La curva de Beveridge y la ineficiencia del mercado laboral. USA, Europa, España.

15 de octubre, 2014 2
NikoGarnier.net - Actuario de formación, he trabajado en BBVA (gestora de pensiones y gestión de activos de la aseguradora), he sido gestor de... [+ info]
NikoGarnier.net - Actuario de formación, he trabajado... [+ info]
3º en inB
3º en inB

Estos dos gráficos hablan por sí sólos. En el primero vemos la evolución de las ofertas de trabajo en EEUU, en niveles máximos de hace 13 años (desde 2001). Es un gran dato porque significa que en EEUU hay trabajo y mucho. Entonces, ¿por qué el paro no está aún más bajo? De eso va el segundo gráfico.

d71f698a47c2714608c3b43e9e7598de334637a6

El siguiente gráfico es la curva de Beveridge: se trata de comparar el nivel de ofertas de empleo que existen en un país con el nivel de su tasa de paro. La lógica nos dice que cuando hay mucho paro, hay pocas ofertas de trabajo (las empresas no contratan); y cuando la economía va bien y el paro es bajo, lo normal es que haya más ofertas de trabajo en el mercado laboral.

La tasa de paro se compara con la tasa de ofertas de empleo (para que sean comparables).

ce8ad4fa22b2934e6df9a6a807beb3bcab110498

Como vemos, hay una realidad llamativa: con un mismo nivel de paro que años atrás, hay más ofertas de trabajo. O dicho de otra manera, con un mismo nivel de ofertas de empleo, hay más paro que antes.

Ineficiencia del mercado laboral.

Esta curva de Beveridge que se ha desplazado hacia la derecha (más paro para una misma cantidad de ofertas de empleo), pone de relieve un problema: ¿por qué los empresarios ofrecen trabajos y los que están en paro no consiguen trabajar (ó en menor medida que hace 10-15 años)? Hay varias posibilidades:
- quizá no quieren trabajar de verdad,
- ó no saben entrar en contacto con esos empresarios,
- ó no hay movilidad geográfica,
- ó simplemente no están cualificados para esos empleos disponibles.

La ruptura tecnológica que estamos viviendo en estas décadas podría explicar ese desplazamiento de la curva de Beveridge hacia la derecha. En España no hace falta curva para saber que ese es el problema tras el pinchazo del sector de la construcción: faltan programadores informáticos y sobran albañiles. Por no mencionar el déficit de Formación Profesional y sobreabundancia de Licenciados en Derecho (entre otras carreras), que ponen de relieve una mala planificación y asignación de recursos durante las últimas décadas (pero eso es otro tema, largo e ideológicamente polémico).

He buscado gráficos sobre la curva de Beveridge en España y Europa (donde desgraciadamente el nivel de información es mucho menor que en EEUU).

En Europa el paro no cae, a pesar de que crece el nivel de ofertas de trabajo (puestos vacantes).

7a771c1b151f82e2dd5e2484132a3e248d7a57c6

En España hay menos datos, pero la idea es la misma: para un mismo nivel de puestos vacantes (previos a la crisis, en 2007), el nivel de paro es muy superior.

e50f0b14f6d811f4894385827bb44369489e589e

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 2 comentarios
Lo de la mala planificación de las carreras es impresionante. Es evidente que faltan ingenieros y que sobra de casi todo. Y no solo en España, sino en toda Europa. De mis compañeros de promoción (2009) no hay ninguno que haya estado en el paro más de un par de meses. Y sí, los sueldos que se ofrecen son mucho menores... pero algún día cambiarán las tornas.

Respecto a los amigos que han estudiado otras carreras (relacionadas con la economía, comunicación, marketing, arquitectura...) es casi hasta doloroso ver la cantidad de gente que tras hacer una licenciatura (y algún master) acaban en puestos en los que no se necesita ni estudiar. O se pueden hacer perfectamente con un FP. Alguna con suerte entra en Inditex y le han hecho encargada, pero verlos detrás de barras de bar, de secretarias... puff. Después de tanto esfuerzo.

Una vez leí un artículo que argumentaba que esa era la verdadera fuga de talentos. Si uno se va a otro país, por lo menos desarrolla su talento fuera. Pero la sobrecualificación puede llevar a una peligrosa desmotivación que acaba diluyendo el talento.

Esto es un desperdicio de esfuerzo que resulta muy triste. ¿De quién es la culpa? A mi me parece que un poco de todos, pero gran parte del sistema educativo. No puede ser que desde las universidades (sobre todo las publicas), exista semejante desfase entre oferta y demanda.
16/10/2014 15:03
Totalmente de acuerdo. La Historia es una sucesión de circunstancias. En este caso, tras el franquismo y el aislamiento de España, nuestros padres y abuelos tenían muy claro que había que estudiar para salir de la pobreza. Tras una dictadura, la ilusión que vende la ideología de izquierdas llevó a construir universidades públicas para que "todo" el mundo pudiera estudiar. El problema es que no todos pueden ni deben ser abogados ni economistas.

Esto se ajustará con el tiempo. Pero mientras tanto, ¿quién es responsable de este desajuste? Seguramente los responsables son los que menos están pagando las consecuencias.

Enfin, como vemos con la curva de Beveridge, también en EEUU hay problemas para conectar empleos disponibles con personas disponibles. Quizá el progreso tecnológico está yendo más deprisa de lo que pueden asimilar las sociedades.

Saludos!
16/10/2014 20:24
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos