Cómo protegerse de las estafas financieras, según Fisher Investments España

4 de marzo 0
Fisher Investments España cree que un buen asesoramiento financiero puede ayudar a los inversores a sentirse más seguros, cómodos y preparados... [+ info]
Fisher Investments España cree que un buen... [+ info]
14º en inB
14º en inB

Las estafas financieras son una gran amenaza en todo el mundo. El número y los tipos de estafas y fraudes están en constante expansión. Según un informe de la Comisión Europea, el 56 % de los europeos ha sufrido algún tipo de estafa o fraude en los dos últimos años. Los estafadores utilizan métodos cada vez más sofisticados y retorcidos para conseguir su dinero o sus datos personales. Aunque la perspectiva de perder el dinero que tanto le ha costado ganar en una estafa puede asustar, hay muchas maneras de protegerse a sí mismo, a su familia y a sus amigos. He aquí algunos consejos para detectar, evitar y protegerse de las estafas. 

cd48f2557e6f871a1b37e67b99a126c8500abf12.jpg

Cómo identificar una estafa

Aunque las estafas adoptan muchas formas (teléfono, correo electrónico, redes sociales, etc.), la mayoría tienen tres características comunes.

  1. Comunicaciones no solicitadas: muchas estafas comienzan con una comunicación que usted no ha iniciado, a menudo en forma de correos basura o mensajes de redes sociales no solicitados. Los estafadores pueden utilizar estas plataformas para enviar miles de mensajes a la vez con la esperanza de que uno solo encuentre a una víctima desprevenida. 
  2. Comunicaciones inesperadas: las estafas también pueden llegar de improviso desde fuentes aparentemente legítimas. Algunas pueden incluso parecer proceder de una empresa, organización benéfica o persona conocida. Por ejemplo, una empresa con la que usted hace negocios se pone en contacto con usted para pedirle información personal, como un número de tarjeta de crédito o un número de cuenta que ya deberían tener. El informe de la Comisión Europea reveló que más de uno de cada cinco europeos había sufrido este tipo de fraude. Recuerde que la mayoría de los contactos legítimos de las empresas -especialmente de las instituciones financieras- vendrán a través de una carta escrita.
  3. Pedirle urgentemente que haga algo: los estafadores saben que cuanto más tiempo tenga para pensar, más probable será que sospeche de una estafa. Por eso introducen regularmente la urgencia en sus comunicaciones en un intento de hacer que actúe sin pensar. Los estafadores suelen aprovechar las emociones de miedo o codicia para manipularle y conseguir que revele información personal, envíe dinero, haga clic en un enlace o descargue un programa. Los mensajes pueden hacer referencia a penas o castigos que requieren una acción urgente para evitarlos. Los estafadores también pueden prometer premios u «oportunidades» de inversión que corren el riesgo de desaparecer si no se actúa rápidamente. Recuerde que las empresas legítimas le darán tiempo para tomar una decisión.  

Tipos de estafas

Los estafadores cambian y perfeccionan constantemente sus métodos a medida que avanza la tecnología. A continuación se exponen algunos de los tipos de estafa más habituales que se producen tanto en línea como mediante otros canales.

  • Estafas de pago por adelantado: en este tipo de estafa, se solicita que pague dinero en previsión de recibir algo de mayor valor, pero, por supuesto, no terminará recibiendo nada a cambio. Según la Comisión Europea, este es el tipo de estafa más común dirigida a los europeos. Este tipo de estafa suele estar relacionada con loterías, sorteos y dudosas «oportunidades» financieras. 

Le notifican que ha ganado un concurso (del que, por lo general, no era consciente de antemano). Sin embargo, el mensaje explica que debe pagar impuestos, derechos de aduana o algún tipo de tasa para reclamar el premio. Los estafadores pueden pedirle los datos de su cuenta bancaria o solicitarle que realice una transferencia bancaria. Incluso pueden sugerirle que pague su cuota con tarjetas de regalo, que son las preferidas por los estafadores porque son fáciles de conseguir y prácticamente imposibles de rastrear.  

  • Estafas románticas: en este tipo de estafa, los estafadores se aprovechan de las personas solitarias. Usted recibe un mensaje de una pareja prometedora en un sitio web de citas o a través de las redes sociales. Su potencial pretendiente afirma vivir en el extranjero o en otra parte del país, lo que hace casi imposible un encuentro en persona. Posteriormente, empieza a recibir peticiones urgentes de dinero: urgencias médicas, gastos de viaje, tasas de aduana o deudas de juego. Le pedirán que les transfieras dinero, que les entregue criptomonedas o, de nuevo, que pague con tarjetas de regalo. Las promesas de devolverle el dinero nunca se cumplen. Los estafadores siguen pidiéndole más hasta que sospecha y corta la comunicación con ellos.
  • Estafas a personas de confianza: los autores de este tipo de estafa pueden ser cualquier persona, desde familiares y vecinos hasta cuidadores y abogados. Estas estafas implican que la persona «de confianza» obtiene acceso o control sobre su dinero o inversiones para poder utilizarlos para sus propios fines. 

Formas de protegerse

Sea excesivamente precavido: el primer paso para protegerse de los estafadores financieros es tener mucha precaución. 

  • No responda a correos electrónicos, llamadas telefónicas o mensajes de texto no solicitados. 
  • No haga clic en los enlaces web ni abra los archivos adjuntos de correos electrónicos inesperados o sospechosos. 
  • En caso de duda, entre directamente en el sitio web de una empresa o llame a su línea de atención al cliente verificada.

Busque señales de alerta: muchas estafas tienen señales reveladoras que pueden ayudarle a descubrir sus mentiras. 

  • Puede que los estafadores tengan conocimientos técnicos, pero a menudo son malos escritores. Fíjese en los errores gramaticales y ortográficos, que son el sello de una estafa.
  • Desconfíe si la dirección de correo electrónico del remitente no coincide con la persona que dice ser. 
  • Los correos electrónicos y mensajes de texto fraudulentos suelen enviarse a varias personas, así que esté atento si ve que el mensaje se ha enviado a varias direcciones no relacionadas. 
  • Preste atención a la URL: mire la barra de dirección de su navegador de Internet. Si ve una dirección que empieza por https, está en una página que impide que las comunicaciones sean interceptadas y leídas por terceros no autorizados. Si la dirección empieza por http, no introduzca ninguna información personal, dado que no es segura.
  • Debería sospechar inmediatamente de cualquier mención a las tarjetas de regalo como método de pago. Las transacciones financieras legítimas no utilizan tarjetas de regalo.

Protéjase en Internet: según la Comisión Europea, la probabilidad de sufrir un fraude aumenta en un 25 % para las personas que utilizan Internet al menos una vez a la semana frente a las que apenas se conectan. Esto no significa que deba evitar Internet, sino que debe tomar precauciones.

  • Mantenga actualizado el software de su dispositivo y cualquier programa antivirus. Esto ayudará a tapar cualquier agujero de seguridad y a mantener su dispositivo más seguro.
  • Sea inteligente con sus contraseñas. Utilice contraseñas formadas por cadenas complejas y difíciles de adivinar conformadas por letras, números y caracteres especiales. No utilice la misma contraseña para varios sitios web y nunca comparta sus contraseñas con nadie.
  • Tenga cuidado en las redes sociales. Controle quién puede ver lo que publica y no comparta datos personales. Tenga asimismo en cuenta los riesgos de acceder a las cuentas de las redes sociales desde un ordenador compartido o en conexiones inalámbricas públicas. 

Encuentre a alguien que le ayude: no está solo en su lucha contra los estafadores. Hay muchos recursos que pueden ayudarle a identificar y evitar las estafas o a ayudarle si es víctima de ellas.

  • Si cree que ha sufrido una estafa, consúltelo con las asociaciones de consumidores. La mayoría de los países cuentan con ellas y suelen tener bases de datos de estafas actuales y recursos para hacer frente a los estafadores.
  • Si trabaja con un gestor o asesor financiero, consúltele sobre cualquier «oportunidad» de inversión o comunicación financiera sospechosa. Pueden ayudarle a detectar posibles estafas y a mantener su dinero a salvo. 
  • Si se ve envuelto en una estafa, denúnciela a las autoridades. Informe a su banco o compañía de tarjetas de crédito. Informe a la policía, a los reguladores del sector o a las autoridades de protección del consumidor. Aunque no puedan recuperar su dinero, su denuncia puede ayudar a proteger a otros. 

Las estafas financieras son cada vez más habituales. Fisher Investments España cree que educarse y tomar las precauciones adecuadas puede reducir significativamente el riesgo de ser víctima de un fraude. 

No se pierda las últimas noticias y perspectivas de los mercados de Fisher Investments España:

Fisher Investments España es el nombre comercial utilizado por la sucursal en España de Fisher Investments Ireland Limited,   (“Fisher Investments España”). Fisher Investments España está inscrita con domicilio social en calle Junta de Castilla y León, 8, 28660 Boadilla del Monte (Madrid), con NIF W0074497I, inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, en el tomo 39501, folio 110, inscripción 1, hoja M-701327, y en el Registro de la Comisión Nacional del Mercado de Valores de Empresas de Servicios de Inversión del Espacio Económico Europeo con Sucursal en España, con el número 126.

El presente documento recoge la opinión general de Fisher Investments España y Fisher Investments Europe, y no debe ser considerado como un servicio de asesoramiento personalizado en materia de inversiones o fiscal, ni un reflejo de la rentabilidad de sus clientes. No existe garantía alguna de que Fisher Investments España o Fisher Investments Europe sigan sosteniendo estas opiniones, que pueden cambiar en cualquier momento a partir de nuevos datos, análisis o consideraciones. La información aquí contenida no pretende ser una recomendación o pronóstico de las condiciones del mercado. En su lugar, tiene por objeto esclarecer los aspectos tratados. Los mercados actuales y futuros pueden diferir ampliamente de los que se describen en este documento. Asimismo, no se garantiza la exactitud de ninguna de las hipótesis empleadas en los ejemplos contenidos en este documento. Invertir en los mercados financieros implica un riesgo de pérdida, y no hay garantías de que todo o parte del capital invertido sea reembolsado. La rentabilidad pasada no garantiza ni indica los resultados futuros de manera fiable. El valor de las inversiones y los ingresos procedentes de ellas están sometidos a la fluctuación de los mercados financieros mundiales y de los tipos de cambio internacionales.

Invertir en los mercados financieros implica un riesgo de pérdida y no hay garantías de que todo o parte del capital invertido sea reembolsado. La rentabilidad pasada no garantiza ni indica los resultados futuros de manera fiable. El valor de las inversiones y los ingresos procedentes de ellas están sometidos a la fluctuación de los mercados financieros mundiales y de los tipos de cambio internacionales. El presente documento recoge la opinión general de Fisher Investments España y no debe ser considerado como un servicio de asesoramiento personalizado en materia de inversiones o fiscal ni un reflejo de su rentabilidad de la de sus clientes. No se garantiza que se sigan sosteniendo estas opiniones, las cuales pueden cambiar en cualquier momento a la luz de nuevos datos, análisis o consideraciones. Asimismo, no se garantiza la exactitud de ninguna de las previsiones mencionadas en el presente comentario. Ni todos los pronósticos anteriores han sido ni los pronósticos futuros serán tan precisos como cualquiera de los mencionados en el presente comentario.

----------------

Comisión Europea e Ipsos. “Survey on ‘Scams and Fraud Experienced by Consumers: Final Report”, Bruselas (Bélgica), enero de 2020. 

ibid

 ibid. Alrededor del 28 % de los encuestados declaró haber recibido una notificación de un premio de lotería o concurso que requería una cuota o una compra para cobrar el premio.  

ibid

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Etiquetas destacadas