Inteligencia artificial e inversión

21 de junio 9
Somos una gestora de fondos de inversión liderada por Francisco García Paramés. La filosofía de inversión de Cobas Asset Management está... [+ info]
Somos una gestora de fondos de inversión liderada por... [+ info]
12º en inB
12º en inB
Bienvenidas las disrupciones tecnológicas al sector de la gestión de activos, pero será difícil que en el Value Investing puedan sustituir a un gestor experimentado encontrando valor en un mar de oportunidades.

Por ALFREDO Martín, CTO de Cobas AM.

Desde pequeño me han gustado mucho las películas de ciencia ficción (y las bélicas, pero no viene a cuento en este post). Recuerdo ver totalmente absorto las primeras películas de Star Wars o Blade Runner (la original, la de 1982). Esas películas dibujaban mundos imposibles que, por el simple hecho de mostrar vehículos volando a un metro del suelo, generaban en mí una expectación increíble.

Ahora, con unos cuantos años más, este género me sigue atrayendo, y me doy cuenta de que el mundo que dibuja no es tan lejano ni tan imposible. Películas como AI, Minority Report o Ex-machina, nos perfilan escenarios en los que los detalles y los efectos especiales son plausibles en un futuro próximo. Esa posibilidad nos genera una inquietud que viene determinada no por hechos físicos (como las naves espaciales o extraños animales galácticos), sino por el hecho de asociar la inteligencia a las máquinas. Me viene a la mente Skynet tomando conciencia de sí misma y provocando una hecatombe nuclear en Terminator. ¿Se acuerdan de 2001 Odisea del espacio, de Stanley Kubrick? Desde mi punto de vista, el hecho más perturbador de esa joya cinematográfica sucede cuando HAL 9000, la inteligencia artificial de la nave, adquiere un comportamiento eminentemente humano y, a priori, incompatible con una AI: la capacidad de mentir.

Algo parecido está sucediendo en el mundo real hoy en día. La inteligencia artificial (AI) está presente en los medios todos los días y constantemente están apareciendo nuevos avances tecnológicos que nos sorprenden y, por qué no decirlo, nos preocupan.

¿Cree usted que perderá su trabajo en algunos años por culpa de las máquinas? ¿Se siente amenazado por la inteligencia artificial?

Es totalmente lícito sentirse algo preocupado por el futuro laboral y amenazado por el terreno que las máquinas están hurtando a las personas en todos los sectores productivos. Las máquinas y la AI son cada vez más capaces de hacer labores más complejas, no sólo desde un punto de vista mecánico, sino también en el ámbito de la información, el conocimiento y la inteligencia, espacio hasta hace poco tiempo reservados a los seres humanos.

Resultado de imagen de artificial technology license free image

¿Debemos estar preocupados por el avance de la inteligencia artificial y del Machine Learning?

La tecnología es lo que ha hecho que los seres humanos estén en la cima de la pirámide evolutiva. La disrupción tecnológica ha sido inherente al ser humano durante toda nuestra historia, y es lo que nos ha permitido llegar a donde estamos en la actualidad. Sin embargo, también ha causado una suerte de selección natural en muchos sectores productivos. Sólo hay que revisar lo qué ha ocurrido en las dos últimas décadas en sectores como el taxi, las agencias de viajes, la música, el alquiler de vídeos, libros, periódicos,…

El sector del Asset Management no queda al margen de la disrupción tecnológica. De hecho, en este sector, la disrupción tecnológica es una constante. La aplicación de AI y de Big Data a la selección de valores o a la configuración de carteras personalizadas es un hecho. Los robo-advisors están a la orden del día.

No es un secreto que Merrill Lynch esté desarrollando un algoritmo de inteligencia artificial para la selección de valores small-caps que herramientas de análisis tradicional no hayan sido capaces de identificar como oportunidades.

A medida que hay más información disponible y que los avances tecnológicos están generando (teóricamente) eficiencias en los mercados, conseguir el alpha es una tarea cada vez más complicada.

Ya existen ETFs que emplean inteligencia artificial para elegir valores basándose en un análisis que combina valores históricos con nuevas condiciones de mercado para seleccionar valores con alto potencial de revalorización.

Sin embargo, y por muy sofisticadas que sean las nuevas tecnologías, no tienen (todavía) la habilidad de combinar la capacidad de computación, por enorme que sea, con la inteligencia emocional o el instinto, que, de momento, son atributos exclusivos de la raza humana.

Zapatero, a tus zapatos. Es claro que hay muchas tareas que serán ejecutadas con más precisión y con menor número de fallos por la AI, pero hay muchas otras en las que nuestra humanidad es un factor determinante y que aportan mucho valor a los procesos de inversión, como combinar el conocimiento derivado de la experiencia con el talento a la hora de tomar decisiones de inversión.

Desde mi punto de vista, debemos dar la bienvenida a las disrupciones tecnológicas en el campo de la gestión de activos, igual que en cualquier otro sector. Nos permitirá que los servicios que prestemos a nuestros inversores sean más eficientes y producidos a un menor coste, haciendo posible la aparición de nuevos servicios que ahora no podemos ni imaginar. Lo que será difícilmente sustituible en nuestra forma de invertir, el Value Investing, es la aportación de un gestor experimentado encontrando valor en un mar de oportunidades.

 

Glosario:

AI: Inteligencia Artificial (Artificial Intelligence en inglés). La habilidad que tiene un sistema de interpretar correctamente datos externos, aprender de ellos y usar ese aprendizaje para consegir determinados retos mediante una adaptación flexible. Kaplan & Haenlein.

Big Data: Conjuntos de datos que son demasiado grandes o complejos para los programas tradicionales de tratamiento de bases de datos. Este concepto está asociado intrínsecamente a tres factores clave: velocidad (de acceso), variedad (de los datos) y volumen (de datos).

Robo-advisor: Es un tipo de asesoramiento financiero o gestión de inversiones que operan con una moderada o nula intervención humana, que usan algoritmos automáticos para gestionar y optimizar los activos de sus clientes.

Machine Learning: Conjunto de algoritmos y modelos estadísticos que los sistemas informáticos usan para mejorar progresivamente el rendimiento en la ejecución de tareas específicas.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 9 comentarios
Entender la naturaleza del mercado, el "saber cómo funciona" que decía Kostolany, está al alcance de muy pocos por definición. Mucho me temo que se llega eliminando datos y seleccioná dolos, no añadiendo cada vez más. Los de Merrill Lynch ya quebraron una vez. No han aprendido nada. S2.
21/06/2019 19:21
La inteligencia de los seres vivos, del más pequeño al más grande es infinitamente más poderosa que cualquier cacharro tecnológico. Es verdad que nos servirán de ayuda esos avances en la tecnología, pero de ahí a poder sustituir a la inteligencia humana queda mucho.
21/06/2019 22:05
En respuesta a Andrés Corral Márquez
Opino que no es cuestión de tiempo, Andrés. No está en su mano, no solo porque no pueden acceder al mundo de la intuición y de la emoción, sino porque no hay además quién pueda transmitírselas. "Entrenador triste, equipo triste". -)))) S2.
22/06/2019 01:55
La raza humana, aun en dimensiones subjetivas y emocionales, es muy predecible. Tenemos patrones de conducta, avaricia, evaluación del miedo, estrategias y análisis que, si sumas millones y millones de ellos a lo largo de todos los días, aparecen patrones perfectamente definidos. Es decir, sí se puede escanear el comportamiento humano, por muy especiales que nos creamos. Se ve a diario, en cada segundo de los mercados.
Por otra parte, la inteligencia artificial tiene un nombre muy bonito, pero no es tan inteligente como parece. La inteligencia artificial se centra en una cosa. Conseguir que un ordenador diferencie patrones. La mente humana es tan fina identificando patrones, teniendo en cuenta todos los detalles y relacionando situaciones similares que es difícil hacer que un sistema digital lo haga igual de bien. Pero alimentando el ordenador con suficientes bases de datos (millones o billones de situaciones) hacemos que progrese en su aprendizaje, llegando a casi ser tan fino como una persona.
Para hacer aprender aun ordenador necesitamos bases de datos reales y bien diseñadas. En la medida en que haya buenas bases de datos, los ordenadores serán capaces de aprender mas y mejor.
En la bolsa hay bases de datos realmente completas en los últimos años, en lo que se refiere a los precios a lo largo del tiempo, y a indicadores económicos. Según nos vamos yendo hacia atrás en el tiempo, estos datos empiezan a ser mas escasos. También hay que tener en cuenta que los índices de miedo, o euforia son bastante modernos. Pero en la medida que se pueda digitalizar el sentir humano y meter estos sentimientos en un ordenador, la combinación que podrán hacer los algoritmos será cada vez mas perfecta.
La capacidad de computación de los ordenadores también hay que tenerla en cuenta. La matemática que soporta los modelos predictivos esta desarrollada hace varias décadas, pero muchos modelos necesitaban días para ser procesados en un ordenador ultra potente. Hoy en día la capacidad de computación sigue siendo un elemento limitador, pero en mucha menor medida. Mover redes neuronales de 3, 4 o mas niveles es tremendo, pero los ordenadores y las tarjetas graficas actuales ya consiguen hacerlo cada día mas rápido. Y eso sin entrar en la computación en la nube (podemos contratar en Google Cloud, por ejemplo clusters de cientos de ordenadores que ofrecen en paralelo terabites de RAM y montones de núcleos…).
En resumen, partiendo de que la bolsa no es un caos, y se comporta en relacion a la condición humana, la inteligencia artificial y el Big Data no es una herramienta sencilla, pero combinando buenas bases de datos, con estrategas expertos en bolsa, científicos de datos y buenos sistema de computación tenemos una capacidad tan inmensa de análisis que la estrategia resultante será sin duda de las mejores del mundo actual. Nos arrasaran fijo (ya lo hacen, pero más).
24/06/2019 11:17
En respuesta a Reina Hortensia
Yo considero que la capacidad mayor de la Vida, y por tanto de cualquier organismo vivo, es su increíble capacidad de adaptación. Incluso desde el más insignificante virus su respuesta al medio es maravillosa. La Vida tiene un componente metafísico, es algo más que la suma de sus átomos y moléculas. Por lo tanto la diferencia con la inteligencia mecánica la veo yo de carácter cualitativo, no es que sea más o menos potente, es que es diferente.
Con respecto a los ordenadores y a la supuesta "inteligencia artificial", es verdad que procesan millones de datos a velocidades cada vez más rápidas pero no dejan de hacerlo de manera mecánica. Reconocen patrones, pero siempre que puedan ser predecibles, lo que muchas veces no sucede. Y en eso la vida si es capaz de adaptarse (y la que no lo hace desaparece).
Las tecnologías son una ayuda muy importante para nosotros pero no serán más inteligentes que los humanos (en el sentido profundo de la palabra).
Eso sí, también ocurre que muchos humanos
conseguirán peores resultados que los aparatos electrónicos, pero es que de todas formas la mayoría no conseguía ganar dinero en este mundo. Ni ahora, ni antes.
24/06/2019 12:16
Estoy de acuerdo en cuanto a la capacidad de adaptación y a lograr el concepto de vida de una manera integral.
Las máquinas siempre serán máquinas.
Pero adaptación ... la bolsa no ha cambiado . Se leen libros de inversores de hace 70 años para aprender hoy a invertir... las reacciones son las mismas.
Al invertir yo analizo 6, 8, 12 aspectos. Pero mi tiempo y capacidad no me da para más. Si me enfrento a una maquina q analiza 800 variables durante los últimos 40 años... pues está claro que su ventaja es importante.
24/06/2019 14:36
Es cierto que las máquinas son más rápidas y potentes a la hora de analizar muchas variables y puede que en el juego de trading a corto plazo, o como eso se llame, lleven ventaja. Pero a la hora de la búsqueda de la inversión de siempre, la que se basa en no pagar demasiado por algo, pero que vaya a seguir siendo necesitado más adelante y en la espera paciente. En eso, todo sigue igual desde hace miles de años y no se necesita tanta capacidad de computador más bien sentido común y sabiduría humana.
24/06/2019 16:21
La bolsa no ha cambiado desde el primer día y el primer libro, "Confusión de confusiones", del sefardí español José de la Vega, hace más de trescientos años. Trescientos años de cambios tecnológicos que no valen para nada, absolutamente para nada, a efectos de llegar a entender la naturaleza del mercado, a efectos de entender cómo funciona.
Los ordenadores, la mega computación y el Big Data son cojonudos para crear estadísticas y que cada creador de estadísticas proyecte sus pajas mentales en las preguntas, primero, y en las conclusiones a sacar, después. Sin embargo, las estadísticas no tienen valor alguno para encarar los fundamentales del mercado, que no son otros que saber qué está pasando ahora, no ayer, ahora, y en base a qué factores tomamos una decisión o la contraria ahora. O sea, ni te enseña ni nunca te va a poder enseñar qué es la intuición, de qué se compone, cómo se puede ir adquiriendo para que en un indeterminado futuro bases en ella tus decisiones. Tanto en la vida como en los mercados. Entre otras cosas, la intuición no es sino el producto acabado de un proceso de maximización en la selección y jerarquización en la selección de factores fundamentales. Unos adoran los datos y otros adoramos los procesos, unos la quietud y otros el movimiento. En los mercados adorar el movimiento no es una opción; y adorar el juego mucho menos.
(Las estadísticas son un intento de quien las paga, hace e interpreta de que todo cambie en la dirección que a ellos les gustaría. Nadie encarga, paga, prepara ni interpreta una estadística en contra de su punto de vista ni ideología. Las conclusiones dicen siempre más de quien las elabora y saca las conclusiones que del tema supuestamente estudiado. Fíjate y no corras). S2.
25/06/2019 23:55
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad