¿Qué implican para Europa las perspectivas económicas de China?

8 de noviembre 0
Fisher Investments España es la denominación comercial de Fisher Investments Europe Limited, sucursal en España que opera bajo el nombre de... [+ info]
Fisher Investments España es la denominación comercial... [+ info]
39º en inB
39º en inB

¿El debilitamiento de la economía china perjudicará a los exportadores europeos y provocará una nueva recesión en la región? En los últimos meses hemos asistido al debate sobre esta cuestión en la mayor parte de la prensa económica, sobre todo a medida que se debilitaban los datos industriales de la zona euro y se contraía el PIB en el segundo trimestre de 2019. China es un mercado de exportación clave para muchas empresas europeas y, como se muestra a continuación, las cifras dan a entender que la menor demanda china ha sido un contratiempo para la eurozona en los últimos meses. Pero también detectamos que se infravalora la capacidad económica del gigante asiático, una eventual sorpresa positiva en Europa.

Es cierto que la expansión se está ralentizando en China, pero no se trata de un movimiento drástico y repentino, el tan temido «aterrizaje brusco chino», sino más bien de algo gradual y, en gran medida, coherente con las metas planteadas por los responsables políticos del ramo. El PIB de China se elevó un 6,2% interanual en el segundo trimestre: inferior al 6,4% del primer trimestre, si bien en el rango del objetivo de crecimiento para todo el año (6,0%-6,5%). La desaceleración fue progresiva y sigue la tendencia de los últimos años, como se muestra en el gráfico 1, así que la economía de China no parece estar cayendo en picado.

Gráfico 1: La desaceleración del crecimiento en China es lo normal

DiJAaC0MfzU56yqCEaivmarVLL1TjT22TlD9uzudTxZ_xrVut9C1slboWkN9jLcyJFBTxst_nVZCVjGOz7yeFnYpcVeb4_dvtfgA78KTpsHpIEdKERYa0VS1N1X6Kucdlx1mVWge6VdIe3iW

Fuente: FactSet, a 10/9/2019. Tasa de crecimiento interanual del PIB real de China (2T 2009-2T 2019).

Las encuestas mensuales de los índices de gestores de compras (PMI, por sus siglas en inglés), que muestran el porcentaje de empresas que informan de avances en su actividad, ofrecen una visión más amplia de la economía china. Su Oficina Nacional de Estadística elabora los PMI para los sectores manufacturero y no manufacturero ‒que incluye los servicios‒, así como un índice compuesto que los aglutina. Los registros por encima de 50 indican expansión y, como se muestra en el gráfico 2, el sector no manufacturero se ha situado por encima de esa cota en los últimos cinco años, aun cuando la industria se ha contraído en varios momentos, incluidos los últimos cuatro meses. Esto ha apuntalado el PMI compuesto, que siempre ha estado en territorio expansivo durante su breve historia, demostrando la importancia no reconocida de los servicios en el país. Por más que las manufacturas acaparen gran parte de la atención de los analistas financieros, el sector terciario generó el 54,6% del PIB chino en el primer semestre de 2019 y creció a mayor ritmo que la industria pesada. Cuando el segmento más grande de una economía interior progresa más rápidamente, parece probable que sea una señal de buena salud, en general y en promedio, a pesar de que haya algunos focos vulnerables.

Gráfico 2: Las encuestas sugieren más de lo mismo

RJGVmF2rndwJUTucLVjClEkfE1S62tGo-nzvy8YUVOwvqI9LExlUt7CaqXW43jf1lgEnpiMxfNcCCnNh2tyKVEXFESfJxAviI4hCg1-QNMkLg6j-qj4b4yfRBVzOxFZwZQsQUB-cv-2AUVk1

Fuente: FactSet y Oficina Nacional de Estadística, a 11/9/2019. PMI manufacturero y no manufacturero (septiembre 2014-agosto 2019) y PMI compuesto (enero 2017-agosto 2019).

Las amenazas en China afectan negativamente a la eurozona, cuyas exportaciones a ese país cayeron un 1,2% intertrimestral en el segundo trimestre, contribuyendo así, junto con la contracción de la demanda del Reino Unido, al descenso del 1,0% de las exportaciones totales. Esta racha fue más pronunciada a finales del trimestre (-2,2% intermensual en junio) y neutralizó el avance de los dos meses anteriores. La menor demanda de materias primas, de maquinaria y de equipos de transporte se antoja la causa.

Sin embargo, todo esto pertenece al pasado. Los mercados bursátiles miran al futuro. Por consiguiente, para los inversores, la pregunta que creemos merece la pena plantear es: ¿Es probable que la demanda del sector privado chino mantenga su debilidad en el futuro? Para responder debemos analizar cuál fue el desencadenante de estos resultados. En nuestra opinión, aunque muchos expertos se han centrado en los aranceles ‒que, en cierta medida, pueden haber impactado en la industria pesada‒, las evidencias revelan que el verdadero problema comenzó antes de que entraran en vigor la mayoría de ellos, cuando los reguladores chinos empezaron a ponderar la adopción de medidas contundentes contra los préstamos no bancarios para trasladar la gran mayoría de la financiación empresarial a los bancos tradicionales. El propósito anunciado por los políticos era poner coto a los derrochadores gobiernos municipales y frenar el gran aumento de la deuda, pero las pequeñas empresas privadas también terminaron siendo perjudicadas por esta política.

Históricamente los bancos públicos chinos daban prioridad a las grandes empresas estatales, obligando con ello a las pymes a buscar financiación por medios menos tradicionales. La restricción de estos bancos en la sombra privó de recursos a millones de pequeñas empresas privadas, castigando la demanda del sector privado. En los últimos meses los reguladores chinos han sacado adelante varias iniciativas para abordar el problema, incluidas rondas sucesivas de estímulos fiscales y monetarios, así como incentivos para alentar a los bancos tradicionales a conceder préstamos a las pequeñas empresas. Se percibe alguna evidencia de que esto está empezando a dar frutos: las empresas chinas parecen disponer de un amplio acceso al crédito para impulsar un mayor crecimiento. La expansión de la oferta monetaria ‒favorable a la economía al proporcionar liquidez a los negocios‒ continúa estable en una tasa superior al 8% interanual durante todos los meses del año, siendo el dato más reciente el de julio (+8,1%). La proliferación de préstamos, uno de los principales impulsores de la oferta monetaria, apenas se ha ralentizado. La financiación total de la economía real, un dato que incluye los créditos bancarios y no bancarios, alcanzó el +10,6% interanual en julio, una ligerísima desaceleración con respecto al +10,8% de junio.

A nuestro juicio, para los inversores de la eurozona esto seguramente desemboque en una realidad que superará las expectativas. La economía de China se ha ralentizado desde la última recesión de la zona euro, pero aquí no ha provocado ninguna crisis. Asimismo, los nuevos esfuerzos de China para impulsar el crecimiento refuerzan nuestro argumento y hacen más difícil asegurar que una economía china más floja provocará una desaceleración en la eurozona.

Fisher Investments España es el nombre comercial utilizado por la sucursal en España de Fisher Investments Ireland Limited,   (“Fisher Investments España”). Fisher Investments España está inscrita con domicilio social en calle Junta de Castilla y León, 8, 28660 Boadilla del Monte (Madrid), con NIF W0074497I, inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, en el tomo 39501, folio 110, inscripción 1, hoja M-701327, y en el Registro de la Comisión Nacional del Mercado de Valores de Empresas de Servicios de Inversión del Espacio Económico Europeo con Sucursal en España, con el número 126. Fisher Investments Ireland Limited es una empresa privada de responsabilidad limitada registrada en Irlanda que también opera bajo la denominación Fisher Investments Europe (“Fisher Investments Europe”). Fisher Investments Ireland Limited y sus nombres comerciales están inscritos en el Registro Mercantil de Irlanda, Fisher Investments Europe y Fisher Investments España, con los números 623847, 629723, y 629724. Fisher Investments Europe es una empresa regulada por el Banco Central de Irlanda.  La dirección registrada de Fisher Investments Europe es: 2nd Floor, 3 George’s Dock, International Financial Services Centre, Dublin 1, D01 X5X0 Ireland.
Fisher Investments Europe externaliza parcialmente aspectos de las funciones cotidianas de asesoramiento de inversión, compraventa de valores y gestión de carteras en sus empresas asociadas. En concreto, la elaboración de informes de idoneidad de inversión se lleva a cabo, en parte, a través de Fisher Investments Europe Limited, que opera bajo el nombre de Fisher Investments UK (“Fisher Investments UK”), y la toma de decisiones diaria sobre la estrategia de cartera a través de Fisher Asset Management, LLC, que opera bajo el nombre de (“Fisher Investments”). Tanto Fisher Investments Europe como Fisher Investments UK, Fisher Investments u otras filiales podrían llevar a cabo funciones de compraventa de valores.
Invertir en los mercados financieros implica un riesgo de pérdida, y no hay garantías de que todo o parte del capital invertido sea reembolsado. La rentabilidad pasada no garantiza ni indica los resultados futuros de manera fiable. El valor de las inversiones y los ingresos procedentes de ellas están sometidos a la fluctuación de los mercados financieros mundiales y de los tipos de cambio internacionales.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Etiquetas destacadas