Percepción Selectiva II: La trascendencia del Factor Psicológico para el Trader (VIII)

27 de octubre, 2015 2
Tradeame es el portal de trading profesional independiente de R&B Prop Traders. Sus miembros pueden operar a través de sus acuerdos de acceso a... [+ info]
Tradeame es el portal de trading profesional... [+ info]

Continuamos, siguiendo la estela de este artículo, mostrando un ejemplo práctico. La empresa XYZ anuncia resultados del 3º trimestre, y sus beneficios siguen cayendo, a pesar de que los problemas operacionales han sido corregidos, confirmando la empresa sus objetivos de ingresos y ventas anuales. El mercado reacciona negativamente y el precio vuelve a caer hasta los 6,80 USD y tenemos a losinversores A y B que toman sus correspondientes decisiones, en base a supercepción de los hechos.

A: Se mantiene la tendencia negativa. Esta directiva de incompetentes y perdedores está abocando a la empresa al fracaso. Voy a vender mis acciones ya.

B: La caída de las cifras de negocio no es una sorpresa teniendo en cuenta los problemas habidos. No obstante, la compañía ha confirmado sus previsiones anuales de ventas e ingresos, lo cual es positivo. Su valoración ahora mismo es atractiva. Esperaré un poco a que deje de caer y me plantearé luego volver a entrar.

En el 4º trimestre los resultados confirman las expectativas, y la acción recupera los 7,50 USD.

A: he perdido la fe en esta empresa. No me planteo volver a entrar.

B: parece que la compañía vuelve a tener buena pinta. Voy a comprar 1.500 acciones ahora fijando de nuevo un stop loss del 15%.

Pasadas unas semanas la empresa XYZ anuncia su entrada en el boyante mercado chino, mejorando sus previsiones de ingresos. Sus acciones escalan hasta los 8,80 USD.

A: hoy si no estás en China no eres nadie. Eso no significa nada ni es ninguna garantía de éxito.

B: parece que la empresa se está expandiendo de manera significativa. Incluso me parecen conservadoras las expectativas de la empresa, llegados a este momento. Por ello, voy a comprar otras 1.000 acciones.

Pasan unos meses, y XYZ anuncia que sus resultados durante el primer semestre han estado muy por encima de lo previsto. El crecimiento de la empresa en el mercado chino ha sido exponencial y muchos brokers y casas de análisis recomiendan sus acciones con rating de “Comprar”. Sus títulos despuntan hasta los 11,50 USD.

A: ¿cómo es posible que se me haya escapado de esta forma? Voy a intentar buscar oportunidades similares con otras empresas que estén infravaloradas, a ver si suena la flauta.

B: ¡vamos! ¡Qué gran inversión hemos hecho! Suerte que compré más acciones cuando la compañía anunció su expansión. Voy a subir mi stop loss hasta los 10,00 USD por acción, para asegurar parte de mis beneficios.

En resumen, podemos comprobar, a la luz de los hechos, que nuestro inversor A es bastante incapaz de manejar sus problemas de percepción selectiva, enfocando lo eventos de forma muy entusiasta al principio. Tarda bastante en darse cuenta de que algo no iba bien con la compañía, llegado el momento. Después de deshacerse de su cartera, mantiene su visión negativa sobre la empresa, lo que le lleva a adoptar una actitud de rechazo sobre la misma, aunque llegado el caso sus acciones puedan volver a representar una oportunidad. Veamos ahora cómo ha quedado el P&L de cada uno de los inversores tras el proceso, que no deja de ser una consecuencia directa de los efectos nocivos de la percepción selectiva:

percepcion-selectiva-ii-behavioral-finance

Este artículo tiene 2 comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad