Crecimiento o valor: ¿qué es mejor para su cartera?

1 de abril 0
Fisher Investments España cree que un buen asesoramiento financiero puede ayudar a los inversores a sentirse más seguros, cómodos y preparados... [+ info]
Fisher Investments España cree que un buen... [+ info]
14º en inB
14º en inB

Un enfoque de inversión habitual es construir una cartera con valores de crecimiento o de valor, pero pocos inversores conocen las diferencias principales entre estos estilos de inversión. Fisher Investments España considera que una cartera adecuadamente diversificada debe contener elementos de ambas categorías. Saber cuándo hay que destacar los valores de crecimiento y los de valor puede ayudar a mejorar la rentabilidad de su cartera a lo largo del tiempo. A continuación se presenta un resumen de ambos estilos para que le ayude a decidir cuál es el mejor para su cartera. 

0412681ee427c4d1f4fab435ebfd6bff4b8f5712.jpg

¿Cuáles son las características básicas de las acciones de valor?

Las métricas de valoración son una forma de distinguir las acciones de crecimiento de las de valor. Las métricas de valoración más habituales utilizadas por los inversores son, entre otras, los ratios P/E o «precio con respecto a los beneficios», P/S o «precio con respecto a las ventas» y P/B o «precio con respecto al valor contable». Por lo general, las acciones de valor suelen tener métricas de valoración más bajas que las empresas de crecimiento. Como su nombre indica, los inversores creen que las acciones de valor se negocian a valoraciones inferiores a las de su valor razonable. Desde una perspectiva operativa, las empresas de valor tienden a invertir menos en oportunidades a largo plazo y devuelven más dinero a los accionistas en forma de dividendos y recompra de acciones. También suelen ser más sensibles desde el punto de vista financiero y dependen en gran medida de la financiación bancaria.

El mejor momento para poseer acciones de valor es cuando el crecimiento económico se está acelerando, especialmente en las primeras etapas de un ciclo de mercado. Al mismo tiempo, las acciones de valor pueden verse rezagadas cuando el crecimiento económico se ralentiza. En un mercado bajista, en el que la caída de la bolsa supera el 20 %, los valores se ven afectados de forma desproporcionada, ya que los bancos endurecen las condiciones de préstamo y los inversores temen que se debilite su capacidad para hacer frente a sus obligaciones de deuda durante los periodos de caída del volumen de negocio. El sentimiento de los inversores acaba siendo excesivamente pesimista y muchas empresas de valor son capaces de superar las dificultades financieras recortando costes. Esto crea una brecha entre la realidad y las expectativas que, según Fisher Investments España, constituye el principal factor que impulsa los precios de las acciones, lo que hace que las acciones de valor sean las que mejor se comporten al iniciarse un nuevo mercado alcista.

¿Cuáles son las características básicas de las acciones de crecimiento? 

Las empresas de esta categoría tienden a crecer a un ritmo que supera las tasas de crecimiento de la economía en general, de ahí el nombre de "crecimiento". En muchos sentidos, existe una contradicción entre las características de las empresas de crecimiento y las de las empresas de valor. Las empresas de crecimiento suelen cotizar con una valoración más alta, reinvierten sus beneficios en su crecimiento futuro en lugar de pagar dividendos a los accionistas, presentan unos niveles de deuda más bajos y son menos sensibles a las condiciones económicas. El aumento del potencial de rentabilidad es otra diferencia importante. Esto puede deberse a factores específicos del sector en cuestión. Si un sector está creciendo con fuerza, a menudo puede soportar varias empresas sin sobrecargarse.

Históricamente, las acciones de crecimiento superan a sus homólogas de valor en las fases más tardías de los ciclos económicos, cuando la economía se ralentiza o madura. Los inversores recompensan a las empresas muy rentables que están más protegidas contra las oscilantes condiciones económicas. La renta variable de crecimiento puede superar a la de valor durante largos periodos antes de un mercado bajista, pero también es atractiva en una recesión debido a sus bajos niveles de deuda. 

Composición geográfica y sectorial

Las acciones de crecimiento y de valor tienden a agruparse en diferentes sectores y regiones geográficas. Por ejemplo, los sectores de tecnología de la información, servicios de comunicaciones y consumo discrecional abarcan una gran batería de empresas de crecimiento. Los sectores industrial, energético, de materiales y financiero tienden a estar orientados al valor. Sin embargo, una acción no es necesariamente una acción de crecimiento solo porque esté en un sector de crecimiento. Hay muchas excepciones a esta regla. Nokia, por ejemplo, es una empresa de valor que pertenece al sector tecnológico.

Lo mismo ocurre con la exposición geográfica. Estados Unidos alberga la mayor parte de las grandes empresas de tecnología de la información del mundo. Por ello, los valores de crecimiento influyen mucho en el rendimiento de la renta variable estadounidense. Por el contrario, el Reino Unido está muy expuesto a los sectores financiero, energético y sanitario. Su rendimiento está estrechamente vinculado a las acciones de valor. Sin embargo, hay muchas acciones de valor en Estados Unidos y acciones de crecimiento en el Reino Unido. Hay que fijarse en los atributos de cada empresa, como la cuota de mercado, las métricas de valoración, la rentabilidad, las expectativas de ventas, las políticas de dividendos, o los participantes en el sector para poder entender si una empresa es de crecimiento o de valor. 

¿Qué es mejor, el crecimiento o el valor?

Fisher Investments España no cree que un estilo de inversión sea superior a otro. Hay momentos apropiados para mantener más uno que otro. Con todo, los inversores deberían mantener una exposición equilibrada, dado que ningún estilo liderará eternamente. Saber en qué punto del ciclo del mercado se encuentra puede darle pistas sobre cuándo debe dar prioridad a las acciones de crecimiento o de valor. Además, es difícil calcular el momento oportuno para el mercado, ya que puede estar influenciado por una serie de factores.

Hay momentos en los que las tendencias históricas no se mantienen. El crecimiento y el valor pueden verse influidas por factores distintos asociados a cada ciclo de mercado. Tras la crisis financiera mundial de 2008, las acciones financieras (vinculadas al estilo de valor) se vieron sumamente castigadas al principio del nuevo ciclo de mercado, ya que los inversores rehuyeron las empresas que se enfrentaban a un mayor escrutinio y se veían afectadas por las nuevas regulaciones. Un ejemplo reciente es el mercado bajista de 2020 impulsado por las restricciones civiles y económicas en medio de la pandemia actual. La historia sugiere que suele haber un periodo en el que los valores se comportan mejor cuando el mercado comienza a recuperarse. Sin embargo, los valores de crecimiento superaron a los de valor, ya que las empresas de tecnología de la información se beneficiaron de la necesidad de la sociedad para disponer de soluciones digitales avanzadas. En opinión de Fisher Investments España, para evitar una concentración excesiva en valores de crecimiento o de valor, debe construir una cartera adecuadamente diversificada que refleje sus objetivos a largo plazo e incluya elementos de ambos estilos.

No se pierda las últimas noticias y perspectivas de los mercados de Fisher Investments España:

Fisher Investments España es el nombre comercial utilizado por la sucursal en España de Fisher Investments Ireland Limited,   (“Fisher Investments España”). Fisher Investments España está inscrita con domicilio social en calle Junta de Castilla y León, 8, 28660 Boadilla del Monte (Madrid), con NIF W0074497I, inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, en el tomo 39501, folio 110, inscripción 1, hoja M-701327, y en el Registro de la Comisión Nacional del Mercado de Valores de Empresas de Servicios de Inversión del Espacio Económico Europeo con Sucursal en España, con el número 126.

El presente documento recoge la opinión general de Fisher Investments España y Fisher Investments Europe, y no debe ser considerado como un servicio de asesoramiento personalizado en materia de inversiones o fiscal, ni un reflejo de la rentabilidad de sus clientes. No existe garantía alguna de que Fisher Investments España o Fisher Investments Europe sigan sosteniendo estas opiniones, que pueden cambiar en cualquier momento a partir de nuevos datos, análisis o consideraciones. La información aquí contenida no pretende ser una recomendación o pronóstico de las condiciones del mercado. En su lugar, tiene por objeto esclarecer los aspectos tratados. Los mercados actuales y futuros pueden diferir ampliamente de los que se describen en este documento. Asimismo, no se garantiza la exactitud de ninguna de las hipótesis empleadas en los ejemplos contenidos en este documento. Invertir en los mercados financieros implica un riesgo de pérdida, y no hay garantías de que todo o parte del capital invertido sea reembolsado. La rentabilidad pasada no garantiza ni indica los resultados futuros de manera fiable. El valor de las inversiones y los ingresos procedentes de ellas están sometidos a la fluctuación de los mercados financieros mundiales y de los tipos de cambio internacionales.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Etiquetas destacadas