I+D y la situación económica española

26 de septiembre 2
Inversor particular. Autor del libro: "El Camino hacia el Sol: Economía, Energía, Medio Ambiente y Sociedad"
Inversor particular. Autor del libro: "El Camino hacia... [+ info]
3º en inB
3º en inB

Esta es una breve entrada que hace referencia a un artículo de JG Jorrín en El Confidencial: El drama de la inversión pública en España la I+D se recortó un 19% en la última década  , que toca un tema que considero esencial.

El artículo incide en uno de los principales problemas que explican porque España está como está. Aunque creo que el tema requiere muchas matizaciones.

Una medida adecuada es medir el gasto en I+D por habitante y no como % de PIB, aunque en ambos casos expresan el esfuerzo del país en I+D, índice que debería ser comparado en paridad de poder adquisitivo. En cualquier caso, es una medida del esfuerzo, y los países avanzan por la cantidad de recursos invertidos, motivo por el que los grandes tienen mayores probabilidades de desarrollo.

Además, el presupuesto nacional en I+D no implica necesariamente que se ejecute, cuando además el gasto puede ser clasificado como financiero y no financiero, siendo este último el que realmente importa.

Al mismo tiempo que el volumen de inversión no es el único factor a evaluar. La eficiencia de la inversión es esencial, que puede ser medida por ejemplo por el número y calidad de patentes o publicaciones científicas.

Por otra parte, cabe mencionar también la importancia de la inversión en I+D privada, que debería ser mayor que la pública. Esta es mayor en empresas grandes y en entornos competitivos, y nuestro sistema desincentiva el crecimiento empresarial y la competitividad.

Y en cuanto a la caída del volumen de inversión, una explicación podría proceder de los ajustes presupuestarios necesarios, que han priorizado el gasto social y el clientelismo político sobre el futuro del país, lo que sin embargo no ha evitado incrementar la deuda.

Situación triste, ya que equivale a ignorar que el futuro de un país radica en su productividad y competitividad, que repercute sobre la sociedad y las siguientes generaciones. De tal forma que reducir esa inversión podría llegar a considerarse un acto de insolidaridad intergeneracional.

Asimismo, esta situación ha dado lugar a una mayor dependencia de la inversión extranjera, que ha propiciado ayudas para mantenimiento de empleo con las amenazas constantes de deslocalizarse. En resumen, todo un éxito de nuestra política. Para los interesados, hace tiempo publiqué algo al respecto: https://golpedefecto.blogspot.com/2020/03/competitividad-de-la-economia-espanola.html

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 2 comentarios
Pues sí Víctor! La gente cree que el gasto del estado es el gasto social. Cuando se habla de recortes el ciudadano de a pie cree que se va a recortar el gasto social. Y resulta que el hay muchos tipos de gasto y a la gente se le debería de explicar mejor:
1) El gasto social. (El que nadie quiere recortar).
2) El gasto de inversión (ese que se ha ido quedando en nada).
3) El gasto estructural (Del que nunca se le habla al ciudadano de a pie y uno de los que habría que meter mano).
4) El gasto político (el que conviene al político y al que entra al trapo el ciudadano).
Una pena.
26/09/2021 15:52
En respuesta a Promocionencomunidad (Inmobiliaria y Construcción)
Gracias por tu respuesta. Un ejemplo de incremento del gasto estructural de origen político lo hemos vivido recientemente con las subidas de las pensiones y sueldos de funcionarios. Aunque su verdadero coste es inferior a su valor nominal. Y eso no quiere decir que no desee lo mejor para jubilados y funcionarios.
26/09/2021 15:57
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos