Cuento para antes de Navidad

27 de septiembre, 2017 2

Cuento para antes de Navidad.

Érase una vez un hombre al que llamaban Honorato el Honesto. Honorato jamás mentía, era incorruptible, 100% de confianza.

Un día Honorato decidió crear la honesto-moneda. En un trozo de papel escribió el número 0001, una honesto-unidad, y lo firmó. Prometió que solo crearía 1000 unidades. Todos sabían que no mentía jamás, era Honorato el Honesto, y empezaron a comprar su moneda. Era más fiable que las monedas de los gobiernos.Jamás habría más de 1000 monedas, mientras que algunos gobiernos imprimían billetes hasta la hiperinflación. Algunos países desaparecían, se arruinaban, y con ellos sus monedas.La honesto-moneda no pertenecía a ningún gobierno, no se podía arruinar ni desaparecer. Las gentes adoptaron la moneda, que todos aceptaban y era ya más fiable que el propio oro. La moneda se compraba y vendía a un precio cada vez mayor.

3642acb7562409abd46a732def174fee0b41e072


Con el tiempo, algunos vieron en la honesto-moneda un gran negocio, y empezaron a surgir imitadores. Aparecieron Orencio el Honrado, Faustino el Fiable, Hortensio el Honorable, y otros más. Todos empezaron a crear sus monedas. Sólo mil unidades, prometían unos, sólo 5000, aseguraban otros. En poco tiempo todo estaba inundado de millones de monedas honestas, en papelitos firmados que cada vez valían menos. Algunos gobiernos empezaron a prohibir y perseguir su uso. En algunos casos por miedo a perder el control de sus divisas nacionales, en otros para crear sus propias honesto-monedas.

117d120058b19709dc459cf601043276ad3dccd4


Un día, cuando ya muchos dudaban y se apresuraban a vender sus honesto-monedas a cualquier precio, surgió lo inesperado. Nadie pensó jamás que una cosa así fuera posible. El poco honrado Cecilio el Calígrafo perfeccionó una técnica infalible para falsificar las firmas.

En poco tiempo las honesto-monedas pasaron a ser un recuerdo, una anécdota más, en libros que hablaban de barcos mercantes y bulbos de tulipán.

85a544640468891d2c1c2b0f17d2b144d10f0fd8


Preguntas y respuestas.

¿Hace falta mucha gente para que haya una burbuja?

  • -Las burbujas más pequeñas que conozco se producen en las casas de subastas. Dos rivales pujan uno contra otro. La burbuja estalla cuando el oficial golpea con el mazo. El “ganador” ha comprado una joya que contiene media onza de oro por 50000 €. No se la podrá vender a nadie por ese precio.

¿Los que no compran cripto-monedas no saben de programación y no entienden su “seguridad”?

  • -Algunos desconfían por no estar a la última en tecnología.
  • -Otros desconfían porque tienen gran conocimiento en programación y en ingeniería inversa.

Pero, un sistema criptográfico con más combinaciones que estrellas en el universo es inexpugnable, ¿o no?

  • -La máquina Enigma fue inexpugnable hasta que llegó Turing y los matemáticos polacos.
  • -La conjetura de Poincaré estuvo sin resolver hasta que llegó Perelman.
  • -Cuando se resuelva P versus NP, todo se vendrá abajo.

Pero, P versus NP no se resolverá jamás, o tardará quizá siglos…

  • -Es posible que las cripto-monedas desaparezcan antes de que se resuelva el problema. No lo sé.
  • -No conozco el futuro, pero confío en el talento del ser humano.

¿Por qué este cuento, tienes algo contra las criptodivisas?

  • -No tengo nada contra nadie ni contra nada.
  • -Solo pretendo entretener un rato a quien desee leer.





Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 2 comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Nube de tags

Publicidad