Por qué es importante para los inversores mirar más allá de las fluctuaciones a corto plazo

22 de octubre 0
Fisher Investments España cree que un buen asesoramiento financiero puede ayudar a los inversores a sentirse más seguros, cómodos y preparados... [+ info]
Fisher Investments España cree que un buen... [+ info]
13º en inB
13º en inB

Muchos inversores, al evaluar los riesgos de la inversión, se centran en la volatilidad del mercado (es decir, las fluctuaciones de las cotizaciones), especialmente a la negativa. Es importante preocuparse por ella: si ha establecido un horizonte de inversión corto (el tiempo que tarda su dinero en rendir), una alta probabilidad de volatilidad podría frustrar sus objetivos financieros. Incluso si se invierte a largo plazo, es importante mantener la mente fría ante la volatilidad, dado que las fuertes oscilaciones pueden llevar a los inversores menos disciplinados a actuar en el momento equivocado. Sin embargo, según Fisher Investments España, pensar que el concepto de riesgo solo se refiere a la volatilidad es un enfoque demasiado limitado que podría incrementar las probabilidades de sufrir otros riesgos de inversión.

8a19c8d17a2c40221a6103a0110b627fb4310f6c.jpg

El riesgo puede adoptar muchas formas y todas ellas merecen su atención. En nuestra opinión, las fluctuaciones del mercado a corto plazo pueden relativizarse mejor si ampliamos la definición de riesgo para incluir el de que los inversores no puedan cumplir sus obligaciones financieras o alcanzar sus objetivos financieros. Para muchos de ellos, este riesgo significa que no podrán llegar a fin de mes durante su jubilación o que su patrimonio se agote antes de tiempo. Este es quizás el mayor riesgo de todos.

Incluso podemos ir más allá y evaluar el riesgo de invertir en valores con un bajo rendimiento. Por ejemplo, si invierte todo su patrimonio en bonos gubernamentales de bajo rendimiento, puede que su cartera no crezca lo suficiente como para cubrir sus gastos futuros. Esto podría aumentar la probabilidad de que sus retiradas de efectivo mermen sus ahorros prematuramente, lo que podría dejarle en apuros. Invertir en lo que muchos analistas denominan activos seguros por su volatilidad relativamente baja puede, en realidad, aumentar el riesgo de quedarse sin dinero en el largo plazo, lo que podría ser más perjudicial que la volatilidad.

En nuestra opinión, conceptualizar el riesgo de esta manera ayuda a centrarse mejor en lo que quiere conseguir con sus inversiones. Saber a dónde quiere llegar con sus inversiones puede ayudarle a afrontar la volatilidad. Por ejemplo, es posible que tenga necesidades de efectivo y necesite sacar fondos de su cartera para cubrir sus gastos. Si puede estimar el calendario aproximado de estos gastos (a corto o largo plazo), podrá hacerse una idea aproximada de cuánto tiempo tendrán que durar sus activos para satisfacer sus necesidades. A partir de ahí, puede decidir en qué invertir y qué rentabilidad y riesgo merece la pena asumir. Su tolerancia al riesgo (es decir, su nivel de comodidad con los altibajos que puede sufrir su cartera debido a la volatilidad) también puede influir en sus decisiones de inversión.

Si tiene en cuenta sus objetivos finales y su tolerancia al riesgo, creemos que puede relativizar la volatilidad (es decir, considerarla como parte del precio que pagar para alcanzar sus objetivos de inversión). A corto plazo, los precios pueden fluctuar de forma imprevisible, pero estas oscilaciones suelen ser menores en el caso de los valores de renta fija y mayores en el caso de la renta variable. No obstante, quisiéramos recalcar lo siguiente: la mayor volatilidad histórica de la renta variable a corto plazo suele ir acompañada de una mayor rentabilidad a largo plazo. La tasa de crecimiento anual compuesta de la renta variable (la tasa anual necesaria para alcanzar su valor final desde el inicio) es del 8,2 %, mientras que la de los valores de renta fija es del 4,8 %.

Por lo tanto, si necesita crecimiento a largo plazo, cabe esperar cierta volatilidad y no tratar de evitarla o eliminarla por completo. Si se dispone de un horizonte temporal suficientemente largo y de la disciplina necesaria, los mayores rendimientos a largo plazo de la renta variable (incluso cuando esta atraviesa episodios de elevada volatilidad) pueden reducir el riesgo de quedarse corto con sus objetivos de inversión en el largo plazo. 

Ahora bien, según nuestra experiencia, no todas las caídas del mercado son iguales. De acuerdo con nuestros análisis, la volatilidad negativa es un factor habitual en los mercados alcistas (períodos caracterizados por la revalorización general de la renta variable) y puede durar días, semanas o incluso meses. Sin embargo, esta volatilidad a corto plazo no significa que estemos en un mercado bajista (un descenso impulsado por los fundamentales superior al 20 %). En nuestra opinión, los mercados bajistas tienden a ser prolongados, a pesar de lo ocurrido el año pasado. A diferencia de las fluctuaciones a corto plazo, creemos que es posible (aunque muy difícil) reconocer un mercado bajista antes de que se produzca lo peor de la caída. Esto distingue un mercado bajista de la volatilidad negativa ordinaria, que, en nuestra opinión, los inversores no pueden ver claramente y evitar con mucha antelación. Si necesita un crecimiento típico del patrimonio a lo largo del tiempo, creemos que lo más sensato es sobrellevar las fluctuaciones ocurridas a corto plazo.

Soportar la volatilidad probablemente no es agradable ni fácil, pero creemos que es fundamental para la consecución de sus objetivos de inversión a largo plazo. Si el rendimiento de la renta variable a largo plazo le proporciona el crecimiento que necesita para realizar las retiradas de efectivo que desea en el futuro, creemos que es mejor soportar cierta volatilidad a corto plazo en vez de evitarla y no alcanzar sus objetivos. Si sabe distinguir la volatilidad del concepto más amplio del riesgo de inversión, estará bien equipado para abstenerse de tomar decisiones precipitadas que puedan socavar su inversión sin quererlo.

Los episodios de volatilidad son los gajes del oficio en el mundo bursátil, dado que, en nuestra opinión, constituyen un factor inherente a la inversión. Por consiguiente, no debemos evitarla, sino entenderla. Si lo gestiona correctamente, creemos que este enfoque le ayudará reducir el riesgo general de su inversión.

No se pierda las últimas noticias y perspectivas de los mercados de Fisher Investments España:

Fisher Investments España es el nombre comercial utilizado por la sucursal en España de Fisher Investments Ireland Limited,   (“Fisher Investments España”). Fisher Investments España está inscrita con domicilio social en calle Junta de Castilla y León, 8, 28660 Boadilla del Monte (Madrid), con NIF W0074497I, inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, en el tomo 39501, folio 110, inscripción 1, hoja M-701327, y en el Registro de la Comisión Nacional del Mercado de Valores de Empresas de Servicios de Inversión del Espacio Económico Europeo con Sucursal en España, con el número 126.

El presente documento recoge la opinión general de Fisher Investments España y Fisher Investments Europe, y no debe ser considerado como un servicio de asesoramiento personalizado en materia de inversiones o fiscal, ni un reflejo de la rentabilidad de sus clientes. No existe garantía alguna de que Fisher Investments España o Fisher Investments Europe sigan sosteniendo estas opiniones, que pueden cambiar en cualquier momento a partir de nuevos datos, análisis o consideraciones. La información aquí contenida no pretende ser una recomendación o pronóstico de las condiciones del mercado. En su lugar, tiene por objeto esclarecer los aspectos tratados. Los mercados actuales y futuros pueden diferir ampliamente de los que se describen en este documento. Asimismo, no se garantiza la exactitud de ninguna de las hipótesis empleadas en los ejemplos contenidos en este documento. Invertir en los mercados financieros implica un riesgo de pérdida, y no hay garantías de que todo o parte del capital invertido sea reembolsado. La rentabilidad pasada no garantiza ni indica los resultados futuros de manera fiable. El valor de las inversiones y los ingresos procedentes de ellas están sometidos a la fluctuación de los mercados financieros mundiales y de los tipos de cambio internacionales.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Etiquetas destacadas