Educación y Economía

7 de octubre 3
Inversor particular. Autor del libro: "El Camino hacia el Sol: Economía, Energía, Medio Ambiente y Sociedad"
Inversor particular. Autor del libro: "El Camino hacia... [+ info]
10º en inB
10º en inB

La educación es la base de un país, y en España, bajo el lema de “no dejar a nadie atrás·, se fomenta la ignorancia. Despreciando el hecho de que la educación es la base de una sociedad democrática, ya que permite adquirir la capacidad de reflexión y discriminar entre las alternativas que nos proporciona la vida, entre ellas las políticas. Motivo por el que la ignorancia contribuye a facilitar la manipulación de masas y el populismo.

Sin embargo, la educación no influye sobre la democracia exclusivamente a través de construir la capacidad de reflexión. La educación permite la creación de capital humano. Y este por una parte permite la independencia económica y contribuye a evitar el clientelismo político. Es decir, la compra de voluntades a través de subvenciones, lo que degrada la calidad democrática de un país.

Pero la creación de capital humano tiene todavía connotaciones más profundas, ya que el conocimiento y la I+D+i es lo que hace avanzar el país. Es el factor fundamental que permite la diferenciación, calidad, mayor productividad y competitividad, lo que se traduce en mayor crecimiento económico y mayor calidad de vida.

Sin embargo, en este país se ha despreciado la educación continuamente. Utilizándose como herramienta política, huyendo de los consensos necesarios para dar estabilidad a un proyecto educativo que debería considerarse una cuestión de estado como elemento esencial del bien común.

Lo que sumado a la paupérrima inversión en I+D, e ineficiencia del gasto  nos ha conducido a que, a pesar de ser la cuarta economía de la UE-27 en términos de PIB, seamos  la catorceava en términos de PIB per cápita en paridad de poder adquisitivo, siendo este un 14% inferior a la media del área euro en 2019.

Esta situación es consecuencia de haber primado el gasto público social sobre la inversión, ya que el gasto público mantiene a la parroquia contenta y contribuye a comprar votos. Hecho que pone de manifiesto la miopía política en general de la población, que no contempla las consecuencias a largo plazo de las decisiones tomadas hoy.

Estas políticas de gasto, responsabilidad de los políticos, desconozco si son producto de la ignorancia e incompetencia, o simplemente de que lo que importa son los sillones y no los ciudadanos y la sociedad. Pero esta visión cortoplacista me hace recordar la frase de Churchill: “Un político se transforma en estadista cuando piensa más en la próxima generación que en la próxima elección”.

En cualquier caso, este tipo de políticas forman parte de construir la casa por el tejado. Se prioriza el gasto social sin crear una estructura económica previamente que permita mantener el estado de bienestar que deseamos.  Lo que por otra parte en cierto sentido, también supone un acto de insolidaridad intergeneracional, ya que privamos a nuestros hijos de una vida mejor.

Y en esta situación nos hemos encontrado con la COVID-19. Esta desgracia podría ser un revulsivo que, aprovechando las ayudas europeas, nos ayudara a transformar la estructura económica del país.

Sin embargo, las esperanzas son reducidas. Por una parte la experiencia nos muestra como se ha ejecutado entre 2014-2020 solo un 34% de los fondos asignados, lo que denota incapacidad de gestión. Y la segunda parte del problema radica en la asignación de esos fondos, ya que exclusivamente hacer de flotador del tejido industrial actual, sin discriminar los sectores en función de su potencial desarrollo, supone únicamente hacer más de lo mismo, crear empresas zombie que lastrarán la recuperación, y no haber aprovechado la situación para transformar una crisis en una oportunidad.

 

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 3 comentarios
Me ha extrañado este gráfico de la OCDE. En
España estamos muy por delante de países como Alemania, Holanda y UK en porcentaje de acciones respecto al total de activos financieros.
Seguramente nos estamos preparando para el colapso del sistema de Pensiones versus progresivo retraso de la edad de jubilación.

Es muy evidente la falta de solidaridad intergeneracional:
Los políticos deberían preocuparse más de las pensiones dentro de 2 décadas fomentando e incentivando fiscalmente el ahorro privado que en aumentar las pensiones / gasto social actuales a cambio de unos votos.

Viendo el gráfico quizás no esté todo perdido para España. Estamos a mitad de la tabla próximo a Estados Unidos aunque muy lejos de Estonia
09/10/2020 21:56
En respuesta a Enric Vert
Gracias por tu comentario. No conozco los datos actualizados, pero creo que en España el principal activo al que se destina el ahorro es el inmobiliario. Y en cuanto al financiero, quizá las acciones sea el activo mayoritario proporcionalmente, pero este es un parámetro relativo, quizá en otros países, debido a una mayor capacidad de ahorro, tengan, en términos absolutos, mayor inversión en acciones.
Comparto el hecho de que en España tenemos un gran problema con las pensiones y antes o después implicará un cambio estructural, ya que el sistema actual es insostenible, por lo menos en términos de suficiencia. Hay un par de artículo que considero interesantes. Uno mío de hace algún tiempo https://www.rankia.com/blog/golpe-efecto/3520744-solucion-problema-pensiones y otro de Rafael Domenech que incide en las cuentas nocionales https://institutosantalucia.es/wp-content/uploads/2019/12/Pensiones-del-Futuro-Capi%CC%81tulo-03.pdf
10/10/2020 06:13
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos