Oblicuidad y carambolas. Juan Ignacio Crespo, el euro y el Banco Central Suizo.

7 de enero, 2015 8
También conocido como Niko Garnier, soy actuario de formación, y he trabajado en BBVA (gestora de pensiones y gestión de activos de la... [+ info]
También conocido como Niko Garnier, soy actuario de... [+ info]
4º en inB
4º en inB

Juan Ignacio Crespo es uno de los pocos analistas españoles que sigo desde hace años. Admiro sus amplísimos conocimientos y experiencia, y también su sabiduría a la hora de razonar y de exponerlos. Recientemente me compré y empezé a leer su último libro: "Cómo acabar de una vez por todas con los mercados. Manual para saber qué harán los mercados y utilizarlo en beneficio propio", y estoy encantadísimo. Es una lectura obligada, y en este post voy a hablar del caso del euro y el BNS (Banco Central Suizo).

La idea es muy simple: cuando Europa del sur estuvo a punto de provocar una explosión del euro, lo que nos salvó fue una "casualidad", una circunstancia indirecta: la aparición de un actor dominante como el BNS que en su obsesión por mantener el franco suizo "no demasiado caro", apoyó la deuda pública de países como Francia. Es muy posible que Francia y la zona euro se salvaran en 2012 por una circunstancia ajena al BCE y a la política europea, poniendo de relieve un interesante concepto: la OBLICUIDAD:

Esa cualidad que hace que en la ciencia y en el mundo de los negocios parezca que el mayor éxito a la hora de conseguir algo, se obtenga cuando se trata de conseguir algo distinto.

En la primavera de 2012, François Hollande, candidato socialista, ganó las elecciones en Francia. La economía francesa iba mal (y sigue sin ir bien hoy día), las agencias de calificación de riesgo rebajaron su calificación crediticia, y "The Economist" publicaba esta portada en noviembre contra Francia:

5ee69ab7533ed2fc9439f684587b949825f2ecaa

Sin embargo, la prima de riesgo de Francia (y de toda Europa frente a Alemania) empezó a caer, y ha seguido cayendo durante estos años. ¿Por qué? La clave la ha tenido el BNS (Banco Central Suizo). En palabras de Juan Ignacio Crespo:

Todo tenía que ver con la defensa que estaba haciendo el BNS de su divisa, para que no subiera por encima de 1,20 francos por euro. [...] Para conseguir algo así, el BNS estaba vendiendo vendiendo francos suizos contra euros, lo que le llevó a acumular una cantidad ingente de euros en su cartera de divisas internacionales. Y como esas divisas no suelen dejarse ociosas, el BNS procedió a invertirlas en instrumentos denominados en euros emitidos por los deudos con mayor calidad crediticia: Alemania, Países Bajos, Finlandia, Francia y pocos más.[...] Una buena parte de la inversión del BNS terminó en deuda pública francesa. [...] Las compras que Standard & Poors estimaba que habían ordenado las autoridades del BNS ascendían a 80.000 millones de euros".

En resumen, el BNS se puso las botas comprando euros y vendiendo francos suizos, y esos euros no tuvo más remedio que reinvertirlos en deuda pública de Francia, Alemania y algunos otros, siendo el máximo responsable de la caída de todas las primas de riesgo de la zona euro, y por tanto del abaratamiento de la financiación de la zona euro. Fue un efecto secundario, porque el objetivo del BNS fue que el franco suizo no se revalorizara más allá de 1,2 francos por euro, para no penalizar su economía.

En el siguiente gráfico vemos la evolución del nivel de reservas centrales del Banco Nacional Suizo, que rozan hoy día los 500.000 millones de francos suizos.

3a12e7f1bdd9e65877cd0043ed8182326dbaeadf

Continúa Crespo:

A finales de 2012 el nivel de divisas del BNS duplicaba el de finales de 2010, y casi un 50% de esa cantidad estaba invertido en instrumentos denominados en euros. Es decir, las reservas en euros habían aumentado en unos 100.000 millones, lo suficiente para animar la cotización de diversas deudas públicas europeas, entre ellas la francesa.

Como vemos en el gráfico anterior, parece que 2014 termina con otro tirón al alza.

La anécdota de lo absurda que es la historia y la economía a veces, es que el jefe del BNS acabó dimitiendo por un escándalo de corrupción de su esposa por valor de unos 30.000$. Una de las personas que más había hecho por salvar la zona euro, no recibió ningún agradecimiento por ello. Su objetivo no fue ese, sino salvar a suiza, pero la historia lo recordará por haber salvado el euro. Eso es oblicuidad en acción. Así funcionan la historia y los mercados. Esto sólo es un ejemplo.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 8 comentarios
Coincido contigo en la calidad de Crespo como economista. En cuanto a esta circunstancia, seguro que influyó. Pero de todas formas, no debemos dar por acabada a Francia demasiado pronto. A pesar de todo es un gran país y seguro que finalmente se levanta.
Un saludo.
08/01/2015 13:02
Los atentados de ayer darán alas a Lepen. ¿Qué pasaría si ganan las elecciones? Francia tiene luces y sombras...yo tiendo a ser más bien pesimista. Conviene no dar por hecho que todo irá bien siempre... más que nada porque como inversores, tenemos que pensar mal "por si acaso", para cubrirnos de riesgos y "cisnes negros"...
Saludos!
08/01/2015 16:26
Crespo es un gran analista y tiene la “rara” habilidad de ser de los pocos economistas que se les entiende. Es un gran pedagogo.

En su penúltimo libro, “Las dos próximas recesiones” (2012), hablaba precisamente de la elevada posibilidad de que sufriéramos dos recesiones antes de salir de la parte baja del ciclo de kondratieff en el que se supone estamos. Niko, ¿tú que opinas?

Saludos
08/01/2015 17:56
Ostras, ese libro ya se me había pasado !! Me lo tengo que comprar y leerlo !!
Pues no lo sé, no tengo ni idea de en qué fundamenta esas dos recesiones antes de salir del invierno de Kondratieff cuyos ciclos duran más de 50 años...Sin duda es interesante, primero leeré el libro a ver cuántas cosas aprendo.
De todas formas, es el tipo de preguntas que no me preocupan lo más mínimo, porque son "predicciones vanas". Si no fuera porque viene de Crespo, pensaría que es una charlatanería más jeje :)
Un saludo !
08/01/2015 20:09
Crespo no es un charlatán, se moja y lo hace siempre con argumentos. Preveía esas dos recesiones debido al estudio de los impulsos en el largo plazo a nivel histórico y concluía que ya iba tocando una caída.

Si se equivocó fue por la intervención de la Fed. A finales de 2011, que es cuando termina de escribir el libro, EE.UU. iba por su segunda QE y nadie preveía que la Fed lanzara una tercera QE. Pero es que además esta tercera QE, a diferencia de las otras dos, fue ILIMITADA en el tiempo, no tenía fecha de caducidad. Cómo lo verían de mal para hacer algo así...

Saludos.
09/01/2015 10:29
pues sí, y me pregunto qué consecuencias puede tener eso A LARGO PLAZO. Esa es la gran duda y el gran riesgo a tener en mente.

Según el CAPE (PER de Shiller), las expectativas de revalorización del SP500 a largo plazo (próximos 10 años) no son nada halagüeñas. Aviso a navegantes (de largo plazo, que son los menos...)
Saludos
09/01/2015 11:56
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad