Podemos, FN (Lepen en Francia), Cataluña. Riesgos democráticos y reflexiones.

11 de noviembre, 2014 12
También conocido como Niko Garnier, soy actuario de formación, y he trabajado en BBVA (gestora de pensiones y gestión de activos de la... [+ info]
También conocido como Niko Garnier, soy actuario de... [+ info]
6º en inB
6º en inB

Mi blog se llama Bolsa y Filosofía, y hace tiempo que no escribo sobre puro pensamiento. Nótese de paso que el nombre del blog tiene un doble sentido: soy Analista técnico, Chartista, porque considero que eso es filosofía. No se puede ser buen analista técnico sin sentido común, sin sabiduría, sin amor por la ciencia (que es la definición de la Filosofía). Por tanto, cuando digo "Bolsa y Filosofía", también quiero decir "Bolsa y Chartismo". Pero eso es un secreto, por favor no lo difundan por ahí, mi reputación como analista financiero está en juego ;)

Quiero hablar aquí del riesgo que supone la política para los mercados, y para las sociedades en general. Más aún: del riesgo que supone la Democracia como sistema político, que está lejos de ser perfecto, puesto que cualquier estructura en el universo no puede ser perfecta si el material con el que se construye no lo es. Dicho de otra manera: no podemos esperar un "sistema" perfecto, si los seres humanos que la componen no son perfectos.

El problema de la corrupción no se debe sólo al sistema, a las leyes, ó a los partidos. Se debe al propio ser humano, a la cultura que éste ha construido, pero claro, siempre es mucho más fácil echar balones fuera y buscar los culpables a nuestros problemas fuera (ya sean problemas personales, familiares, sociales, profesionales, etc). Es un recurso psicológico tan viejo como la historia. Nuestra razón es esclava de nuestras pasiones: la usamos para justificar lo que nos conviene, y en este caso nos sentimos "mejor" cuando llegamos a la conclusión de que la culpa de nuestros problemas la tienen los demás. Lo curioso es que ese "demás" tiene siempre dos características contradictorias:

1- Personalizable en forma de figura política ó pública: un presidente por ejemplo. Es lo que se conoce como "cabeza de turco".
2- A la vez es abstracto y lejano: "los del pp", "los españoles", los "empresarios", etc. Nunca es: "el vecino del quinto", ó "mi primo que lleva dos años cobrando el paro sin necesitarlo ni buscar trabajo".

No somos capaces de comprender que "el mal" es un concepto abstracto e inherente a la vida, de raíces diversas, y del que todos formamos parte en mayor ó menor medida. La paradoja es que la justicia no está para juzgar "moralmente", sino para corregir comportamientos y apartar del grupo (de la sociedad) a aquellos elementos que son demasiado molestos y negativos para permanecer en libertad en dicha sociedad. El objetivo es práctico: ponerlos en estado de dejar de ser nocivos; no es un objetivo teórico de castigo, venganza y justicia. Por eso el término "justicia" es muy equívoco. Muchos quieren confundir la justicia divina con la terrestre...

Como analista e inversor, me preocupan los fallos de la democracia. Recordemos que Hitler fue elegido democráticamente: es un ejemplo empírico de cómo un sistema "perfecto" puede derivar en una maldad y destrucción nunca vista antes. Pero ojo: de nuevo aquí salta a escena el mecanismo del "cabeza de turco". Hitler no es el único culpable. En todos los niveles de la sociedad alemana hubo otros "Hitler" que podían haber evitado seguir sus pasos, pero no lo hicieron. Tampoco trato de demonizar a un país ó una sociedad: esto podría haber ocurrido en cualquier otra parte del mundo (ver Corea del norte hoy día por ejemplo). Lo que quiero decir es que estamos ante un mecanismo psicológico innato en el ser humano, ó eso parece. En determinadas circunstancias, el sentido común desaparece por completo, y nos volvemos locos. La psicología de masas nos convierte en irracionales.

Este es un tema muy largo para debatir. Lo dejo abierto.

La pregunta que quiero hacer aquí es doble:

1- ¿Son conscientes nuestros sistemas democráticos de los riesgos de deriva que presenta el ser humano como característica "de serie"?

2- ¿Hemos preparado algún mecanismo para cortar de raíz esas derivas ó controlar posibles desviaciones?

En mi opinión, la respuesta es no en los dos casos. Nuestra avanzada y prepotente sociedad científica, capitalista y consumista, muestra mucho menos sabiduría y humildad que otras culturas y civilizaciones anteriores. El riesgo es que nunca antes habíamos tenido tanto poder de destrucción.

Falta sabiduría y humildad para al menos ser conscientes de los dogmas modernos. Porque no hay peor ignorancia que la que se ignora a sí mísma.

PODEMOS
Me asusta el ascenso de Podemos. El de la coleta no me cae bien, ni en la forma ni en el fondo (su discurso e ideología). Su segundo, el de las gafas redondas, me parece todavía más chulo. El otro día lo ví en la sexta, y su posición corporal al empezar la entrevista me pareció brutal: sentado hacia atrás en la silla, con las piernas cruzadas y la cabeza hacia arriba, su actitud no podía ser más prepotente.

¿Cómo pueden tener estos señores más de un 20% de intención de voto? De nuevo aquí prefiero verlo desde el otro punto de vista: no se trata de demonizar a unas personas en concreto, sino de preguntarse quiénes son los que les apoyan y de donde vienen. Es evidente que Podemos es una manifestación de otra cosa, es un síntoma de una enfermedad de fondo. Es una consecuencia (que viene después), no una causa de algo que pueda venir en el futuro (o quizá lo acabe siendo...).

Front National de Lepen en Francia
En Francia quien tiene la primera intención de voto es el partido de extrema derecha de Marine Lepen. Lo que muy poca gente sabe es que en realidad es un partido de extrema izquierda (al menos tienen puntos en común). De hecho, la base de su electorado se encuentra en la clase obrera trabajadora. Curioso para un partido de extrema derecha, ¿no?

En el programa económico del FN hay muchos puntos en común con el de Podemos. El FN quiere controlar la inmigración, sí, pero también quiere controlar la economía y quiere salir del euro. De liberal nada; proponen un Estado tan intervencionista y controlador como los comunistas (Podemos es la versión moderna del comunismo).

¿Qué futuro nos espera en Europa?

Tenemos algo a favor para evitar revueltas: la demografía.

Cuando un país pierde población, y la que existe tiene una media de edad creciente, es difícil que haya revoluciones. La edad nos hace conservadores. España va a pasar de 46 a 40 millones en las próximas décadas. Eso dicen las proyecciones... aunque me cuesta creer que los africanos (u otros) no terminen por rellenar el hueco.

Alemania tiene un grave problema demográfico. Y eso pesará en su economía, que hasta ahora ha brillado con luz propia.

Francia en cambio es el alumno aventajado en cuestiones de demografía, después de décadas de apoyo brutal a la natalidad por parte del gobierno. Ahora empiezan a reducir las ayudas a familias numerosas, pero por ahora esa natalidad es un punto a favor frente a Alemania, a largo plazo. El problema es el giro cultural en Francia, con un islam que avanza a pasos agigantados, en un país que tras ser durante siglos la hija mayor de la iglesia católica, ha dejado de serlo en teoría para ser un Estado laico, y en la práctica un Estado de religión Islámica en alza a alta velocidad.

Menuda mezcla.

¿Cómo contener los populismos democráticos? En teoría, la democracia dice que el pueblo debe hablar, y debe mandar. ¿Y si el pueblo se equivoca y elige mal? ¿Quién nos protege de eso?

Es un tema complejo, no cabe duda. Personalmente tiendo a ser pesimista. Así que ténganlo en cuenta también en mis análisis de mercados. Hasta ahora la masa se ha portado bien porque había riqueza creciente. Pero no descarto derivas. Veo a mi alrededor mucha tontería y poca sabiduría. El debate público está copado por temas de iluminados a los que no deberíamos hacer ni caso, pero que consiguen atraer toda la atención sobre ellos.

No voy a cambiar el mundo, ni lo pretendo. Con influir en mi entorno cercano y mi círculo de influencia me basta. Lo que sí me gustaría es protegerme y proteger a mi círculo cercano de grandes "cisnes negros" ó "saltos de la historia" a los que ya no estamos acostumbrados en Europa porque hemos vivido desde los años 50 la época de mayor estabilidad en la historia europea.

¿Independencia de Cataluña? Fuera de España Cataluña no preocupa realmente porque hace décadas que eso está ahí.
¿Nuevos partidos revolucionarios? Podemos preocupa más, igual que el FN en Francia y el partido anti-euro en Alemania. ¿Caída del euro? ¿Quiebra de algún Estado? ...

Son todo posibilidades. Pero como dice Taleb, un verdadero cisne negro es imprevisible e inimaginable. El riesgo mayor está en eso que hoy día no sólo no podemos ver, sino que ni siquiera podemos imaginar. ¿Cómo protegernos de eso? Actuando con sabiduría y sentido común: diversificación (en todos los sentidos), humildad y sentido común, pasar desapercibido, vivir por debajo de nuestras posibilidades, etc.

Y especulativamente en los mercados, vigilar la acción del precio (cuyas características están bien definidas) para tratar de tomar medidas de protección aunque sólo sea con 24h de antelación (no necesito más). Con un poco de suerte nos podríamos librar (al menos parcialmente) de posibles debacles financieras.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 12 comentarios
antiguo usuario
Yo lo que creo es que nada cambia, es la capacidad de sorpresa que tenemos, los seres humanos nos vamos renovando, y los que vienen todos con su capacidad para sorprenderse, digo esto porque en realidad no se que decir. S2.
12/11/2014 09:01
Es una de las maravillas del mundo. El ser humano es tan imprevisible que aparenta ser previsible. Ha muerto mucha gente para que podamos seguir equivocándonos solos o en manada. No hay seguridades, Niko. Sería bonito, pero no las hay.
12/11/2014 10:17
antiguo usuario
Jose Luis, eso de la extincion de la especie, tengo mis dudas, somos unos bichos capaces de adaptarnos a cualquier realidad hostil para la especie humana, España puede vivir sin Cataluña con Podemos mandando, con "Lepen" en Francia y con algun Hilter que salga, si cojemos a mil personas y les damos matarratas seguro que alguno sobrevive, jaja, S2.
12/11/2014 14:04
jajajja!!!
Sí, la raza humana es resistente, pero no inmortal. La probabilidad nos dice que nuestra extinción es cuestión de tiempo. Pero hablamos de tiempo a escala astronómica. ¿cientos de miles, millones de años? O quizá sólo unas decenas de miles de años. Pero vamos, eso sí que es una cuestión estéril ;)
Saludos a los dos.
12/11/2014 14:14
Como decían en la película trainspotting, en el futuro ni hombres ni mujeres, solo gilipollas,..., por cierto a mí tampoco me gustan ni el coletas ni el de las gafas redondas, gente muuu peligrosa.
12/11/2014 15:28
Es normal que el socialismo y el nacional-socialismo coincidan, simplemente, porque son lo mismo. Unos alzan banderas nacionales y otros alzan banderas revolucionarias pero sus ideas son las mismas y sus acciones muy similares. Desconocer esto es desconocer la historia y la filosofía política de los partidos. El futuro se desconoce pero hasta el caos se puede predecir... Un saludo.
12/11/2014 16:24
Pero eso es nuestra condición. La incertidumbre. La pimienta de la vida.
Al final, siempre salimos adelante.
Y mientras estamos vivos, pues eso, vivimos.
Y cuando morimos y se acaba, se acabó la incertidumbre.
Un saludo.
12/11/2014 21:21
Es verdad que ahí nunca ha habido derivas populistas, pero... ¿será cuestión cultural?
Y de todas formas, tampoco se puede decir que estén "muy cuerdos" sus políticos, sobre todo los americanos, cuando lo miras de cerca, también hay mucho iluminado (como en la cultura yankee en general, con sus contrastes y contradicciones... supongo que innato al ser humano). En fin, debemos aceptar la parte de misterio que tiene ésto.

El otro día estuve mirando un documental en la 2 sobre la segunda guerra mundial y la tentación de dejarse llevar por la desesperación y pesimismo es grande. Uno se pregunta cómo la humanidad pudo salir de semejante locura de destrucción y brutalidad. Uno se pregunta también cómo pudo entrar en ese estado de enajenación mental colectiva mundial. Es estremecedor. Y sobre todo, creo que no hemos aprendido las lecciones correctas. Que yo sepa, no hemos analizado cuál es la característica del ser humano que permite que estas situaciones se produzcan con pasmosa regularidad en la historia de la humanidad. Le hemos echado la culpa a determinadas personas (Hitler...), y a determinados sistemas políticos e instituciones, pensando que así se podrá evitar que se repita en el futuro. Lo cual significa que no estamos libres de que se vuelve a producir algo así ó parecido. En realidad el mundo sigue en Guerra, pero ahora le toca descansar a Europa. Un continente que por cierto, quizá pague el precio de su locura con la extinción de la raza blanca europea dentro de unos pocos siglos...

Saludos.
16/11/2014 11:27
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad