Excelencia en bolsa y en la vida: un enfoque defensivo ganador

29 de noviembre, 2015 6
NikoGarnier.net - Actuario de formación, he trabajado en BBVA (gestora de pensiones y gestión de activos de la aseguradora), he sido gestor de... [+ info]
NikoGarnier.net - Actuario de formación, he trabajado... [+ info]
2º en inB
2º en inB

Excelencia no significa ser perfecto, sino aspirar a ello y tender a hacer las cosas bien (sabiendo que la perfección es un ideal que nunca será alcanzado... entre otras cosas porque la perfección es imperfecta, aunque eso ya es un poco de metafísica...). Lo más perturbador es que casi siempre, no cuesta más hacer las cosas bien, en vez de mal (o medio bien).

Excelencia no es perfeccionismo, pero implica un nivel de exigencia muy superior a la media, no sólo en los resultados (fondo) sino también en el proceso (forma). Esa exigencia puede parecer exagerada a los ojos de la mediocridad habitual, pero rápidamente se transforma en algo normal y natural, en cuanto se ha convertido en rutina. Porque al final esa es la clave: que se convierta en rutina.

Las rutinas son fáciles y llevaderas, por eso el ser humano es tremendamente rutinario. Así que al final llegamos a la conclusión de que la excelencia no cuesta más, sino que es simplemente una actitud y una rutina a construir. A partir de ahí todo son beneficios extras, y en ese sentido cabe decir que aquellos que no buscan la excelencia simplemente se equivocan de camino.

La excelencia en los mercados financieros

Todo esto que he planteado de forma abstracta y teórica se plasma en algo muy concreto a la hora de invertir en bolsa: sea muy exigente en la selección de sus operaciones, tanto si es inversor fundamental como técnico o macro, no sobreopere y no juegue. Opere sólo cuando lo tenga muy claro, cuando considere que la oportunidad es excelente, y no puede dejar de operar. Como dijo Buffet, lo ideal es ser perezoso, lo cual nos lleva a una de esas contradicciones (al menos aparentes) que tiene la vida y que tanto me gustan: ¿cómo se puede buscar la excelencia y ser a la vez perezoso? En esto de la bolsa el punto de encuentro es fácil: sólo queremos operar cuando lo veamos muy claro, cuando pensemos que "si no hago nada ahora, entonces no tiene sentido que me dedique a esto porque nunca haré nada".

Para un analista técnico como yo, eso significa que dejo pasar la gran mayoría de las oportunidades que creo ver en el mercado. Porque sé por experiencia que aquí hay mucho ruido y pocas nueces, y la mayor parte del tiempo, aquí "no pasa nada", es decir, no ocurre o no acontece nada. Siempre "parece que va a ocurrir algo", pero casi nunca es así. Algo que por cierto, es ideal para la operativa con Opciones, la única herramienta con la que se puede ganar dinero:

1. Sólo por el paso del tiempo.
2. Estando equivocados en nuestro escenario direccional del mercado (por ejemplo, habiendo planteado un escenario alcista a 6 meses y encontrándonos a posteriori con una caída del 5-10%).

Esa cualidad de poder ganar dinero por el paso del tiempo encaja muy bien con ese razonamiento semi-filosófico de que todo es "aire", "ilusión", y la mayoría de las veces, no ocurre nada relevante en los mercados, y lo que parece ser el inicio de algo grande, se queda en nada.

Volviendo al tema de la excelencia, esta es la razón por la que busco pautas que encajen desde varios ángulos. A corto, medio y largo plazo, y según diversas técnicas (que explico en mis cursos), no sólo según un enfoque técnico, sino también fundamental y macro. El resto del tiempo es mejor estar sentado en el sillón: a veces viendo los toros desde la barrera, y otras veces dejándose llevar por la tendencia (una sensación muy agradable por cierto).

En definitiva, lo que quiero transmitir en este post es que la bolsa no es un casino en el que debamos estar apostando todo el rato. El enfoque ganador es partir de un escenario de medio plazo (mínimo 3-6 meses, máximo 1-2 años), que implementamos poco a poco, para después ir realizando ajustes de seguimiento / mantenimiento. La excelencia nos ayuda a no sobreoperar (uno de los errores más frecuentes), y a no querer ver techos todo el rato y buscar cortos cuando la tendencia sigue siendo alcista, porque queremos figuras ya formadas, claras y contundentes.

La excelencia es serenidad y sosiego, en bolsa y en la vida. Al tener muy claro el camino, reducimos niveles de estrés, actuando con un enfoque más metódico. Y eso no significa que no nos vayamos a equivocar, pero justamente ahí también nos ayuda la excelencia, porque rápidamente nos empujará a asumir y reconocer el error para eliminarlo, barrerlo del horizonte, y recuperar el sosiego del inversor metódico y disciplinado. Ya sea en entornos favorables o en entornos adversos, la excelencia es una gran ayuda tanto económica como psicológicamente.

Nota: El próximo martes 1 de diciembre empieza mi CURSO DE OPCIONES online. Si te interesa, consulta aquí el temario y el horario, y apúntate ya. ¡ÚLTIMOS DÍAS!

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 6 comentarios
antiguo usuario
Acabo de leer el articulo hasta lo Buffet, digo yo, si este hombre operaba al intradia ? esperar la oportunidad es de oportunistas y del intradia, luego sigo con el articulo, jajaja
29/11/2015 13:02
En respuesta a Pepe Mary El chucho de Kolastani
Buffet y otros grandes no operan en intradía entre otras cosas porque moverían el mercado. Con el tamaño que tienen, esa operativa es imposible. Algún inconveniente tendrán que tener, no? jajaja
;)
Buen domingo !
29/11/2015 14:18
antiguo usuario
Yo creo que la bolsa da para todo, esto es como el atletismo unos corren 100 metros lisos y otros el maraton y la mayoria no saben que correr.
29/11/2015 19:56
En respuesta a Juan Carlos Tataje Freyre
Jajajaja Pues claro que sí, hay muchas cosas! De hecho hay más fracasos que éxitos. Pero como en bolsa, intentas cortar rápido los fracasos y dejar correr los éxitos...
Ejemplos: me quedé a medio camino en el baloncesto, y en la música...
Me ha sorprendido mucho tu comentario, y me ha hecho sonreír (en el buen sentido), porque los que me conocen de cerca me suelen decir lo contrario, que soy prudente...
Con este artículo no pretendía decir que soy la caña, en absoluto, sino que soy exigente en general, empezando conmigo mismo en particular, y eso incluye la bolsa. Nada más! No hablaba de personas sino de enfoques, de métodos y de formas de trabajar.
Espero haber aclarado algo...

Y no te preocupes, tengo suficiente experiencia y fracasos a mis espaldas para saber que la humildad es la primera condición (necesaria pero no suficiente) para tener éxito en bolsa. Por eso acepto de buena gana y con introspección comentarios como el tuyo... ¿De verdad he pecado de orgullo y soberbia con este artículo? Si es así, no tengo ningún inconveniente en rectificar....

Saludos
30/11/2015 22:49
Oh, vamos Niko, gracias por tu sentido del humor para tomar mi comentario, sorry si llegué a molestarte, creo ha sido un poco el desfogarse de momentos malos. Eres un ganador, y siempre te leo, y aprendo. tengo una montaña de fracasos encima, pero ya llegará mi hora. Gracias y un abrazo, desde Lima-Perú.
01/12/2015 15:11
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos