Por qué España sí está saliendo de la crisis - Según JR Rallo

3 de marzo, 2018 4
Treinta años Economista Titulado del Banco de España. Economía internacional. Autor del blog "Decadencia de Occidente", blog sobre los estragos... [+ info]
Treinta años Economista Titulado del Banco de España.... [+ info]
8º en inB
8º en inB

Según Rallo, España está saliendo de la crisis porque se están cumpliendo sus vaticinios. Nos había advertido de que sólo un cambio de rumbo radical permitiría eso, cambio que se concretaba en una especie de liquidacionismo de los sectores malignos - construcción -, un desapalancamiento del sector privado, y un ajuste del mercado laboral. Según él, eso y sólo eso ha sido la causa de la recuperación de la economía. Lo que no dice Rallo, es cuál ha sido el mecanismo que ha permitido que parte de esas cosas pudieran suceder. Porque, efectivamente, el sector privado se la desapalancado, pero no ha sido por un esfuerzo de voluntad. Por mucho que diga Rallo, ha habido una política keynesianaque ha facilitado esas cosas, sobre todo una política del BCE con una expansión monetaria tremenda, que se ha conjugado con une política fiscal expansiva que ha absorbido las deudas privadas. 
Primero, España iba muy mal hasta que en 2012 llegó Draghi al BCE. Recuérdese la tasa de paro en España cuando llegó el PP al gobierno. Antes, Trichet casi había liquidado al euro con su política antiinflacionista, subiendo los tipos dos veces y contrayendo el crédito. Esto desencadenó la crisis de los bonos - la subida de las primas de riesgo - Hasta que casi obligan a suspender el euro o se rompe por la situación insostenible, que veíamos ayer en este gráfico. 

%255BUNSET%255D

Aparte de las barras marrones, que señalan las fechas de las innumerables cumbres europeas para atajar el problema, se muestra la malignidad de Trichet- apoyado por los alemanes - y la inanidad de Europa ante el problema. Sólo una política monetaria hiper expansiva, comenzada en la segunda barra negra del gráfico, dio la confianza a los mercados que el BCE actuaría cómo prestamista de última instancia - Como recomendaba Bagehot - y no dejaría quebrar a ningún país miembro. 
Claro que Rallo, increiblemente, aplaudió sin vergoña la política de Trichet en vergonzosos artículos (“Ya era hora” se titulaba el primero), que ahora se calla. 

En este sentido, hace bien Trichet en comenzar a subir los tipos de interés. Al margen de esa inflación de las materias primas que está generando Bernanke y que bien debiera convertirse en la tumba del monetarismo, hay una razón de mucho peso para subirlos: los tipos bajos no sólo promueven el endeudamiento de los agentes solventes, sino que también frenan el desapalancamiento de los insolventes. Ahora somos una sociedad mayoritariamente insolvente, por lo que necesitamos de tipos de interés altos para incentivar la amortización anticipada de una deuda con la que se han financiado inversiones que nunca volverán a ser rentables (si digo “suelo”, los promotores inmobiliarios –y las cajas– me entenderán).

Jajaja. Calla  Rallo, calla, que nadie se va a molestar en comprobar tus vergüenzas. Pero con tal de no reconocer la aportación imprescindible de Draghi, con tal de no reconocer que la política monetaria es necesaria, eres capaz de las más grandes falsedades. 
Bien, pero hay más. Efectivamente, la bajada de tipos imprimida por Draghi, la devolución de la confianza a los mercados en que había un Banco Central que ejercía de prestamista de última instancia “What ever it takes” (Graghi dixit), se vio acompañada de una expansión de la deuda pública que ayudó a absorber la deuda privada. 
En 2012, la deuda pública era del 104% del PIB, en 2017, 130%. (Ver cuadro 2.3a de las cuentas financieras del BdE.)
En 2012, la deuda privada era del 200% del PIB, en 2017, 166%. Se corresponden casi exactamente la disminución de la privada con el aumento de la pública. Si no fuera así, ahora estaríamos raspando como Grecia. 
Es decir, todo lo contrario de lo que preconizaba Rallo. Las deudas de una nación son la suma algebraica de las deudas de los distintos sectores, incluido el exterior. El inmenso crecimiento de la deuda pública española, hasta el 130% del PIB, permitió la absorción de la deuda privada y la exterior vía expansión de la demanda interna, que aumentó el beneficio de las empresas  y del empleo, lo que se tradujo en mayores facilidades para el consumo y la inversión. Cosas de la Macroeconomía que Rallo nunca reconocerá, pero no por otra cosa que sus creencias, su Fe en el libertarianismo, se lo impiden. Sin embargo, la aritmética no miente: no puede. 
En suma, una innegable política keynesiana que ahora necesita “sólo” saber cómo se reduce la deuda pública que se ha cosechado. Necesita un tipo de interés menor que la tasa de crecimiento nominal, para que Deuda/PIB baje. Fracasará o no, pero de momento le debemos lo que tenemos. 
La mentira siempre vence en España. Rallo se engaña a sí mismo, porque sólo habla de lo que le conviene. Sin la gran caída del coste financiero, y la convicción de los mercados que Draghi no iba a dejar quebrar a ningún país, más la transformación de deuda privada en pública, nunca España estaría ahora creciendo al 3%. Lo malo es que España necesita un periodo de bajos tipos de interés - más bajos que la tasa nominal de crecimiento - para ir reduciendo la deuda pública, pero  eso no depende de ella. El BCE ha dicho que se acabó el guateque, que poco a poco hay que subir los tipos, y eso pondrá en peligro las cifras de deuda/PIB. Pero eso Rallo no es capaz de comprender - o reconocerlo. 
Todo esto lo digo no sólo por desenmascarar una mentira que viene renovándose sin cesar por un autor mitómano, sino por demostrar una vez más que en el euro no dependemos de nosotros mismos. España ha sido siempre un pequeño país al socaire de las tormentas, dependiente de los demás, pero mucho más ahora que está integrada en el BCE. También lo hago para que la gente vaya comprendiendo lo que es la Macroeconomía, que existe. 
Que nadie se haga ilusiones. Draghi se irá el año que viene, y vendrá Weidmann, que dará un vuelco a la filosofía del BCE. Y lo pasaremos muy mal. 

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 4 comentarios
antiguo usuario
Cuidao D. Miguel que esto es coto de Juan de Mariana,
Jajaja
04/03/2018 11:05
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad