El petróleo caro, otra estrategia que ha encontrado Trump para beneficiar a Estados Unidos

27 de junio 1
Gestor de Sicavs, cestas de fondos y de renta variable. España. Analizo los mercados financieros desde una visión global para proporcionar las... [+ info]
Gestor de Sicavs, cestas de fondos y de renta variable.... [+ info]
5º en inB
5º en inB

Está claro que el Presidente Donald Trump no ha llegado al frente de la Casa Blanca para hacer amigos fuera de Estados Unidos. Tras un año y medio al frente del Gobierno está llevando a rajatabla su política de "American First" y todas las medidas que está tomando o amenaza con tomar siempre van en beneficio propio (de su país). Al menos a corto plazo así es, pero no se saben las consecuencias a medio y largo plazo. Los aranceles es una forma de defender los productos nacionales al encarecer las importaciones, pero a buen seguro encarecerá los precios y generará inflación, lo cual es positivo para zonas más deprimidas como Europa o Japón, pero podría provocar graves desajustes precisamente en Estados Unidos (el último dato de inflación es del 2,8% y subyacente al 2,2%) que podrían acelerar aún más la subida de tipos de interés.

La última ocurrencia de Trump es encarecer el precio del petróleo. En el día de ayer tuvimos una aceleración bastante importante que llevó el precio de nuevo por encima de los 70 $ por barril gracias a que Donald Trump apunta otra vez a sanciones sobre Irán. Desde el Departamento de Estado se dijo ayer que la intención de Estados Unidos es la de aislar tanto política como económicamente a Irán, así que Estados Unidos ha instado a todos los países a que no compren crudo de Irán desde el 4 de noviembre de este año. El mercado rápidamente ha descontado con que podría haber una falta de cerca de 2,8 millones de barriles por día que son las exportaciones de Irán.

Y es que estos 2,8 millones de barriles puede ser la cuota de mercado que Estados Unidos quiere ganar. Tal y como vemos en el siguiente gráfico, el alza del precio del petróleo (línea verde) lleva aparejado el aumento de plataformas petrolíferas en activo en Estados Unidos (línea azul). Vemos en el gráfico que el número de plataformas se mueve de forma muy pareja (aunque con cierto retraso lógico) al movimiento del precio. Pero lo relevante del gráfico es el fortísimo aumento de la capacidad de producción de crudo de Estados Unidos. A día de hoy está en máximos históricos en 10,9 millones de barriles diarios, muy por encima de los niveles alcanzados en el año 2014 cuando el precio del petróleo estaba en torno a 100 dólares y el número de plataformas en activo era el doble.

6d214b3a77c95b56c7c9068859e6403b187bb94a.jpg

Así pues, si el precio del petróleo volviese a niveles de 100 dólares, el número de plataformas en activo seguiría subiendo y la producción podría, de forma muy cómoda, suplir la producción de Irán. Y una segunda consecuencia de la subida del precio del petróleo sería atacar a Europa, que es importador neto de energía. A los europeos les costaría más la energía, por lo que las compañías reducirán sus márgenes de beneficios o lo trasladarán al precio final de sus productos, lo cual las hará menos competitivas.

Pero ya vimos hace menos de tres años que países como Arabia no están dispuestos a perder cuota de mercado y están dispuestos a aumentar su producción para "tirar los precios". Las nuevas técnicas de producción por medio del Fracking no son rentables por debajo de 50 dólares el barril y los países de Oriente lo saben. En el gráfico vemos como a esos precios, el número de plataformas cae a mínimos y, por ende, también cae la producción norteamericana. Esto nos hace pensar que el precio del petróleo no debería subir mucho más allá de los niveles actuales. La falta de estos 2,8 millones de barriles de Irán que hoy gran parte del mercado piensa que generará desajustes entre oferta y demanda se suplirá sin ningún problema.

En medio de esta guerra abierta por Donald Trump, los inversores empiezan a ser conscientes de que efectivamente defiende el programa de American First y vuelven las ventas de activos de riesgo. El índice Hang Seng ha caído esta madrugada justo a la directriz alcista que une mínimos desde 2016.

e19e8d956bd19826d49bb642acad96d76b67db67.jpg

El yuan sigue depreciándose para poder ganar competitividad y toda volatilidad en el mercado de divisas es tomada como fuente de riesgo por parte de los inversores.

528a4af6fd682171ebb331ebe1ef4f071073bdee.jpg

Y en Europa, el índice alemán Dax 30 que es el que más se vería afectado por la imposición de aranceles, ha corregido más de un 7% en las últimas nueve sesiones. En el gráfico vemos que ya se acerca de nuevo a la zona de soportes relevantes del año. La zona entre 11.750-12.000 puntos son los mínimos de los últimos meses y la directriz alcista iniciada nada menos que en el 2009.

e7e40cad6a6db0e2229c49e1118196e2abf59af6.jpg

Los más negativos ya están queriéndose adelantar a los siguientes movimientos y apuestan a que tanto del Hang Seng como el Dax van a perder estas zonas de soportes y las caídas van a continuar. Además, estamos entrando en julio y los meses de verano suelen ser meses de fuertes caídas. Si entramos en internet seguro que habrá muchos análisis defendiendo estas tesis. Y mientras más días continúe esta corrección más nos encontraremos.

Pero insistimos en nuestra tesis de que el comercio global seguirá creciendo por el irremediable ascenso de la clase media en países emergentes y la mejoría de las tasas de empleo en los países desarrollados, que implica mayores tasas de consumo. La mayoría de empresas cotizadas se está financiando más barato que nunca y venden sus productos en todo el mundo y tienen capacidad de trasladar sus industrias a donde sea más rentable para la compañía. Harley Davidson por ejemplo explicó ayer en una presentación con accionistas que fabricará las motocicletas que vende en Europa fuera de Estados Unidos, con el objetivo de evitar las barreras arancelarias. Ya hemos visto estos años atrás que los riesgos geopolíticos han provocado correcciones más o menos severas, pero no han cambiado la tendencia de largo plazo de los mercados. Así debería continuar mientras los datos macro sigan apuntando a un crecimiento global superior al 3%, siendo el dato estimado del 3.8% para el mundo, 5% para economías emergentes (5,9% Asia, 2.2% Latinoamérica), 2,2% Eurozona y 2,9% Estados Unidos.

Volverá a ser clave la publicación en julio de los resultados empresariales y datos macro del segundo trimestre, que será realmente el factor que determine si la corrección actual es una nueva oportunidad de compra o por el contrario el inicio de una fase bajista de largo plazo. De momento con los datos macro que se barajan, es bastante más probable que estemos en la primera de las opciones.  





El artículo original se encuentra en el Blog de Unicorp Patrimonio S.V.

(http://blog.unicorppatrimonio....)

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 1 comentario
Trump está como loco con el petróleo trata de subirlo como sea, según mi gráfico de cajas , a la era del petróleo le falta poco para dejar de ser estrategico, la tendencia para sustituir el petróleo ha comenzado y Trump va a luchar contra la tendencia ,jajajaja.
Hay que estar atento a ver si monta en un híbrido o un eléctrico, jajaja
27/06/2018 20:42
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad