La estacionalidad de la bolsa. Dow Jones Industriales

8 de mayo, 2014 0
Empresa de Asesoramiento Financiero inscrita con el nº 47 en la CNMV diseñando carteras de inversión respetando el perfil de riesgo del... [+ info]
Empresa de Asesoramiento Financiero inscrita con el nº... [+ info]

Mayo es el mes en el que más de uno se cuestiona las estacionalidades de la bolsa con el fin de adelantarse a las temidas vueltas de tendencia. Lo primero de todo es saber que existen muchos  tipos de estacionalidades que debemos analizar y estudiar para adelantarnos y tomar las decisiones más eficientes dada la responsabilidad que tenemos asesorando grandes patrimonios. En este informe nos vamos a centrar en el hecho de las elecciones en Estados Unidos, y cómo pueden tener repercusiones en el índice DOW JONES  de compañías industriales de Estados Unidos. En los gráficos que analizaremos podremos observar y comparar lo que ha sucedido en los últimos años con lo que históricamente ha ocurrido en dicho índice.

Cabe mencionar antes de nada que todo lo que viene a continuación no es sino una comprobación empírica más. Desde luego en nuestra opinión no debe ser una razón por la que salirse del mercado o entrar, a no ser que sea la propia estacionalidad la estrategia a seguir.

Empecemos por definir los años a estudiar, puesto que 2012 fue año de elecciones en Estados Unidos será nuestro año de referencia que marcará este estudio:

2011: AÑO ANTES DE ELECCIONES

2012: AÑO DE ELECCIONES

2013: AÑO DESPUÉS DE ELECCIONES

2014: AÑO EN MEDIO

2011: AÑO ANTES DE ELECCIONES

56c3ed35e815131620efb7d078c4d04e.jpg

Los años antes de las elecciones vienen dados por actuaciones favorables en materia fiscal hacia los votantes y de promesas de los políticos con el fin de allanar el camino hacia la elección. El año 2011 tiene un hecho que desecharíamos por extremo si estuviéramos en clase de estadística, dicho acontecimiento es la abismal caída del índice en agosto. Así que aún teniéndolo en cuenta, 8 de los 12 meses del año dividiendo en alcistas y bajistas coinciden, lo que sería cerca del 67%. Es cierto que en agosto de 2011 las caídas fueron mucho mayores que lo que suele ocurrir según la historia, pero no cabe duda del aspecto similar del Dow Jones en relación a su histórico. Desde luego suelen ser años alcistas en los que los gobiernos aplican medidas expansivas en política económica, siempre pensando que ya se podrán subir los impuestos tras haber ganado las elecciones.

2012: AÑO DE ELECCIONES

9f737f562a0fe75cd93f8643d74126b4.jpg

Los años de elecciones suelen tener dos direcciones, bajista hasta junio y alcista hasta finales de año. 2012 fue algo distinto debido al buen comienzo del año, existía una fuerte tendencia alcista, puesto que venía de niveles muy bajos. Aunque revisando con más detalle podemos observar hechos importantes muy similares. Mínimos de año entre mayo y junio, retroceso importante entre octubre y noviembre o el hecho de que el máximo de los 6 primeros meses se diera a principios de mayo, aunque el índice estuvo testando la resistencia desde hacía un par de meses. En general un año alcista aunque 2012 no acabó en máximos como cabría esperar según la estacionalidad.

La coincidencia de meses alcistas y bajistas es del 50%.

2013: AÑO DESPUÉS DE ELECCIONES

f2993dbd09b559ff6452e6501183dd6c.jpg

2013 fue un año excepcionalmente bueno para las bolsas, el recorte en las medidas de estímulo se hicieron esperar y la incertidumbre en la que se había envuelto a la Euro zona estaba desapareciendo. El año después de las elecciones suele ser un año de máximos en agosto tras tocar mínimos en febrero, algo que no se parece en nada a lo que vimos el año pasado, lo único en claro del comportamiento anual del índice que podemos sacar es que en mayo y octubre la cotización está en niveles similares dentro del propio año. La coincidencia del 2013 con respecto al histórico de meses alcistas y bajistas fue de 7 de los 12, un 58%.

2014: AÑO EN MEDIO

8bee5dcca900a4b1508c1fac42d401de.jpg

Actualmente estamos en el año con elecciones dentro de dos, por lo que los gobiernos aprovechan para tomar las decisiones más duras en materia fiscal, con tiempo para que los votantes vean los resultados en el corto plazo y recobren la confianza con las medidas expansivas que se suelen tomar en el año previo a las elecciones. Por lo general año así transcurren con lateralidad marcando mínimos tras el verano y resolviendo el año con importantes subidas que acaban en máximos de año. De momento la lateralidad se está cumpliendo aunque con una bajada más profunda de lo que es habitual a principios de año. Cabe señalar que en todos los años hay una serie de meses que suelen ser mejores que otros, diciembre y los meses de verano suelen ser meses de recorridos alcistas, mientras que en mayo suele perder fuerza y retomarla a finales de verano. Haciendo valer el famoso dicho “sell in May and go away”.

cb3ed0ad5c8a9f6efad6ae72bd10a876.jpg

Tras encuadrar todos los meses de este conjunto de cuatro años llegamos a la conclusión que con suficientes años de estrategia podríamos llegar a tener unas rentabilidades notables, sin dejar de tener en cuenta que las bolsas están sujetas a muchos hechos impredecibles y el comportamiento en otros años en un mes determinado no es la causa de las actuales tendencias. Es cierto que la estadística habla por sí sola, pero no olvidemos que teniendo en cuenta los porcentajes de acierto de los tres períodos completados estaríamos hablando de un 58% aproximadamente en el total del año. Necesitaríamos muchos más años de comprobación para obtener una cifra más real, pero nos da una idea del riesgo que estamos asumiendo si montamos una estrategia de este tipo basada en la estacionalidad de la bolsa.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad