La nefasta sensación de inmediatez en bolsa: hagamos del tiempo nuestro aliado

10 de marzo 12
OPTIONS CENTER: https://bit.ly/2VMhlz9 También conocido como Niko Garnier, soy actuario de formación, y he trabajado en BBVA (gestora de... [+ info]
OPTIONS CENTER: https://bit.ly/2VMhlz9 También... [+ info]
2º en inB
2º en inB

Cuando el mercado cae en picado, tenemos la sensación de que todas las desgracias que imaginamos, son inmediatas. No pensamos que podemos tener razón en el razonamiento de fondo, pero el mercado rebotar un 10%, volver a caer un 5%, rebotar un 7%, caer un 2%, subir un 6%, etc. Es decir, a pesar de estar en medio de un entorno de elevada volatilidad, parece que nuestro cerebro obvia esa realidad y se plantea que “el fin del mundo es inmediato”. Nuestro cerebro (que se me ocurre calificar de “infantil” debido a esa ausencia de la noción del “tiempo”), se pone a considerar que los efectos negativos del coronavirus, del petróleo o de la recesión inminente, van a ocurrir YA. Por eso, vender es urgente. Realmente parece que noción del tiempo ha desaparecido.

Lo mismo ocurre cuando el mercado sube. Nos entran las prisas por comprar, en primer lugar porque no tomamos la decisión de comprar el día (semana, mes…) de antes, cuando el mercado estaba cayendo, porque en ese momento las noticias eran negativas y evidentemente nos parecían motivos racionales para explicar la caída del mercado y por tanto no comprar. Pero ahora que el mercado sube, las noticias son más tranquilizadoras, son positivas, y por lo tanto parece que lo racional es comprar. Nos entran las prisas por comprar porque “vemos” que el mercado se nos va, pensamos que un mercado subiendo es motivo para comprar y además pensamos que somos listos al hacer esto porque nos estamos adaptando al mercado: cuando sube, hay que comprar, y cuando baja, hay que vender, ¿verdad?

Todo esto suena muy bien sobre el papel, pero en la práctica es mucho más difícil. 

La realidad es que todo esto son trampas mentales, y no son razonamientos correctos. Nos dejamos llevar en primer lugar por la impresión de muy corto plazo, y eso no es correcto si nuestro estilo y horizonte de inversión es el de un inversor de largo plazo. De hecho, un inversor de largo plazo debería hacer justo lo contrario: comprar cuando a corto plazo el mercado está cayendo y las noticias son negativas, y vender cuando el mercado está subiendo y las noticias son positivas. Porque el motivo último por el que invertimos a largo plazo es un motivo que nunca aparece en los medios: invertimos porque apostamos por el desarrollo humano, lento y con altibajos, pero imparable a largo plazo. Lo que aparece en los medios son noticias positivas o negativas en función del humor del momento, un humor de corto plazo, y en función del azar que genera esas noticias. Comprar y vender en función de esa sucesión de noticias no es coherente con la filosofía del largo plazo, porque todas esas noticias van pasando, se van renovando, van apareciendo otras y se van olvidando.

Nota: cuando digo “comprar” o “vender” me refiero a “añadir” o “reducir”, no a “comprar todo” o “vender todo”, aunque a menudo tendemos a pensar y actuar también de esta forma radical, quizá no comprando o vendiendo el 100% de la cartera cuando pensamos que es momento de comprar o vender, pero sí con porcentajes excesivos, muy contundentes si tenemos en cuenta que estamos lidiando con la enorme incertidumbre (e incluso aleatoriedad) del muy corto plazo. Comprar y vender fuertes paquetes significa que estamos actuando como si tuviéramos certezas: me pongo largo ahora porque tengo claro que el mercado va a subir (y al revés). Está bien tener una opinión sobre si es momento de añadir o reducir posiciones, pero la postura correcta en mi opinión es hacerlo con mucha progresividad porque esa progresividad es la sabiduría del operador que asume su ignorancia y actúa con moderación y templanza.

En resumen, las cosas en el mundo real no ocurren de la noche a la mañana, pero la bolsa se mueve como si así fuera. Cuando decimos “la bolsa” en realidad estamos hablando de “la gran masa”, es decir, de Psicología de masas. Cuando se pone en marcha una narrativa potente y generalizada, la estampida es imparable. Es absurdo, pero ha sido así desde hace siglos...y lo seguirá siendo. Lo analizamos y lo comprendemos “desde fuera”, pero la realidad que todos formamos parte, en mayor o menor medida, de esa “masa a menudo irracional y emocionalmente explosiva”.

Conviene por tanto que tomemos conciencia de esa realidad del mercado que se mueve de forma “obsesivo-compulsiva”, y conviene que tomemos conciencia de nuestra realidad individual que tiende a empujarnos hacia ese modelo. 

La realidad es extremadamente compleja. Comprenderla y dominarla es una utopía. Todas nuestras comprensiones son parciales. Y la enorme volatilidad de la bolsa es puro ruido. Las tendencias de largo plazo y las fases correctivas terminan llegando, son inevitables. Pero no nos olvidemos que en los gráficos hay dos escalas: la vertical (el precio) y la horizontal (el tiempo). Cualquier movimiento necesita tiempo para desarrollarse. Y cuando hablamos de movimientos de largo plazo, el tiempo necesario se mide en meses o años, no en días. Y digo esto precisamente en el momento en que el mercado ha batido récord de velocidad y brusquedad en la caída. Incluso en esta situación extrema, el tiempo es un factor clave. Y si somos operadores de opciones, mucho más.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 12 comentarios
Parece que el mercado descuenta una recesión y con tasas de interés en negativo, la situación no es muy prometedora. Veremos si medidas de tipo fiscal o nuevas QEs, que nos endeuden aún mas son efectivas.
10/03/2020 16:58
Compre italia hoy. Sera el primer pais europeo en sobrepasar el virus. Una cura saldra en cualquier momento. Dudo que caiga en linea recta otro 30 pct. Bajisimo riesgo para posiciones largas
11/03/2020 01:13
En respuesta a J K L M
Compre o compré. Si es compre, debería haber pensado en la coletilla que utilizan los gurús de los mercados: "Esto no es una recomendación de inversión...".
11/03/2020 06:27
Es cuestión de conversiones , el que va a largo plazo de la noche a la mañana se transforma en corto plazo y el que va a corto se vuelve a largo plazo, y todo es un por un cambio psicológico, tienes que ser un robot a largo plazo y a corto plazo ,la psicología que vale a largo también vale para corto , aparentemente a largo como sumo de la inversionparece que ganas pero un día llegará que te limpiará parte o todos los beneficios, habrá momentos que parece que ganas y ganas ,con lo que funcionará una propaganda y también en una tendencia alcista puedes perder toda la rentabilidad incluso empresas que quiebran , es todo una ilusión te que crees que ganas pero en realidad te lo prestan pero no ganas nada porque ganar en realidad otra cosa y para unos pocos,jajajs
11/03/2020 08:11
El largo plazo sin hacer coberturas terminas por no ganar nada , porque el objetivo final es no ganar nada independientemente por las manos que pase,
Pero una cartera diseñada para cubrirse no se debería perder con caídas del mercado,
Pero todo es una
contradictorio ,tengo una cartera a largo plazo y se cubrirme con futuros que para eso están,
Yo entiendo que para ganar a largo plazo independientemente si es alcista,bajista o lateral tienes que dominar el corto plazo por lo menos para quedarte igual, porque si nó ir a largo plazo no hace falta ser un experto es comprar y comprar y mantener y efectivamente habrá momentos que ganes y des conferencias...yo creo que es una trampa y la trampa ...jajaja
11/03/2020 09:46
Cubrirse con futuros o incluso con opciones, aunque domines el C.P., no es fácil, y puedes perder aún mas.
De todas formas es un tema muy interesante y que merece un artículo de Niko. Ánimo.
11/03/2020 10:11
En respuesta a Manolo G J
Para eso la cartera tiene que estar bien diseñada ,vas largo con la cartera y corto con los futuros , en ese momento teóricamente ni ganas y ni pierdes, te quedas igual,
En una situación cómo está o parecida o de menor rango bajista o un par de veces al año , es quedarse cómo estás,
Y si cae te llenas de liquidez que la puedes reinvertir , o lo tomas como un dividendo,
Pero es contradictorio porque si te mueves bien en el corto y medio para que vas a largo pero en realidad vas a largo aumque no te des cuenta,
Y si vas a largo es porque es muy peligroso ir a corto o medio con futuros. ..con lo que no haces incapié en la cobertura con futuros porque es peligroso , pero la situación que describo es todo lo contrario, el contado se cubre con futuros y los futuros se cubre con el contado,
Y todo esto es en realidad es porque reconoces que no te sientes seguro ni con el contado ni con el futuro y sin embargo puede generar muchos beneficios,
Esperar a que sea bajista el mercado para cubrirse es el mayor error porque no tienes que esperar a que sea bajista solo tienes que sospechar a través del gráfico que toca corregir y si te equivocas te quedas igual,
La idea es quedarte igual si cae , los grandes inversores particulares o de fondos de autor americanos hacen cosas de estas
Por ejemplo Paramés no sabría hacer estas cosas....y tiene muchos seguidores
Porque el transfondo está en hacer el ridículo y eso es lo que realmente asusta,jajakja
11/03/2020 10:43
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos