Italia, España, el Euro: Hugo Ferrer tiene razón

29 de mayo, 2018 6
Treinta años Economista Titulado del Banco de España. Economía internacional. Autor del blog "Decadencia de Occidente", blog sobre los estragos... [+ info]
Treinta años Economista Titulado del Banco de España.... [+ info]
8º en inB
8º en inB

Obviamente Hugo Ferrer tiene razón: esto no es una crisis italiana, es una etapa en la crisis del euro, que fue un traje demasiado mal hecho y pequeño para un cuerpo tan proteico como Europa. La crisis de 2012 se palió, pero no se pusieron remedios definitivos, porque nadie los quiere. Y si nadie los quiere, es que hay demasiados que no quieren el euro, empezando por Alemania, que lo aceptó porque le abría las puertas  de Francia a su unificación con Alemania del Este. De manera que un acto de futuro, el euro, nació de una pasión política del pasado, la Reunificación de la Gran Alemania, la pasión nacionalista que había provocado dos guerras mundiales. Como dijo Feldstein, “con el euro han querido enterrar La guerras del pasado pero van a crear un malestar que puede causar una nueva guerra europea”. Hoy es Italia que sale en los medios, pero en toda Europa se echan pestes del euro. Nacen partidos apenas incontenibles (por eso no estoy tan de acuerdo con Hugo en menospreciar el problema de España), y Europa como tal se encuentra sin recursos para hacer frente a una explosión de de anti eurismo. 
Para empezar, el euro ha dividido a europa en acreedores y deudores, los del Norte y los del Sur. Naturalmente, los del Sur odian a los del Norte, que ha sido quien les ha prestado el dinero que le deben. Está en la naturaleza humana odiar a quien te presta dinero. Llega un momento que surge el populista, que se hace con el poder y dice: no pagamos (¿de verdad crees Hugo que Podemos se ha convertido en un parido europeista? Yo no). 
Por eso, ¿no se dan cuenta? El problema italiano está causado por el Euro, no al revés. Y en los demás países igual. 
Italia tiene un problema de deuda perfectamente soluble, lo que pasa es que lleva 10 años sin crecer, con un paro ascendente, para cumplir con el mandamiento de la UE, y se le ha atragantado el euro. 
España, cuya deuda de flujos y fondos es realmente del 129% del PIB, llegara a una situación italiana. Y si Italia se empeña en montar la de san Quintín, antes de lo que se piensa, porque las primas de riesgo de ambos países y otros están correlacionadas entre sí. Ademas, España tiene un problema de desgobierno igual o peor que el italiano, pues dos regiones que quieren segregación en estos momentos, aparte de la irresponsabilidad, ha demostrado la incapacidad del gobierno, la dificultad que hay, en resolverlo. Y no se va a resolver por las buenas de hoy a mañana, ni con adelanto de elecciones ni sin él. Bendita Francia la centralista. Bendita Francia con sus instituciones entrelazadas y sus altos funcionarios aleccionados, y bendito el sistema electoral a dos vueltas que siempre favorece la estabilidad. 
¿Hubiera tenido sentido un Euro entre Alemania y satélites incluyendo Francia? Pues a Francia tampoco le va bien en el Euro. Resulta que Francia, con el Euro, no se ha convertido en país acreedor, sino deudor, y por eso le ha salido una Marie Le Pen respondona. Si sumanos los partidos populistas anti euros, son muchos millones de gentes, que seguirán creciendo, embistiendo a la Bestia. 
Yo por eso desde antes de 1999 fui anti Euro, pero ahora nos hemos metido en tal engrudo que no veo la manera de salir de manera pacífica; me parecería un milagro que Alemania y Francia renunciaran a una criatura deforme y maltrecha, pero criatura de los políticos al fin y al cabo, incapaces de reconocer la verdad. Y la verdad es que Martin Feldstein, Krugman, et al, tenían razón: el euro ataría a Europa, no la uniría. Y la salida unilateral puede ser de pesadilla. Como advierte Jeremy Warner, 

Si se anuncia la intención de salir del euro, los mercados masacrarán los activos italianos y arruinarán al país de la noche a la mañana. Si los preparativos se hacen en secreto, equivalen a lo mismo; tan pronto como los mercados sospechen, el país estará sujeto a una carrera catastrófica. La idea de Varoufakis de una moneda paralela, o mini-BOT (Letras del Tesoro) es similarmente defectuosa. Nadie fuera de Italia lo financiará, excepto con grandes descuentos, y si se lo considera como una puesta en escena para eventualmente abandonar el euro, nuevamente habrá una estampida para la salida, lo que obligará al ritmo de los eventos. Mientras los populistas de Italia se precipitan hacia el acantilado, arrastran todo el edificio con ellos hasta un mundo de impagos masivos. Quién sabe qué viene después, pero por la forma en que van las cosas, Italia podría estar fuera de la UE antes que Gran Bretaña.

La suma de unas deudas asimétricas en una moneda única hace difícil imposible romper esa moneda. La única salida teórica es la de Macron, unir más a Europa, pero no me imagino, no quieren, a los alemanes gobernando España, Italia, Portugal, etc delegando poderes a un gobierno único y a un dejándose gobernar por extranjeros. Se les ponen los pelos como escarpias. Ellos dominan pero no comparten. No digamos la hipernacionalista Francia. Al final estamos ante un choque del Euro con las patrias, mientras que si hubieran hecho caso a De Gaulle y Adenauer, que pedían una Unión Europea de las Naciones, no tendríamos este problema. 
La diferencia, ¿cual sería? Las deudas estarían en moneda nacional o extranjera, y existirá un mercado en el que las paridades subirían o bajarían según las posiciones acreedoras/deudoras, mientras un FMI europeo atendería a problemas de liquidez transitorios, pero, como recomendaba Keynes, con aportación del deudor Y del acreedor. 
Podemos imaginar que hoy mismo, el Marco alemán estaría muy por encima del euro, y la peseta, Franco, lira, etc, por debajo. Así Alemania no tendría ese superávit gigantesco (que va contra las reglas del euro) que nos asfixia. Pero se quiso jugar a aprendiz de brujo...

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 6 comentarios
En respuesta a Rafael Manzano
déjà vu, el SME no funcionó. EL euro es viable si se hacen los deberes. NO vale decir que no funciona cuando los gobiernos no cumplen las reglas de Maastrich. Políticos irresponsables, cortoplacistas y más interesados en sí mismos y en sus partidos nos han puesto donde estamos y ahora la culpa es del euro...

Como iba Italia antes del euro? era una paraíso de empleo y prosperidad? ejem...si tuvieran la lira estaría por lo suelos, exportarían más claro pero las importaciones producirían un déficit com muy elevado, tendrían problemas con la inflación probablemente y con la lira, problemas de reservas y de tener pol monetaria subirían tipos etc etc y se irían al carajo. Déjà vu 1000 veces

El euro es viable haciendo las reformas necesarias pero no lo es sin cumplir la reglas, sin reformar, subsidiando sin parar, creando trabajadores estilo RDA mal formados e improductivos, con 35h etc..

Es un euro de cigarras con estas políticas, un euro de hormigas cumplidoras puede funcionar.

No se si es responsable decir sin parar que el euro tiene la culpa de todo pq si metemos en la cabeza de la masa (desinformada) que es así harán que todo salte por los aires. Es como el tema de Cat, 30 años mintiendo a la gente y manipulandoles con que España les roba, que son esclavos y que eran libres e imperiales en 1714, que se lo han creído y ahora tenemos el problemón.
30/05/2018 08:52
En respuesta a alfonso aniel quiroga
Yo creo que el euro es contraproducente, como intento demostrar en el artículo. Es incapaz de comoendiar las enormes diferencias que nos dividen. Empezando por leas lenguas. Cuando europa sea una, que no lo será, podrá funcionar el euro.
Cundo se vea una moneda, o se crea un Nación, o se crea un problema. NIck Rowe
30/05/2018 09:21
antiguo usuario
Yo creo que es un problema de solidaridad, si Europa es una sartén con aceite debe
de estar a nivel no puede estar volcado a un lado,
Un país tiene que ser solidario con sus regiones más pobres,
Lo de Cataluña en realidad es un acto insolidario, pero ellos dirán que están artos de ser soiidarios,
Europa el ir pa tras es cargarse la sartén, y entoces van a perder todos ,
Si Europa fracasa definitivamente sería el fracaso del centro izquierda y el centro derecha , y solo quedarían los extremos cargados de la verdad y eso es el camino a otra gran guerra ,
Hay que poner la paellera a nivel, jajaja
30/05/2018 09:39
antiguo usuario
El mango de la sartén la tiene Alemania pero también tienen a sus extremistas cargados de razones , y la razón es la insolidaridad
30/05/2018 09:43
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad