Por qué los datos de paro no deberían influir en sus perspectivas sobre el mercado

29 de octubre, 2018 1
Fisher Investments España es la denominación comercial de Fisher Investments Europe Limited, sucursal en España que opera bajo el nombre de... [+ info]
Fisher Investments España es la denominación comercial... [+ info]
24º en inB
24º en inB

¿Fijarse en los datos de empleo para hacer predicciones sobre la economía o los mercados? Mire hacia otra parte: en nuestra opinión, los datos de empleo le dicen más sobre el pasado que sobre el futuro.

La tasa de desempleo de la eurozona se mantuvo en su nivel más bajo de los últimos 10 años después de registrar un 8,3% en el mes de junio, igualando así el dato de mayo. Sin embargo, las cifras de los 19 miembros de la unión monetaria son muy dispares entre sí. Mientras que la tasa de desempleo en Alemania y Holanda se mantuvo baja, un 3,4% y un 3,9% respectivamente, en España se situó en el 15,2%; Italia ha pasado del 10,7% al 10,9% y el dato global para toda la eurozona fue un incremento de 14.000 personas desempleadas. Quizá por este hecho la mayor parte de los medios de comunicación no destacara que la tasa de paro se situó en el nivel más bajo de los últimos 10 años. En cambio, muchos observadores advirtieron que un crecimiento económico más lento podría estar obstaculizando la contratación, lo que podría conducir a un menor aumento en el gasto de los consumidores e incluso a un mayor debilitamiento del propio crecimiento económico. Pese a lo dicho por la prensa, en nuestra opinión, predecir hacia dónde van las economías y los mercados utilizando los datos de desempleo es un error, más bien funciona a la inversa. Nuestros análisis sugieren que los datos de empleo llegan tarde, o sea, dicen más sobre el pasado que sobre el futuro.

89611d4decd0a1dedaf7852137c817ee8c4cff8f.jpg

Antes de continuar hablemos de qué es la tasa de desempleo y qué no es. La tasa de desempleo no es el porcentaje de la población que no trabaja, sino el porcentaje de desempleados en relación a la población activa. Los requisitos para que una persona forme parte de la población activa según Eurostat–responsable de los datos oficiales de la eurozona– son que debe tener entre 15 y 74 años de edad, estar empleado o bien desempleado pero en búsqueda activa de empleo durante las últimas cuatro semanas. Por lo tanto, si una persona desempleada se desanima y deja de buscar durante un par de meses, no se contabiliza como tal. En sentido inverso, cuando el crecimiento económico da esperanza a los desanimados y estos empiezan a movilizarse para encontrar un trabajo, Eurostat los incorpora de nuevo a la población activa, lo que puede aumentar la tasa de desempleo y el número de parados si estos no consiguen un contrato inmediatamente. Este procedimiento no es exclusivo de la eurozona: los países más desarrollados, incluyendo Estados Unidos, el Reino Unido y Japón, calculan las tasas de la misma manera. Eurostat publica las estadísticas sobre población activa y el número de personas empleadas trimestralmente, no mensualmente, y la cifra más reciente disponible corresponde al primer trimestre de 2018. En consecuencia, es demasiado pronto para saber por qué subió la cifra de desempleados en junio o si el número de empleados también aumentó. Pero si los datos mostraran en última instancia que la población activa se incrementó, mientras que la población inactiva –personas en edad de trabajar que no forman parte de la población activa– cayó, podría ser señal de que los mercados laborales de la eurozona atraen a personas que antes lo habían abandonado, lo que consideraríamos una evolución positiva del dato.

Pero más allá de cómo se calculen, los datos de empleo históricamente han ido por detrás de la expansión económica. Para ilustrar el porqué, considérelo desde el punto de vista de un hipotético empresario. Si llega la recesión, puede que tenga que despedir empleados. Contratar normalmente tiene un coste alto, así que probablemente quiera ser prudente al respecto. Si puede satisfacer la demanda con el personal del que dispone, probablemente lo hará. Es por ello que las recuperaciones económicas–definidas como los periodos posteriores a una recesión–en la breve historia de la eurozona se han caracterizado inicialmente por no crear empleo. Luego, a medida que la economía sigue creciendo, las ventas suelen mejorar. En algún momento, la escasez de personal se convierte en un obstáculo para que la empresa crezca, lo que empuja al empresario a incorporar más empleados para satisfacer la demanda de sus clientes. La contratación aumenta, pero no quiere excederse para después evitar realizar más despidos. Así pues, los que toman estas decisiones generalmente deben adquirir más confianza en sus perspectivas económicas para aprobar los planes de contratación. Cuando adoptan una actitud más positiva, el crecimiento del empleo por lo general se acelera. En algún momento, el ciclo girará y habrá que afrontar la recesión. La tensión llegará a las empresas, que deben reducir costes. Después de restringir el exceso de capacidad en otras áreas del negocio, es posible que tengan que recurrir a los despidos. En este relato puede comprobar que los empleos, en realidad, van detrás de la economía, no por delante.

Los datos históricos también lo demuestran. En las principales economías desarrolladas, como Estados Unidos, el Reino Unido, Alemania y otros países, las tasas de desempleo a menudo aumentan durante una recesión y alcanzan su máximo poco después. Las bajas tasas de desempleo suelen preceder a las recesiones tras años de contrataciones gracias al crecimiento económico. La tendencia del desempleo en ir a la zaga también se evidenció en las dos recesiones que ha conocido la eurozona desde que se consumó la unión monetaria. En ambos casos, el desempleo aumentó tras el inicio de las recesiones y se mantuvo elevado después de su finalización. De manera similar, a medida que el crecimiento posterior a las recesiones continuaba, las tasas de desempleo caían de manera constante.

Gráfico 1: Desempleo en la eurozona desde el año 2000

3_4ZtIqH-zH2Z5DOoCgFJWbnBC3lQ19GfMLG96xpcKVnQVkE-XLcp_At1TMZrjIbvPa7qDRdWgdGH0fAQX1L8QbyIRAumO7fteHnXDaEEDJParr1q7IVFGk6OBRiOV-AQihNy8D7N9MGHKDW

Fuente: Eurostat, a fecha 18/07/2018. Tasa de desempleo en la eurozona, enero 2000-junio 2018. Las recesiones están sombreadas en base a la periodización del Centre for Economic Policy Research.

Lo mismo ocurre en EE.UU. Los cambios en el desempleo van con retraso respecto a la evolución de la economía.

Gráfico 2: Desempleo en EE.UU. desde el año 2000

btCvj_1SVfccuW6EPcWnmMOfLIIQxBWMG-7y51BqBr3HztsATMMSGWkiD3QeHyM4oWOVxR0cvjfFGuwZKUGw58wGDz-nnbkSm8WyFWiGvRbvpy3pVcM1d2TeQpVQs3IbLSuCALr94qnNgZaD

Fuente: Banco de la Reserva Federal de San Luis, a 18/7/2018. Tasa de desempleo en EE.UU., enero 2000-junio 2018. Las recesiones están sombreadas en base a la periodización del National Bureau of Economic Research.

Por lo tanto, creemos que es precipitado afirmar que un aumento del desempleo signifique que la economía de la eurozona esté perdiendo vigor y que, en consecuencia, pasará por dificultades en lo que queda de 2018. El elevado desempleo, frente al de EE.UU. o el Reino Unido, tampoco sugiere debilidad necesariamente en la eurozona, sino, más bien, lo vemos como una consecuencia lógica de la recesión del periodo 2011-2013, mientras que las economías estadounidense y británica continuaron creciendo. España, que está registrando en los últimos años algunas de las mejores tasas de crecimiento del producto interior bruto –PIB, una medida de la actividad económica elaborada por el Gobierno– de la eurozona, a pesar de una tasa de desempleo superior al 15%, es, en nuestra opinión, una prueba más de este fenómeno. Creemos que la lección más importante para los inversores a la hora de hacer un diagnóstico sobre la salud de una economía es, según lo explicado, ver más allá de las tasas de desempleo y valorar, en cambio, los datos de producción real –producción industrial, ventas minoristas, importaciones y exportaciones, entre otros–, las encuestas de actividad empresarial conocidas como índices de gestores de compras y cuestiones financieras como las cifras de préstamos bancarios o la oferta de dinero.

Fisher Investments Europe Limited, Sucursal en España, que opera con el nombre de Fisher Investments España, está registrada en el Registro Mercantil de Madrid (Volumen 32.633, Libro 215, Sección 8, Página M-587415, 1ª Entrada) y en los registros oficiales de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (Nº 80). Fisher Investments Europe Limited está autorizada y regulada por la Financial Conduct Authority (FCA) (Autoridad de Conducta Financiera) del Reino Unido (nº de la FCA 191609), y está inscrita en Inglaterra (con el nº de sociedad 3850593). Fisher Investments Europe Limited tiene su domicilio social en: 2nd Floor, 6-10 Whitfield Street, Londres, W1T 2RE, Reino Unido.
Fisher Investments Europe Limited externaliza servicios de gestión de carteras a Fisher Asset Management, LLC, su empresa matriz, que opera con el nombre Fisher Investments y tiene su sede en Estados Unidos. Está registrada ante la Comisión de Valores y Bolsa de EE.UU. (SEC) y actúa en calidad de subcontratista con arreglo a un acuerdo de externalización. Invertir en los mercados de valores implica un riesgo de pérdida, y no hay garantías de que todo o cualquier capital invertido sea reembolsado. Los rendimientos pasados no garantizan ni indican de manera fiable rendimientos futuros. El valor de las inversiones y los ingresos procedentes de las mismas están sometidos a la fluctuación de los mercados bursátiles mundiales y de los tipos de cambio internacionales.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 1 comentario
Es el mismo caso que suponer que el aumento de los sueldos generará inflación. Cuando realmente es el aumento de los precios lo que lleva a los trabajadores a pedir un aumento de sueldo (para poder afrontar el aumento de los precios) en el momento que pueden hacerlo ( alta demanda de trabajadores, buena situación financiera de las empresas, crecimiento económico,..).
Por tanto la inflación no se genera por el aumento de los sueldos. Aunque es un fenómeno complejo en el que seguramente el dinero disponible juega un papel importante.
30/10/2018 08:34
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Etiquetas destacadas

Publicidad