El mundo de ayer

26 de abril 4
Treinta años Economista Titulado del Banco de España. Economía internacional. Autor del blog "Decadencia de Occidente", blog sobre los estragos... [+ info]
Treinta años Economista Titulado del Banco de España.... [+ info]
2º en inB
2º en inB

En octubre publiqué un artículo en el que explicaba que la ruptura de la geopolítica estaba anulando la importancia de la Macroeconomía y dando paso a marchas forzadas a poner en primer lugar la Geoestrategia. Es decir: lo militar lo primero. 

El mundo, tras la II Guerra Mundial y la victoria de los aliados, se dividió en dos bloques antagónicos: Occidente, bajo el liderazgo de EEUU, y el bloque soviético. Ambos se repartían su influencia en todo el globo manteniendo ciertas reglas, con la disuasión para ambos de la Destrucción Mutua Asegurada  (DMA), lo que hacía suponer que las armas nucleares no se usarían. Esto dejaba una amplia franja de pulsión y reacción en zonas de influencia repartidas por el globo. En suma, que los conflictos entre los dos grandes bloques se dirimían en países lejanos, quedando a salvo Europa occidental, oriente y EEUU. Campos para dirimir conflictos de influencia eran el resto del mundo, como Latinoamérica, África, Mundo Árabe, etc. 
Europa se desarrolló institucional y económicamente bajo el paraguas militar de EEUU, encantado de ocuparse de proteger a Europa de la amenaza real de invasión por la URSS, con la instalación de misiles nucleares en territorio nuestro. Entretanto, se comerciaba.
En suma, habían una paz vigilada que eliminaba el riesgo de una guerra mundial-nuclear, lo que permitió crear un ámbito provechoso para la inversión, el comercio y el crecimiento casi continuo, ya fuera bajo el influjo de los keynesianos, o de los friedmanitas, hasta que se presentaron otros en la disputa. (Disputa, digamos, completamente estéril desde la crisis financiera de 2008, que cuestionó toda la economía académica en boga).
Este mundo cuasi idílico se acabó, primero, con la caída del Muro de Berlín, que hizo nacer esperanzas, casi inmediatamente frustradas, de un mundo sin conflictos bélicos. El Segundo aldabonazo lo recibió EEUU desde el Terrorismo árabe, con el impacto de los dos aviones en la Torres Gemelas de Nueva York, visión apoteósica que nos abrió los ojos sobre que ya nada sería igual. Y nada lo fue.
El tercer aldabonazo es, creo, el asalto ignominioso de Rusia a Ucrania, que introduce nuevos elementos de desesperanza sobre una posible guerra mundial; al menos, condiciona pesadamente el futuro económico. Los mercados financieros ya se han orientado a la baja, de momento poco, pero con signos bien claros de que no les gusta lo que ven. 
He de decir que nunca confié en que Rusia asimilara la globalización y el comercio como ideario antibélico. Rusia ha demostrado una impermeabilidad total a la economía floreciente, al mercado; odian a EEUU y a Occidente, y tampoco en el fondo han dejado de ser zaristas. Les gusta el sometimiento. Una casta aristocrática ha sido laminada por el comunismo, pero la cuestión sigue incólume: nos gusta como somos. 
Y con esto hay que pechar. Olvidémonos de la Macroeconomía, porque hoy lo que se impone es la Geoestrategia. Es decir, la inseguridad de los mercados, la amenaza perpetua de cortar el suministro de los bienes internacionales, la interrupción de transportes y comunicaciones, etc. El “Mundo de ayer” como diría Stefan Zweig en su esplendorosa y melancólica novela, se ha acabado, y me temo que por mucho tiempo. Es muy difícil pensar en dar marcha atrás, dado el punto al que hemos llegado. Hay un cierto olor a 1914. 



Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 4 comentarios
De lo que dices de los rusos nada que añadir, lo has clavado. Lo falta es cortarle las pelotas a los ultimos dirigentes europeos y en especial a los alemanes por el exceso de ingenuidad, y gracias al tirano de Trump que se opuso al segundo oleoducto, a pesar de lo cual los rusos lo hicieron por su cuenta aunque financiado por varios holding financieros occidentales. Es increible el sindrome de Estocolmo que han padecido los alemanes con los rusos.
26/04/2022 20:00
La Merkel tenía a Putin como su hijo le daba de todo ... Al no estar ya no la debe ninguna pleitesía..
Aprovecha la debilidad Europea ..
El ejército ruso , no puede con Ucrania ...lo que parece que Rusia no es tan fuerte .. .
Putin también puede desaparecer...
27/04/2022 09:40
En respuesta a Pepe Mary Fer
Es curioso pero Europa estando hecho unos "zorros ". ,gracias al euro .. nadie quiere esta unión europea ni los americanos ni los rusos , ni los británicos , ni los partidos ultranacionalistas ..,
No creo que la desunión europea haga más fuerte a Europa ...
Yo creo que Europa debe dar "miedo" para que quieran tanto el fracaso ,de los rusos ,americanos ,partidos ultranacionalistas...
Mi que pasa y tiene que ser duro para los rusos que los antiguos países del este en la órbita europea tienen más renta percapita que el gigante ruso ...
Si los rusos no pueden estar por encima pues que los demás estén por debajo..jajajs
27/04/2022 10:32
No hay nada más aburrido que hacer una lectura política de sucesos acaeci2 en el pasado. Bueno si, leerlo.
Tras la Segunda Guerra, que x cierto tampoco ganó Rusia, el mundo se reordenó tras la conferéncia de Bretton Woods, apadrinada x dios, osea x J. M. Keynes. y a partir de ahí, hubo 2 bloques, los 20 paises que se reunieron con dios y crearon el FMI y otros organismos, y el resto del mundo, que básicamente eran, África, Asia y Hispanoamérica.
Lo que le pasa a Putin es que ve comocadadía que pasa, circulan máscoches electricos en el mundo y como cada año, vende menos petróleo.
El reinado del oro negro, se acaba.
10/05/2022 00:35
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos