Los beneficios de las cotizadas de la Eurozona están creciendo

8 de junio, 2017 Incluye: IBEX35SX5ESXXP 0
Fisher Investments España es la denominación comercial de Fisher Investments Europe Limited, sucursal en España que opera bajo el nombre de... [+ info]
Fisher Investments España es la denominación comercial... [+ info]
23º en inB
23º en inB

En los cuatro años que ya lleva la economía de la eurozona expandiéndose, ha faltado un elemento: unos beneficios corporativos que brillaran. ¡Pero ya no es algo que haya que echar de menos! Los beneficios en la eurozona crecieron en el primer trimestre, y los analistas esperan que la fiesta se extienda a lo largo de este 2017, y los beneficios de la por mucho tiempo denostada unión monetaria crecerán más que otros mercados. Una aceleración en el crecimiento de los beneficios no solo es una buena noticia para las acciones, sino que con unos ingresos también en crecimiento, parece que la economía está en el camino correcto. El cúmulo de las evidencias sugiere que el viejo continente está sano y con perspectivas de permanecer sano, por lo que creemos que las acciones de la eurozona lo harán mejor que otras bolsas.

Mientras las acciones de la eurozona tuvieron una evolución más pobre que otros mercados en los últimos años debido a que los beneficios seguían deprimidos, parece que el 2017 se presenta como un año de cambio. Ahora que 238 de las 241 compañías que componen el índice MSCI Eurozona han publicado sus resultados, podemos afirmar que el crecimiento de los beneficios en el primer trimestre es del 31,6%, por encima del 17,1% que los analistas esperaban a principios de este año. El desglose por sectores muestra que el sector de materiales básicos (77,64% anual) y energético (75,64% anual) lideran el repunte de los beneficios, igual que en EE. UU., principalmente como reflejo del repunte en el precio del petróleo y otras materias primas desde el primer trimestre de 2016. Pero excluyendo estos sectores, el crecimiento sigue siendo notable en los sectores de consumo discrecional (52%), consumo básico (36,8%), tecnologías de la información (29,1%) y sector financiero (13,9%). Estas tasas de crecimiento no parecen tan destacables dada la escala del gráfico, pero están muy cerca o por encima de los beneficios del S&P 500 del 14% en el primer trimestre (9,9% excluyendo sector energético). Además, con un crecimiento en el sector sanitario y en el de las telecomunicaciones cercano al 10%, el crecimiento de los beneficios no solo es importante, sino que se da en el conjunto de los sectores.

Gráfico 1. Beneficios del primer trimestre en la Eurozona.

t7LzS1H38PVBheOE3tW_HN4PmdJj4orKDF4cNp74

Fuente: FactSet, a fecha 2/6/2017. Crecimiento de los beneficios interanuales hasta el primer trimestre de 2017 para el índice MSCI Eurozona y sus sectores hasta el 2 de junio de 2017 y 31 de diciembre de 2016.

Mientras tanto, las estimaciones de beneficios para todo el año han crecido hasta el 23,7% desde el 19,8% (segundo gráfico). Excluyendo de nuevo el sector energético y de materiales básicos, lideran el ranking el sector financiero (43,6%), luego consumo discrecional (29,5%), consumo básico (26,3%), telecomunicaciones (15,5%) y tecnologías de la información (12,3%). Aunque todavía quedan tres trimestres para hacer realidad o no estas proyecciones, si los beneficios se van acercando a esta magnitudes, será un año espectacular para las acciones de la eurozona. Pero no es solo que las estimaciones de los analistas sean estas, las cuales suelen ser demasiado optimistas de forma sistemática, sino que el crecimiento general que se está produciendo en la eurozona, señala mayores beneficios de aquí en adelante.

Grafico 2. Estimaciones de beneficios para el año 2017 en la eurozona.

Xxqqz0wU-peGQJQqnwVe_ejdxFOt_XSnBRD8rbnc

Fuente: Facset a fecha 2 de junio de 2017. Estimaciones de crecimiento interanual de los beneficios para el índice MSCI Eurozona y sus sectores con fechas 2 de junio de 2017 y 31 de diciembre de 2016.

El crecimiento de los beneficios en la eurozona pone el foco en la mejora económica del continente. La narrativa mediática dominante a ambos lados del Atlántico continúa enfatizando los problemas de deuda de la eurozona, la parálisis institucional, la ralentización económica y el crecimiento de los partidos políticos populistas, con Alemania como supuesto único pilar de estabilidad. Pero esto no es así, al menos ya desde hace algún tiempo. Once de los diecinueve países miembros de la eurozona están oficialmente más allá de la fase de recuperación, por encima de los niveles del PIB de los años 2007-2008, y alcanzando nuevos máximos de crecimiento. Por otro lado, algunos de los países rescatados durante la crisis, están imprimiendo las tasas de crecimiento más elevadas en la actualidad y llevan así un buen tiempo. Portugal es la economía que más crece de aquellas que han publicado sus cuentas del primer trimestre, con España pisándole los talones. Aún existen algunos ejemplos de debilidad (Grecia), pero en general, y de media, el crecimiento se está dando de forma amplia y a una mayor tasa de la que muchos se piensan.

Incluso países fuera del euro de Europa del este están crecimiento rápidamente. Aunque muchas veces los analistas no se paran a pensar en ellos, son miembros del mercado común, con fuertes lazos comerciales con el resto de Europa y que ayudan a incrementar la demanda de bienes y servicios de la eurozona. Con los beneficios corporativos de la eurozona por fin repuntando alto, el fuerte crecimiento económico está recibiendo más atención.

Gráfico 3. Incluso los países del este superan las expectativas.

r3deVuupnwvtMqiX3Wi4G97CCMKZ4hLwtkPweru5

Fuente: FactSet a fecha 18 de mayo de 2017. Todas las magnitudes interanuales.

Los indicadores adelantados de la eurozona sugieren que el crecimiento económico continuará, e impulsará a los beneficios y las acciones europeas. La última lectura de los índices PMI señalan que en general la actividad se encuentra en máximos de 6 años y batiendo las expectativas (gráfico 4). Mientras tanto, el indicador líder de la eurozona elaborado por The Conference Board se acelera, creciendo un 0,7% en abril y un 3,7% en los últimos 6 meses, el crecimiento más elevado este año. Estos indicios señalan que nos encontramos ante una expansión económica robusta en los siguientes meses. La curva de tipos de la eurozona, la diferencia entre los tipos a largo y a corto plazo, también está favoreciendo las condiciones financieras: el diferencial de tipos es mayor, haciendo que los préstamos al sector privado crezcan a medida que la actividad crediticia es más rentable, ya que los bancos se endeudan a corto y prestan a largo, embolsándose la diferencia. Un mayor crecimiento del préstamo ha conseguido incrementar la oferta monetaria sin incrementar la inflación, que permanece controlada, lo que implica una economía funcionando a toda máquina. El crédito fluye y los consumidores están gastando.

A pesar de ello, el sentimiento de cautela sigue predominando, aunque ya sean cuatro los años de crecimiento, y una economía cada vez más robusta. Esto se hizo evidente de nuevo el pasado 31 de mayo, cuando los rotativos recibieron las cifras de inflación con una nueva ronda de artículos sobre la necesidad de que el Banco Central Europeo extienda el programa de flexibilización cuantitativa o QE. Desde nuestro punto de vista, el sentimiento se encuentra por detrás de la realidad y es un argumento para que las acciones de la eurozona lo sigan haciendo mejor que otros mercados.

Gráfico 4. PMIs de la Eurozona en máximos de 6 años.

dft532dxEEzUoysRE5Ay9ZsbLY_tOSOvyNpoTgEL

Fuente: FactSet y Markit a fecha 1 de junio de 2017. La lectura de mayo es final, no la estimación.

Los beneficios son el principal conductor del precio de las acciones y en la eurozona están empezando a acelerarse, de acuerdo a la saludable expansión económica del viejo continente. Con estos vientos favorables sobre los beneficios y la economía, junto con un sentimiento aún escéptico, creemos que las acciones de la eurozona tienen todavía un amplio crecimiento por delante.

Para leer más sobre nuestras perspectivas de los mercados haga clic aquí y descargue nuestra guía.

Fisher Investments España es la sucursal española de Fisher Investments Europe Limited, compañía propiedad de Fisher Investments. Fisher Investments es una gestora de inversiones privada e independiente. Fisher Investments Europe delega la gestión de carteras a su empresa matriz. Este artículo refleja la opinión del equipo editorial de Fisher Investments. Dicha opinión puede cambiar en cualquier momento. Se proporciona la información sobre los mercados de valores con fines informativos. Este artículo no debe considerarse una recomendación de inversión para que compre o venda valores concretos.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Etiquetas destacadas

Publicidad