Por qué Fisher Investments España cree que los mercados emergentes requieren un enfoque de inversión matizado

4 de mayo 0
Fisher Investments España cree que un buen asesoramiento financiero puede ayudar a los inversores a sentirse más seguros, cómodos y preparados... [+ info]
Fisher Investments España cree que un buen... [+ info]
14º en inB
14º en inB

En opinión de Fisher Investments España, los mercados emergentes (ME) —por lo general países con menores rentas y menos avanzados económicamente que los de Europa Occidental, Norteamérica, Japón y Australia— pueden ofrecer a los inversores valiosas oportunidades de diversificación mundial. Sin embargo, muchos de los analistas que seguimos presentan a los mercados emergentes como mercados de riesgo con economías vibrantes y de rápido crecimiento, los ganadores seguros de las inversiones del futuro, si se es capaz soportar la volatilidad. Suponemos que el nombre juega a su favor. Al fin y al cabo, se trata de mercados emergentes, no de mercados sumergidos. No obstante, el análisis de Fisher Investments España sugiere que no todos los mercados emergentes tienen niveles comparables de rentabilidad y riesgo. Creemos que es importante que los inversores comprendan las diferencias que existen entre los diferentes mercados emergentes a la hora de abordar la inversión en ellos.

d9becc31fff8670c643574a0455df53d4200ba53.jpg

No existe una regla universal sobre lo que constituye un mercado emergente, pero aquí nos centramos en los criterios del proveedor de índices MSCI debido a su relevancia entre la comunidad inversora. MSCI utiliza varios criterios - “desarrollo económico”, “tamaño y liquidez” y “accesibilidad del mercado”- para clasificar los países como desarrollados (MD), emergentes (ME), frontera (MF) o autónomos. El criterio de desarrollo económico se basa en la renta nacional bruta (RNB) per cápita de un país, una medida que denota el valor en dólares de los ingresos anuales de un país dividido por su población. Según el MSCI, los mercados emergentes no tienen un requisito de desarrollo económico, lo que contrasta con los mercados desarrollados, que deben registrar una RNB per cápita un 25 % superior al “umbral de renta alta” del Banco Mundial (actualmente 12.536 dólares) durante tres años consecutivos.

En cambio, MSCI se centra en el desarrollo financiero y del mercado de los países. Exige que los mercados emergentes tengan al menos tres componentes que cumplan determinados umbrales en materia de capitalización bursátil (una medida del tamaño de la empresa que se calcula multiplicando las acciones en circulación y el precio actual de esas acciones), tamaño de los valores y liquidez (la facilidad con la que un valor puede convertirse en efectivo). Por último, MSCI evalúa la accesibilidad del mercado de un país, incluida su apertura a la inversión extranjera, la facilidad de los flujos de capital y la estabilidad de las instituciones nacionales. Por ejemplo, el Reino Unido, un MD, es una democracia parlamentaria con una excelente reputación en cuanto a la protección de los derechos de propiedad, lo que contrasta con el ME de Turquía, donde las instituciones son más vulnerables a la interferencia política, según el estudio de Fisher Investments España.

Aunque los mercados emergentes comparten algunas características, también pueden variar mucho entre sí. Por ejemplo, aunque Corea del Sur cumple los requisitos de un MD en lo relativo a desarrollo económico y a tamaño y liquidez, MSCI considera al país como ME por motivos de accesibilidad al mercado. Las bolsas coreanas prohíben la venta en corto (venta de valores prestados con el objetivo de beneficiarse de la bajada de su precio), y el país no tiene un mercado de divisas offshore (la moneda no puede negociarse internacionalmente). Otro ME, Taiwán, es el principal productor mundial de semiconductores y también cumple los requisitos de desarrollo económico y tamaño y liquidez de MSCI para un MD. Pero MSCI designa a Taiwán como un ME debido a que su moneda no es convertible libremente (no puede cambiarse con facilidad por una moneda extranjera) y a que sus bolsas no están totalmente modernizadas (lo que incluye una “cantidad considerable de burocracia”).

En el otro extremo del espectro, tenemos a Perú. Es una potencia minera del cobre y, en nuestra opinión, se benefició de varias reformas de libre mercado en la década de 1980. Sin embargo, su impacto económico global sigue siendo mínimo (solo representa el 0,18 % del PIB mundial) y su accesibilidad al mercado es aun menor que la de Corea y Taiwán. El MSCI Perú contiene solo tres valores, con una capitalización de mercado combinada de 16.500 millones de dólares. Perú incluso bordeó la reclasificación como MF en 2016 debido a la baja liquidez de sus componentes y a que uno de ellos estuvo a punto de ser reclasificado como no peruano.

En nuestra opinión, la clasificación como ME no significa que un país esté en un ascenso económico imparable, aunque parezca prometedor. Sí, Israel es un caso de éxito en este sentido. En mayo de 2010, el MSCI lo reclasificó de ME a MD. Su economía cuenta con una RNB per cápita de 42.600 dólares —más del triple del umbral de renta alta del Banco Mundial— y un sector tecnológico en auge. Sin embargo, Grecia ha tomado la dirección contraria. Aunque MSCI reclasificó al país de ME a MD en mayo de 2001, posteriormente la reclasificó como ME en noviembre de 2013, durante su crisis de deuda, después de que el país no cumpliera los criterios de tamaño y los requisitos de endeudamiento y préstamo de valores. 

Incluso si un ME parece que va a apreciarse, nada es seguro. Pensemos en Rusia, ahora ya un ex mercado emergente. Hace veinte años, los analistas a los que seguimos daban la bienvenida a Rusia como una de las economías de más rápido crecimiento junto con Brasil, India y China (denominados conjuntamente “BRIC”), y algunos predijeron que Rusia sería una economía mundial relevante en 2050, rivalizando incluso con Estados Unidos. La realidad no ha sido así. Su economía siguió dependiendo de las exportaciones de materias primas, su gobierno siguió siendo autoritario y militarmente aventurero, y MSCI reclasificó el país como “autónomo” tras la invasión de Ucrania por parte del presidente ruso Vladimir Putin. En nuestra opinión, esto sirve de advertencia a los inversores: las proyecciones a un futuro lejano son solo eso, y los mercados emergentes pueden no estar a la altura de esas predicciones.

Sí, la inversión siempre conlleva un equilibrio entre riesgo y recompensa. Pero creemos que a los inversores les conviene reconocer que las posibles ventajas de los mercados emergentes también pueden conllevar inconvenientes.

No se pierda las últimas noticias y perspectivas de los mercados de Fisher Investments España:

Fisher Investments España es el nombre comercial utilizado por la sucursal en España de Fisher Investments Ireland Limited,   (“Fisher Investments España”). Fisher Investments España está inscrita con domicilio social en calle Junta de Castilla y León, 8, 28660 Boadilla del Monte (Madrid), con NIF W0074497I, inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, en el tomo 39501, folio 110, inscripción 1, hoja M-701327, y en el Registro de la Comisión Nacional del Mercado de Valores de Empresas de Servicios de Inversión del Espacio Económico Europeo con Sucursal en España, con el número 126.

El presente documento recoge la opinión general de Fisher Investments España y Fisher Investments Europe, y no debe ser considerado como un servicio de asesoramiento personalizado en materia de inversiones o fiscal, ni un reflejo de la rentabilidad de sus clientes. No existe garantía alguna de que Fisher Investments España o Fisher Investments Europe sigan sosteniendo estas opiniones, que pueden cambiar en cualquier momento a partir de nuevos datos, análisis o consideraciones. La información aquí contenida no pretende ser una recomendación o pronóstico de las condiciones del mercado. En su lugar, tiene por objeto esclarecer los aspectos tratados. Los mercados actuales y futuros pueden diferir ampliamente de los que se describen en este documento. Asimismo, no se garantiza la exactitud de ninguna de las hipótesis empleadas en los ejemplos contenidos en este documento. Invertir en los mercados financieros implica un riesgo de pérdida, y no hay garantías de que todo o parte del capital invertido sea reembolsado. La rentabilidad pasada no garantiza ni indica los resultados futuros de manera fiable. El valor de las inversiones y los ingresos procedentes de ellas están sometidos a la fluctuación de los mercados financieros mundiales y de los tipos de cambio internacionales.

“MSCI Market Classification Framework”, MSCI, junio de 2021.
Fuente: Banco Mundial, a 16/3/2022, e ibid.
Fuente: Banco Mundial, a 16/3/2022. Índice de Corea (USD) y RNB per cápita de Corea del Sur, 1962-2022. Presentado en dólares estadounidenses. Las fluctuaciones monetarias entre el dólar y el euro pueden dar lugar a una mayor o menor rentabilidad de la inversión, y "MSCI Global Market Accessibility Review", MSCI, junio de 2021. 
“2 Charts Show How Much the World Depends on Taiwan for Semiconductors”, Yen Nee Lee, CNBC, 15/3/2021, y ver nota i. 
“MSCI Global Market Accessibility Review” MSCI, junio de 2021. 
Fuente: Banco Mundial, a 16/3/2022. Afirmación basada en el PIB de Perú a finales de 2020, en dólares estadounidenses. Las fluctuaciones monetarias entre el dólar y el euro pueden dar lugar a una mayor o menor rentabilidad de las inversiones.
Fuente: FactSet, a 16/3/2022. Afirmación basada en los componentes del índice MSCI Perú. Presentado en dólares estadounidenses. Las fluctuaciones monetarias entre el dólar y el euro pueden dar lugar a una mayor o menor rentabilidad de la inversión. 
“MSCI Keeps Peru as ‘Emerging Market’”, Colin Post, Peru Reports, 17/6/2016. 
“Update 1 – MSCI Ups Israel to Developed Mkt; Mulls Korea, Taiwan”, Walter Brandimarte, Reuters, 15/6/2009. 
Fuente: Banco Mundial, a 16/3/2022, y “Tech Sector Leads Israeli Exports, Projected to Reach High of $140b in 2021”, Ricky Ben-David, The Times of Israel, 27/12/2021. 
“MSCI Downgrades Greece Index to Emerging Market Status”, Nyree Stewart, FT Adviser, 12/6/2013. 
“Whatever Happened to the Brics Economies?”, Andrews Walker, BBC, 27/11/2014.
Fuente: Banco Mundial, a 16/3/2022. PIB de Rusia (dólares corrientes), 1990-2020 [Rusia representaba el 2,3 % del PIB mundial en 1990, frente al 1,8 % en 2020. Presentado en dólares estadounidenses. Las fluctuaciones monetarias entre el dólar y el euro pueden dar lugar a una mayor o menor rentabilidad de la inversión], y “MSCI Removes Russian Securities From Emerging Markets Indexes After Deeming Them 'Uninvestable'“, Nasdaq, 3/3/2022.


Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Etiquetas destacadas