Empleo juvenil en España y subida del SMI

4 de febrero 2
Inversor particular. Autor del libro: "El Camino hacia el Sol: Economía, Energía, Medio Ambiente y Sociedad"
Inversor particular. Autor del libro: "El Camino hacia... [+ info]
47º en inB
47º en inB

El mercado laboral constituye un elemento clave de la economía, siendo uno de los objetivos de las políticas del nuevo gobierno, que ha incidido en modificar ciertos aspectos de la reforma laboral y ha elevado el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) hasta 950 euros/mes, lo que supone un incremento del 29% en dos años (figura siguiente), afectando, según la ministra, a unos 2 millones de trabajadores. 

Diapositiva1.JPG

Figura.- Evolución del SMI anual. En azul (escala izquierda importe en euros); en rojo (escala derecha) el incremento anual en porcentaje. Datos gobierno

Sin embargo, los incrementos del SMI probablemente no acaben aquí, ya que el programa del PSOEpretendía elevar el SMI hasta el 60% del índice de Kaitz (el porcentaje que supone el SMI con respecto al salario medio). Este, en el tercer trimestre de 2019, según datos del INE , se situaba en 1.876,95, por lo que el 60% del salario medio se correspondería con 1.126 euros, aunque parece ser que la intención es elevarlo hasta 1.200 euros a final de legislatura . 

El umbral de 60% de la renta media (bruta) es una recomendación del Comité de Derechos Sociales del Consejo de Europa, pero no es vinculante, y no deja de ser un criterio arbitrario. En este sentido, la Comisión Europea sugiere varias alternativas menos ambiciosas, como por ejemplo fijar el SMI al nivel del umbral que marca la UE para el riesgo de pobreza, el 60% del salario mediano. 

La elección de salario mediano como referencia cobra más sentido cuando además consideramos que la propia subida del SMI afecta al salario medio distorsionando el índice de Kaitz, cosa que no ocurre con el salario mediano, salvo que se produzca un efecto de deslizamiento sobre el resto de la estructura salarial. 

Motivos por los que a nivel europeo se tiende al objetivo de un SMI con respecto al salario mediano nacional, siendo este inferior al salario medio. 

Sin embargo, en España, las recientes subidas ya han dado lugar a superar en España ese nivel del 60% de la mediana , lo que, como indica M Jansen , no parece razonable que España se marque este objetivo cuando presentamos una tasa de desempleo cercana al 14%, que se corresponde aproximadamente con nuestro nivel de paro estructural . Definido este por la OCDE como aquella consistente con una tasa de inflación constante, ya sea la tasa de desempleo no aceleradora de salarios (NAWRU) como la tasa de desempleo no aceleradora de inflación (NAIRU).

Además del nivel de SMI alcanzado, es importante recordar que la subida del SMI no afecta a todos los trabajadores, sino a cierto segmento de los mismos, concretamente aquellos de menor cualificación, como sector agrícola y empleadas de hogar, y jóvenes; dependiendo los efectos de la subida de la velocidad a la que esta se produzca, pero sobre todo de la posición del ciclo económico en que nos encontremos, de tal forma que en la situación actual, con un crecimiento del 1,8% se puede seguir creando empleo. El problema surgirá si continúa y se agudiza la desaceleración económica que se viene produciendo los últimos años (figura siguiente), a lo cual puede contribuir tanto el entorno internacional como las medidas de índole económica que tome el gobierno.

Diapositiva2.JPG

Figura.-INE. Nota de prensa. Avance de Contabilidad Trimestral correspondiente al 4T de 2019 

Y en este sentido, es necesario recordar que el desempleo juvenil en España, con datos estacionalmente ajustados, llegaba al 30% a final de 2019, el mayor de la UE-28 (no hay datos de Grecia para esa fecha), más que duplicando la tasa de esta y la tasa de desempleo total español. 

El gobierno insiste en que la evolución reciente del desempleo no está relacionada con el SMI. Sin embargo, el análisis de los datos de evolución del número de ocupados entre 20-24 años en el último año en nuestro país parece desmentir, por lo menos parcialmente, estas afirmaciones, ya que parecen indicar que en determinadas CCAA si se puede establecer cierta correlación, tal como muestra la figura siguiente.

Diapositiva3.JPG

Figura.- Análisis de correlación entre el PIB per cápita y variación en el número de ocupados de edades comprendidas entre 20-24 años de cada CCAA. Datos INE ocupados (variación entre el 3T de 2018 y 3T de 2019) y PIB per cápita . 

Los datos de la figura anterior muestran una correlación negativa de 0,55 (significativa con p<0,05), entre el PIB per cápita de cada CCAA y la variación del número de ocupados de la población cuya edad comprende los 20-24 años, encontrándose presumiblemente muchos trabajadores de esta edad sujetos al SMI. No siendo esta correlación observada cuando se analiza toda la población trabajadora en relación al PIB per cápita, sugiriendo que las CCAA con menor PIB per cápita son más susceptibles de sufrir, a través de una menor ocupación de los trabajadores jóvenes, los efectos de una subida del SMI. 

La gráfica anterior muestra como en las CCAA de menor renta per cápita, indicativo de menor actividad económica, sufren en mayor medida los efectos de la subida del SMI efectuada desde comienzos del año 2019. Motivo por el que sería conveniente plantearse un SMI distinto por CCAA, que podría articularse a través de un SMI estatal bajo que podría ser modificado por las CCAA con mayor PIB per cápita, lo que daría además más capacidad de gestión a las CCAA, sin perjuicio de establecer otro SMI más reducido para jóvenes que podría elevarse progresivamente con la edad. 

En esta situación, elevar el salario mínimo, por lo menos en las CCAA de menor PIB per cápita, solo incide en agravar la catástrofe del desempleo juvenil, que presenta muchas derivadas. Desde la mayor dificultad para formar hogares y contribuir a incrementar la tasa de natalidad y revertir el cambio demográfico, hasta asegurar el futuro del país. Ya que no debemos olvidar que el capital humano es un factor esencial de la productividad y crecimiento económico, y el capital humano aumenta con la experiencia laboral. Cuando además, si la situación económica de nuestros jóvenes empeora, no debemos descartar que emigren, lo que se denomina ahora “votar con los pies”, reduciendo la población activa joven. 

En cualquier caso, la elevación del SMI elevará el porcentaje de trabajadores acogidos al mismo así como el porcentaje que supone el SMI con respecto al salario medio o mediano (figura siguiente), lo que redundará en el coste empresarial, que puede reaccionar frente a esta subida de distintas formas, ya que la evolución de la ocupación es solo uno de los mecanismos que tiene el sector empresarial de equilibrar los desajustes provocados por elevaciones del SMI, tal como veremos en posteriores artículos.

Diapositiva4.JPG

Figura.- Salario mínimo: más datos para el debate.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 2 comentarios
Buenos días. No suelo entrar nunca en opinar sobre todo lo que se salga del tema relacionado con inversión en mercados de valores y menos en política. Sí creo que si hace 25 años alguien podía ganar un salario de media y equivalente en euros de 1000 euros y pasados esos 25 años todos los gastos que soporta esa persona suben el doble, el salario deberían ser 2000 euros y que cada cuál se busque la vida por donde pueda pero se vende el asunto desde el punto de vista que es mejor trabajar con salarios de pobres que no trabajar con salarios dignos o acordes con los niveles de vida o vivir de subsidios y ayudas gente que no le hace falta.

Pensar en que el salario es el que debe soportar cualquier coste es más que injusto indecente y más permitiendo que sueldos de políticos sí sean mucho más elevados y escandalosos y lo único se consigue es crear una enorme brecha social. No sé si esto es ser de derechas, de izquierdas, de centro, es lo que pienso y si no es posible porque dicen que no salen las cuentas ya digo yo que se las cuadraba en un mes sin emitir deuda, eso sí.

Hay economías que suben los sueldos para reactivar el consumo, todo es una rueda y si hay dinero en el bolsillo circula y genera actividad, en cambio aquí primero se bajan los sueldo para crear puestos de trabajo precarios y ahora s etrata de subir sueldos pero bajo una estructura de gestión desastrosa, malo una cosa y peor la otra....
05/02/2020 07:05
En respuesta a B. Palacios
Gracias por tu comentario. Creo que el tema es complejo. Mi opinión personal es que la globalización y automatización condicionan el entorno, y ello ha dado lugar a una mayor importancia al capital que al trabajo en el proceso productivo desplazando la renta hacia el capital. En cualquier caso la función de redistribución de la riqueza recae sobre el sector público y no privado.
Al respecto se podría argumentar que el SMI ejerce un efecto de predistribución en que el sector público condiciona al sector privado. En este sentido debemos diferenciar que las empresas que exportan suelen ser grandes y pagan salarios mayores no siendo afectadas en gran medida por el SMI. Lo contrario ocurre con los autónomos y microempresas, que suelen ajustar a través de empleo, si bien hay otras formas de ajuste, pero que puede implicar la desaparición de las mismas incrementando el desempleo.
Por otra parte, si se incrementan salarios se pierde competitividad, y en economías abiertas estamos expuestos a la competencia extranjera, lo que también puede dar lugar a deslocalización y pérdida de empleo.
Como indicaba, desde mi punto de vista el problema es complejo, y su solución pasaría por un cambio de modelo productivo basado en competir en calidad y diferenciación y no en precio, que se vería acompañado de mayor capital humano y salarios.
05/02/2020 08:51
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos