Sector asegurador mejor comportamiento que sector financiero

19 de enero, 2015 5
El ser humano es como un gran rompecabezas donde cada pieza ocupa su lugar. La lógica es lógica y la ilógica también tiene su lógica aunque... [+ info]
El ser humano es como un gran rompecabezas donde cada... [+ info]
51º en inB
51º en inB

Si comparamos el sector financiero español y el sector de seguros en España comprobaremos, sin duda alguna, que este último ha capeado mejor el temporal que aquél. Al menos así lo señalan las valoraciones en el mercado bursátil. Mientras los índices del sector bancario han tocado niveles críticos, el sector asegurador ha superado los niveles anteriores a la crisis en tiempo record y, tras  un retroceso, podría encontrarse en condiciones de alcanzar, de nuevo, niveles máximos.

Indice bancario

57f5732e1448a53d9ff0ce87777dd1460e31ef0a

Catalana Occidente

c19389046f42c94fbf984782336898ee8a6f3409

Mapfre

73ecbb28065f599a553d3bb62299899e072c3770

Ambos sectores son cíclicos y, por tanto, expuestos a los riesgos de posibles contraccionesde la economía, algo que ahora mismo tiene un grado de probabilidad medio-alto. Pero, si algo distingue claramente a la banca, es una exposición excesiva al sector inmobiliario que ha pesado como una losa. Tampoco han ayudado las quiebras, escándalos y unos pobres resultados que exigían, una y otra vez, ampliaciones para cubrir el riesgo de una morosidad al alza.

El sector asegurador afronta sus propios retos, una competencia en precio cada vez mayor y una contratación de seguros en retroceso, estancado o con un débil crecimiento, según el caso. La pregunta obvia es, ¿cómo es que compañías como Catalana Occidente y Mapfre han logrado florecer en un entorno tan negativo a primera vista?


Claves para entender el sector asegurador

a) peso específico del sector en la economía

En los últimos años el porcentaje de primas respecto al PIB se mantuvo sin cambios en el 5,5%. Ello nos transmite una idea de la importancia que tiene este sector en la economía española.

b) resultados técnicos vs. resultados no técnicos

Los resultados dentro del sector de seguros se clasifican en resultados técnicos y resultados no técnicos si nos atenemos a la naturaleza de los mismos. El resultado técnico resulta de la actividad propia del negocio del sector seguros mientras que el resultado no técnico se refiere a actividades que no corresponden específicamente al negocio del sector asegurador. De hecho en relación a fondos y pensiones leía el otro día  "Los ingresos y los gastos derivados de las actividades de gestión de fondos de pensiones y otras no relacionadas directamente con la práctica de operaciones de seguro, se imputarán, con la debida separación establecida en el modelo de cuenta no técnica que contiene este Plan, en la cuenta no técnica."

De un tiempo a esta parte los magníficos resultados no técnicos así como los resultados financieros han compensado los malos resultados técnicos no financieros dando como resultado una imagen distorsionada de la evolución del seguro en España. Un titular apropiado podría ser "El resultado no técnico y financiero salvan al sector asegurador".

Viendo los activos de algunas empresas destaca la partida que corresponde al resultado financiero cuyo peso es, a veces, desproporcionado. Todo esto, digan lo que digan las pruebas de estrés, representa un riesgo que únicamente puede ser conjurado si el negocio "core" (seguros) del sector excluyendo el resultado financiero se recupera dando estabilidad a toda esta actividad empresarial.

c) comparativa entre evolución de Seguros Vida y Seguros No Vida

Podemos clasificar los seguros en dos grandes grupos, a saber, Seguros Vida y Seguros No Vida. 

* Seguros Vida

Aquí podemos encontrar, por ejemplo, los seguros de riesgos y ahorro/jubilación. El último informe de la Fundación Mapfre decía Ligadas a evolución de economía. Frenan crecimiento las bajas tasas de interés y presiones regulatorias.

En realidad, el seguro en general depende de la evolución de la economía a mi parecer. Si nos centramos en las cifras, el seguro de vida gestiona ahorro por valor de 199.886 millones de euros a 30 de septiembre de 2014. De esta cifra 165.307 millones de euros corresponden a seguros y 34.579 millones de euros a pensiones destacando claramente un crecimiento de +46% en Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS).

b65e79601e4fc2a6157eb990f06e898b8562c238

En los seguros de ahorro/jubilación existen tres productos que podrían ir ganando más peso:

- Planes individuales de ahorro sistemático, también conocido como PIAS, con un crecimiento de un 46%.

- Plan de previsión asegurado, también llamado PPA.

- Fondo de pensiones

* Seguros No Vida

Engloba los ramos de Automóviles, Salud, Multirriesgos y Decesos, entre otros. El de mayor peso es el de Automóviles que representaba el 18% de seguros no vida en 2013. La noticia más importante es que, por primera vez, los seguros de no vida vuelven a crecer a 30 de septiembre de 2014. La facturación alcanzó los 23.003 millones de euros en primas.

73124d53383a8ec0ec2fd6c56dab9acbc4dae704

ddfdebe16fd5ce0aee0512160c77a4eebd43df48

Automóviles: Se observa una paulatina mejora con caídas de facturación cada vez menor. En el último informe detallado publicado por UNESPA sobre el sector al 30 de septiembre de 2014, se obtenían cifras de facturación por primas de un -1,77% interanual mientras en todo 2013 caían un 5,5%. La caída de 2013 se atribuyó a crisis de ventas y uso de vehículo, caída de renta disponible de familias y la competencia en precios. Las matriculaciones de coches nuevos caían y el parqué automovilístico permanecía estancado. En mi opinión, la mejoría en las ventas de vehículos y el aumento en las matriculaciones así como la caída en los precios de los carburantes deberían seguir impulsando la mejora de este tipo de producto, salvo contracción económica.

Salud: En 2013 crecía un 1,7% y un 3,23% a 30 de septiembre de 2014. Es un área de negocio que viene registrando una evolución positiva desde hace tiempo.

Multirriesgos: Caía un 1,4% en 2013 con una evolución positiva de la modalidad Hogar y Comunidades frente al descenso en Industrias y Comercio. En 2014 se produce un estancamiento, lo que supone una cierta mejora en relación al año anterior.

Decesos: Continúa teniendo una evolución positiva con cierta aceleración, lo cual explica el interés de Mapfre por Funespaña que culminará con una OPA de exclusión en el primer trimestre de 2015 y pendiente de aprobación por la CNMV.


Solvencia

El programa Solvencia II es el marco regulatorio común para la supervisión del sector asegurador en la Unión Europea, basado en el control de la solvencia global de las entidades aseguradoras.

Según UNESPA,

Solvencia II. Es una Directiva que cambia las normas europeas del Seguro para reforzar esta industria, que es plenamente solvente, y propiar mejores productos aseguradores para los ciudadanos. Todavía no está en vigor, podría estarlo a primeros de 2016 si se concluye su desarrollo normativo. El objetivo principal consiste en mejorar el control y medición de los riesgos (de mercado, operacionales, de crédito y de liquidez) a los que están expuestos las aseguradoras.

Se estructura en tres pilares o principios:

-Pilar I: Medida de activos, pasivos y capital.

-Pilar II: Proceso de Supervisión.

-Pilar III: Requierimientos de transparencia.

Su cumplimiento será obligatorio el 1 de enero de 2016 y se podría decir que es el equivalente a la supervisión única bancaria para el sector asegurador. Hasta entonces, se están aplicando medidas de supervisión que faciliten la entrada en vigor en la fecha prevista y su cumplimiento, tales como las pruebas de estrés a las que se han visto sometidas recientemente las entidades del sector seguros.

En las pruebas de estrés previas a la entrada en vigor de la directiva Solvencia II el sector asegurador español ha obtenido muy buena nota.

01328b71b6dac9a27bd1eaffa4e26a0256686a1b

ffed9d5011ae19ba4cb17f9e17834fc0a5f6e7e0


Perspectivas

Los beneficios aportados por los productos de ahorro-previsión invitan a que se sigan potenciando este tipo de productos ya que, por ahora, la recuperación de los seguros es todavía débil, con una gran competencia en precio y con un riesgo medio-alto de entrada en recesión. Asimismo, la decisión del gobierno de enviar a los empleados una estimación de la pensión que podrán disfrutar en su jubilación, se confía, se convertirá en el acicate perfecto para que muchas personas se planteen la contratación de un vehículo de inversión para complementar la pensión. Fondos de inversión y pensiones gestionados por los seguros ya suponen más del 17% del seguro de vida y muestran un mejor comportamiento dentro del ramo vida. Los planes individuales de ahorro sistemático ya están mostrando una evolución muy positiva con tasas de crecimiento anual de un 46%. 

En mi opinión, y sólo es una opinión, la bajada del precio del carburante debería impulsar el uso de vehículos. Las ventas mayores deberían impulsar nuevas matriculaciones de vehículos que impulsen, a su vez, una mayor contratación del seguro.

El componente cíclico de este sector convierte a la expansión económica en una necesidad para impulsar el crecimiento de las compañías de seguros.


Conclusiones

Los resultados no técnicos han sido claves para el mantenimiento del sector con resultados técnicos más bien negativos. Productos asociados a pensiones y fondos de inversión siguen mostrando fortaleza y un crecimiento elevado, especialmente los llamados planes individuales de ahorro sistemático. Respecto a No Vida, los seguros de automóviles, con un peso elevado, comienzan a revertir su tendencia negativa lo que resulta esperanzador.

Observamos mucha competencia en el sector y una tendencia al uso de canales alternativos (Internet) al uso de la red de oficinas. Algunos grandes operadores en el sector ya se están adaptando a esta tendencia aunque la excesiva competencia en precios sigue presionando los resultados a la baja. El riesgo que sigue planeando sobre el sector es el mismo que pesa sobre el resto de la economía, contracción económica.

Y por lo que se puede ver la prudencia (noticia publicada por ICEA) sigue siendo la tónica dominante en este sector.

Según una noticia publicada por ICEA el 14 de enero de 2015.

El beneficio antes de impuestos del sector alcanzó el 13,3% de las primas a septiembre de 2014

Los indicadores de rentabilidad del sector a septiembre de 2014, aun cuando siguen registrando datos muy positivos (con un beneficio antes de impuestos sobre primas imputadas del 13,3%), muestran un ligero empeoramiento respecto al mismo periodo del año 2013 (0,7 p.p. en el caso del beneficio), sin duda motivado por las dificultades de crecimiento.

La rentabilidad sobre recursos propios (ROE) fue del 11,0%, reflejando una caída de 0,3 p.p. en términos interanuales. Por su parte, el exceso de margen de solvencia alcanzó la cifra de 210,7% (2,8 p.p. menos que el mismo periodo de 2013), siendo de 136,2% y 307,9% para el ramo de vida y no vida, respectivamente.

En resumen y siempre desde mi punto de vista, si la expansión de la economía continuase podríamos ver un crecimiento más robusto del sector cuyo indicador más inmediato es la reversión en la tendencia negativa de los seguros de auto. Esto, sumado a la contratación de productos de jubilación y pensiones, puede apuntalar los resultados del sector. No obstante, probablemente la competencia de fondos y productos similares de las entidades bancarias irá en aumento. En relación a la evolución bursátil, es difícil de predecir con tantas dudas en el horizonte.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 5 comentarios
Tengo entendido que hubo una vez un famoso inversor que hizo fortuna comprando aseguradoras en periodos de alta inflación, lo cual ahora no es el caso.

Sr. Ortín ¿ha pensado como afectará al beneficio de las aseguradoras el que antes estuvieran invirtiendo en bonos del tesoro con el 5% de rentabilidad, luego con el 4%, luego... ahora con el 1,5% de rentabilidad a 10 años?
19/01/2015 22:36
Efectivamente Ramona, como bien dices las inversiones financieras deberían afectar negativamente a los resultados financieros. Por esa razón es tan importante que el negocio propio de las entidades aseguradora crezca (algo que hasta ahora no se ha dado) ya que, como comentaba, la imagen está distorsionada.
19/01/2015 22:43
Aprovecho que tengo un ratito para darte la respuesta larga de lo que opino:

Desde mi punto de vista, las compañías se seguros son gestores del riesgo. A cambio de un importe económico te aseguran una cantidad de dinero en unas condiciones determinadas.

Para el caso del ramo No Vida, el pago al cliente se realiza cuando se da una catástrofe o se sufre algún daño. En ese caso, la renovación suele ser cada año donde se renegocian o prorrogan las condiciones y el riesgo a gestionar corresponde al plazo de ese año por lo que es mucho más fácil dicha gestión. La prima se queda en el bolsillo de la aseguradora pasado ese plazo y, si las condiciones del mercado (siniestralidad mayor, cambios de divisa, etc.) cambian, pueden trasladar esos cambios en la siguiente renovación. El dinero recibido, como ya conoces, se suele invertir, fundamentalmente, en bonos a plazo no muy largo (3 años) o en algún otro activo (bolsa, inmuebles...) dependiendo de la
compañía.
El riesgo puede proceder de una excesivamente optimista ponderación del riesgo (probabilidades), catástrofes
improbables que dañan las cuentas o
unas inversiones de las primas en activos arriesgados. Normalmente esto último no se materializa ya que la inversión, en este caso, suele ser bastante conservadora, bonos sobre todo.

Para el caso del ramo Vida, el dinero recibido se destina a un producto de inversión (plan de pensiones, Plan de ahorro sistemático, etc.) y el pago al cliente se realiza cuando se cumplen las condiciones pactadas (edad, decisión del cliente, etc). Aquí es donde se encuentra el mayor riesgo y, por ello, cobra especial importancia la gestión de los recursos de los clientes y una oferta de productos con cierta visión de futuro.
El riesgo puede proceder de la comercialización de productos que otorguen en el largo plazo una rentabilidad elevada al cliente cuando los activos a largo plazo en que se invierte ofrecen una rentabilidad menor ya
que la compañía de seguros incurriría en pérdidas. Esto sucedió en Japón cuando
,en plena burbuja, se ofrecían rentabilidades altas que llevaron al borde del abismo a numerosas compañías cuando los tipos de interés y, por tanto, bonos y demás activos cayeron
en picado. Un largo periodo de bajos tipos de interés, cuando tienes que pagar altos tipos, es algo que ninguna aseguradora puede soportar durante un largo periodo de tiempo.
Numerosas compañías están ofreciendo productos cuya rentabilidad corresponde a un porcentaje del activo en que se invierte (renta fija o variable) o incluso productos con rentabilidades referenciadas a una cesta de valores. En realidad, trasladas parte o todo el riesgo al cliente lo que evita que dañen tus cuentas.
No obstante, para mí, el mayor riesgo es la inversión de recursos, con riesgo absoluto para la compañía, en activos con riesgo elevado con objeto de buscar
rentabilidades mayores en un entorno poco propicio para alcanzar dichas rentabilidades si la gestión del riesgo fuera conservadora. Y, otro peligro que veo, tal y como insinuaba en el artículo, es que las compañías de seguros olviden que su negocio son los seguros y no exclusivamente la gestión de un patrimonio. En mi opinión, últimamente, la cuenta de resultados de las compañías aseguradoras se han basado en la revalorización de sus activos, algo peligroso teniendo en cuenta que dicha tendencia se puede truncar en cualquier
momento. Para esto último tenemos los bancos de inversión por lo que el foco tiene que estar en el negocio de nuevos clientes de los productos que se ofertan y algo menos en aumentar los beneficios via revalorización del dinero que llevas gestionando hace tiempo. La caída de la contratación de seguros, tanto en importe como en número,no puede ni debe minimizarse, a mi parecer.
20/01/2015 16:24
antiguo usuario
¿Alguien sabe lo que pasa con Funespaña a los accionistas que acudimos a la OPA?

Han dicha que la OPA no se ajustaba a precio, y con sentencia judicial.

¿Qué se puede hacer ahora?

Gracias.
05/08/2015 18:32
A saber, David. La verdad es que es una situación nueva que no tiene precedentes.
Lo lógico sería una compensación por la diferencia entre un "precio equitativo" a determinar y el precio al que adquirió las acciones en su momento. No soy jurista ni abogado y, por tanto, es difícil de saber ya que la anulación debería anular la compra realizada en la OPA y, por consiguiente, la pérdida de los derechos de Mapfre sobre la compañía.
La CNMV tiene gran parte de la responsabilidad de lo sucedido y ahora los antiguos accionistas que acudieron a la OPA tienen que esperar, no sin cierta inquietud y desazón, lo que la CNMV y Mapfre decidan hacer ya que la pelota se encuentra en su tejado.

Un saludo y siento no ser de mayor utilidad en este asunto.
08/08/2015 19:29
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Etiquetas destacadas