embargo, más de la mitad de la renta anual provenía de las rentas del trabajo. Probablemente sea uno de los primeros impulsores del impuesto sobre la renta de las personas físicas (salvando las distancias desde luego). Su conceptualización y estimaciones son una gran avance para la época debido a la escasez de medios para obtener estadísticas y datos, aunque obviamente no podemos comprobar la precisión de los métodos de Petty. Por suerte podemos hacernos una idea del grado de aproximación de sus cálculos, comparando el peso relativo de las rentas del trabajo sobre el total de la renta neta nacional. Este cociente o porcentaje mide qué parte de la renta neta es aportada por las rentas del trabajo, y al parecer estadísticamente suele ser una relación bastante regular. En el caso de las estimaciones de Petty obtenemos:

(25/40)*100 = 62,5% (peso relativo de las rentas del trabajo en el total de la renta nacional)

(15/40)*100 = 37,5% (peso relativo de las rentas del capital en el total de la renta nacional)

Para el caso de la contabilidad nacional española en el periodo 2000-2011 el porcentaje que se obtiene para la participación de las rentas del trabajo ronda el 52%-55% sin realizar ningún ajuste. Como vemos William Petty no andaba muy desencaminado.

Conceptos de renta y riqueza en la actualidad

Con esta gran obra William Petty ya advertía en el siglo XVII de forma muy clara la diferencia entre riqueza y renta. Son muchos los artículos periodísticos que se escandalizan por las diferencias en patrimonio entre los millonarios y los pobres en el mundo. Cuentan el patrimonio de un multimillonario valorado en euros o dólares y lo dividen entre un número de pobres (del mundo o de un país), interpretando que el reparto de esa riqueza solucionaría el problema de la pobreza. Argumentos más sofisticados a favor de la redistribución aparte, este análisis o cálculo comete un decisivo error: confundir patrimonio o riqueza con renta. Los que así razonan deberían calcular la renta estandarizada que corresponde al patrimonio acumulado como hizo William Petty, y las cifras que suelen presentar ya no son tan prometedoras como parecían en un primer momento. Si el reparto de ese patrimonio es de 30.000€ entre cada persona, estamos hablando de una renta de 1.500€ anuales (5% de interés).
En el mundo de la bolsa, esta dicotomía se puede ver en las acciones, mientras que la renta corresponde a los beneficios generados por los activos (algunos de ellos distribuidos a través de dividendos), la riqueza o patrimonio corresponde al valor de mercado de las acciones. Este es el motivo por el que la bolsa no es ni un casino, ni un juego exclusivamente especulativo, porque a largo plazo es un juego de suma positiva en donde los que participan pueden beneficiarse de las rentas que generan año a año las compañías cotizadas.

Una vez que esta diferenciación se entiende resulta muy interesante comparar dos filosofías de inversión en bolsa: una basada en la evolución de los precios de las acciones en el presente inmediato y otra basada en los rendimientos futuros de los activos cotizados. La primera se conoce como más especulativa y es más cortoplacista, mientras que la segunda es más paciente y se centra en el largo plazo. La primera viene representada por el concurso de belleza de Keynes y la segunda se fundamenta en el principio básico del capitalismo, en la acumulación de ahorro y capital sacrificando consumo presente en favor de bienes futuros (la renta del capital invertido).

Referencias:
- Antoin Murphy, The Genesis of Macroeconomics(2009)
- William Petty, Verbum Sapienti(1664)
- William Petty, Treatise of Taxes and Contributions(1662)


Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 9 comentarios
muy buen artículo. muy interesante. Ahora ya se quien tuvo la *"#!|{ idea de invertar el IRPF.
Si algún dia se os ocurre una nueva forma de gravar al personal, por favor no lo difundais...No vaya a ser que algun politico recoja la idea y la lleve a la práctica.
17/02/2013 02:27
muy buen artículo. muy interesante. Ahora ya se quien tuvo la *"#!|{ idea de invertar el IRPF.
Si algún dia se os ocurre una nueva forma de gravar al personal, por favor no lo difundais...No vaya a ser que algun politico recoja la idea y la lleve a la práctica.
17/02/2013 02:27
antiguo usuario
Pero a la mujer que reanimo la ahorcaron otra vez o la perdonaron?
17/02/2013 18:10
Muy buena pregunta. La mujer había sido condenada por abortar, lo que se castigaba con la pena capital en el Reino Unido. La mujer no solo sobrevivió a la horca sino que sobrevivió a las agresiones posteriores de los guardianes del cadáver (se realizaban para asegurarse de que el preso estaba muerto). Después de reanimarla en su clase de anatomía delante de sus alumnos, Petty escribió y organizó una petición a la justicia británica para que le perdonasen la vida alegando que el aborto no había sido voluntario, sino como sucede en algunas ocasiones ocurren de forma involuntaria ("she miscarried her baby rather than aborted her baby"). Petty aportó cierta evidencia médica (no se especifica mucho sobre esto) y su petición prosperó, por lo que Anne Greene volvió a ser una mujer libre. No solo quedó ahí la cosa, sino que algunos alumnos (provenían de familias influyentes) impresionados por el suceso ayudaron a la mujer a casarse con uno de los hombres con los que había tenido hijos, pudiéndole dar cierto modo de vida. Las referencias para todo esto son de Antoin Murphy (The Genesis of Macroeconomics) que a su vez ha tomado las fuentes de los propios escritos de William Petty cuya última edición datan de 1899 (vol I, p.XIV)
Estoy seguro que en medio de esta hazaña, la impresión de la gente y el bombazo de suceso ayudaron a que se compadecieran de ella.
La realidad supera a la ficción.
Hay algunas cosas entretenidas en la historia de la reanimación, como que la mayoría de los alumnos estaban de resaca, al parecer la universidad del siglo XVII en Reino Unido no era muy diferente a las actuales (hay muchas referencias de las juergas que se corrían en aquel entonces).
Un saludo.
17/02/2013 18:42
Ciertamente el articulo es interesantisimo, en especial las reseñas de su biografia.

Pero si te fijas, no nos has dicho, al menos completamente, como escapo de los impuestos.

Si nos dices, al principio, que: "escribiendo un tratado de contabilidad nacional", pero esa es solo 'su' parte. Ademas conforme a lo que explicas, interesantisimo insisto, lo que si parece claro es que sirve en bandeja de plata a los "socialistas de todos los partidos" de su epoca de donde podian recaudar aun mas. Pero no queda claro, o no dices, ni como uso sus conclusiones/tratado para argumentar o defenderse contra los impuestos, ni quien o quienes concluyeron que efectivamente tenia razon y en consecuencia se le eximio del pago de tributos (por tanto "escapo").

Si me parecen muy importantes las reflexiones y argumentaciones finales, especialmente la que desmonta la falsa justificacion del reparto de la riqueza.
18/02/2013 09:53
Gracias. Según Antoin Murphy, el trabajo fue enviado a los hombres de poder en Londres y algunos políticos. Al parecer, no entendieron el trabajo de Petty y los conceptos de renta y riqueza. Al fin y al cabo el pensamiento dominante de la época era el mercantilismo y se asociaba riqueza a la acumulación de oro y plata. Esta forma de pensar influyó mucho en los posteriores autores y economistas, y Keynes le dedica parte importante de su estudio, así como Malthus etc. Pero no hay constancia de que influyese de forma inmediata en la política fiscal.
En su tratado sí que argumenta contra la subida de impuestos a las cosechas y propiedades, eso sí de forma indirecta. En sus obras insiste constantemente en que la riqueza de las actividades no humanas es menos de la mitad de la riqueza total y sin embargo, es la que paga más impuestos. Si lo hubiese conseguido lo hubiese titulado: El hombre que convenció al Parlamento para que bajaran los impuestos. Eso sí que hubiese sido una hazaña.
Un saludo
18/02/2013 12:38
Estoy haciendo un trabajo sobre Sir William.. y tengo que aclarar porque me gusta... y la verdad que lo escogí a el porque lo tenia que escoger nada mas... quisiera saber porque les gusta a ustedes y asi a lo mejor encuentro el porque me guste a mi. gacias.
01/04/2013 22:53
Hombre polifacético, gran anatomista que logró multitud de hazañas. Reanimar a una mujer que se daba por muerta, realizar y supervisar un nuevo mapa para la isla de Irlanda, hacerse rico especulando con la compra de terrenos y propiedades justo después del pago a los soldados, grandes logros todos ellos.

Además gran economista, que ya en el siglo XVI consiguió avanzar algunos de los conceptos claves de la contabilidad nacional, y una de las grandes influencias en Keynes. Pragmático y genio.
03/04/2013 19:24
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos