Cálculo del interés equivalente a invertir en bolsa...

7 de mayo, 2015 3

...siguiendo una estrategia lineal, habría que aclarar.

Escribía hace poco nuestro admirado Quiet Investment un artículo muy útil y didáctico sobre la inversión lineal y progresiva...

http://inbestia.com/analisis/como-mejorar-la-rentabilidad-de-los-indices-o-los-ied-del-inversor

y en uno de los comentarios me animaba a realizar una serie de cálculos. Empecé a escribir mi comentario de respuesta un poco de broma y al final, mira por dónde, decidí que mejor hago un artículo, que aquí presento, y que es el primero, y que qué ilu, etc. Y los resultados están aquí, y el que quiera saberlos que se fastidie y se lo lea todo (o que vaya directamente al final, si es un poco listo...).

Expliquemos lo que queremos hacer con un ejemplo, que de paso nos mostrará las alternativas o trampas que nuestro banco nos suele ofrecer (vale, exageremos un poco, que si no esto es un tostón y no me va a leer hasta el final ni el tato…). No voy a tocar la inversión progresiva (que depende de circunstancias o periodos muy específicos) sino la lineal, que permite sacar conclusiones más generales, y además no me apetece teclear en mi programa todas y cada una de las cifras relevantes...

Supongamos que el cliente de un banco va alegremente a hablar con su amigo el director, y le dice: "Hola Bermúdez. Tengo estos incómodos y molestos 1200 euros que me sobran todos los años, y quería invertirlos en uno de los depósitos que ofrecéis, que sé que son muy buenos. Mi intención es poner 1200 euros el 1 de enero de cada año, corrigiendo cada año un 3% por la inflación, de manera que empiezo con 1200 euros el primer año, 1236 el segundo, 1273.08 el tercero..."

"No siga, Juan, no siga, que tengo exactamente lo que necesita", informará el tal Sr. Bermúdez al afortunado Juan. "Tengo aquí precisamente el folleto del nuevo Depósito Trepadora MuchoPlus, que no se parece a nada que hayamos ofrecido nunca antes, y que sólo brindamos a nuestros clientes preferentes como usted, por el que le damos un 4% anual durante el primer mes, un 1% el segundo mes, y un 0.25% el resto de su vida. Todo garantizado, seguro, y sin tener que hacer nada, salvo domiciliar su nómina y sus hijos con nosotros."

"Qué feliz soy, Bermúdez, tú sí que eres mi amigo" se anonadará Juan con lagrimillas en los ojos, desbordado ante tanta generosidad. “Aunque, ahora que me he secado las lágrimas y me puesto las gafas de cerca, puedo leer la letra pequeña de este colorido folleto, y veo que las condiciones del depósito pueden cambiar a peor si se me avisa por carta unas semanas antes..."

"Qué va, qué va", comentará el Sr. Bermúdez, altruista y encantado de aclarar tantas preguntas se le hagan, mientras piensa en esa promoción que erróneamente cree que llegará después de haber vendido mil depósitos como éste, "Eso del cambio en las condiciones lo escriben por motivos legales, pero no ocurre nunca, salvo que la idiosincrasia financiera del momento así lo justificase."

"Ah, claro, qué pregunta más tonta, Por supuesto que un banco nunca nos haría eso a mi y a mis ahorros" contestará Juan, sabiendo que su dinero estará seguro en un sitio como este. "¿Y si quiero disponer de mi dinero?"

"Ningún problema" aclarará el Sr. Bermúdez. "Sólo después de un año (imposible en los primeros doce meses, lo siento, ya sabe, la coyuntura económica y tal), podrá sacar cualquier cantidad, simplemente informándonos dos semanas antes de la ventana de inversión, que es una vez cada tres meses, y pagando una pequeña comisión de sólo un 0.001% del valor del depósito, mínimo 25 euros mas IVA. Pero, cambiando de tema, lo mejor de nuestro Depósito Trepadora MuchoPlus es que para los primeros mil clientes regalamos una vajilla."

"Ante una oferta tan buena, por supuesto debo aceptar ya mismo" se apresurará Juan entusiasmado, sin necesidad de pensar dos veces sobre la tan generosa oferta de su banco amigo, y temeroso de que no haya un mañana, o de que si lo hay su dinero y su vajilla se esfumen para entonces.

"Excelente decisión" opinará el Sr. Bermúdez mientras Juan se sopla los dedos tras firmar el contrato todavía caliente recién salido de la impresora, para luego añadir "y por cierto, si invita usted a todos sus amigos y familiares a unirse al Depósito Trepadora MuchoPlus, entrará en el sorteo de una cubertería con el logo de nuestro banco.”

"Qué feliz soy, qué feliz soy", exclamará Juan una y otra vez, un poco pesado, y otra vez al borde de las lágrimas. "Aunque creía que el depósito era exclusivo para los clientes preferentes y especiales como yo. Porque sigo siendo especial, ¿verdad?"

"Claro, claro, Juan, usted es nuestro mejor cliente", halagará el Sr. Bermúdez con igual entusiasmo ahora que quince clientes antes. "La oferta de nuestro Depósito Trepadora MuchoPlus está limitada a usted, a sus amigos y familiares, a los que queremos más que a los nuestros porque son especiales; y también es una oferta abierta a todo aquel mindungui que sea especial y lea uno de estos cincuenta posters que ve usted por todas las paredes de nuestra humilde sucursal, y que discretamente llaman la atención sobre este tan maravilloso producto financiero. Pero nadie más puede contratar este exclusivo depósito, se lo prometo, no vaya usted a sentirse menos exclusivo o especial."

"Contigo sí que me siento especial y seguro, Bermúdez" agradecerá Juan, una vez más emocionado.

"Que pase un buen día" despedirá Bermúdez. "Muchos saludos a su mujer"

"Ah, sí, mi mujer" se desensimismará Juan, "la Mari. Y pensar que la Mari casi me hace seguir los consejos de no se quién que ha leído por Internet, un tal Kike Riquelme, o Íker Imbesmen, o Quiste Imberbe, o algo así"

"Uy, de buena se ha librado usted" le aliviará el Sr. Bermúdez. "Le voy a decir una gran verdad: Internet sirve para muchas cosas, pero para cosas serias como el dinero no haga usted ni caso. Pero ni caso. Seguro que el Kike ese es un adolescente escribiendo tonterías. Menos mal que ha venido usted a verme a mí. Los profesionales para eso estamos, para ayudar y darle por su dinero lo que usted se merece. Que pase un buen día, y venga por aquí cuando quiera, cuando quiera."

Y fin de la conversación.

Ahora viene la pregunta de examen. ¿Cuánto interés tiene que ofrecernos el banco amigo en su Depósito Trepadora MuchoPlus para, haciendo las aportaciones que haga Juan, ganemos lo mismo que si hubiéramos hecho estas aportaciones a un fondo referenciado al IBEX? Nos basamos en los intereses que Quiet Investment menciona en su artículo, para el IBEX con dividendos según rentabilidades pasadas (aviso repipi pero a veces necesario: rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras).

Salvo error, nuestro buen amigo el Sr. Bermúdez nos tendría que ofrecer el siguiente interés anual (TAE) para igualar rentabilidades pasadas:

- para el ejemplo de los últimos 20 años: 7.20 %

- para el ejemplo de los últimos 15 años: 5.90 %

- para el ejemplo de los últimos 10 años: 5.35 %

- para el ejemplo de los últimos 5 años: 8.24 % (!)

Nada mal para un depósito bancario, y en unos años bastante malos en la renta variable. Por favor, en serio, dejad en los comentarios dónde encontrar rentabilidades garantizadas como éstas sin necesidad de arriesgarnos en la bolsa.

Para la inversión progresiva (invirtiendo más tras un año malo) los intereses equivalentes serían mayores... aunque a cambio de tener dinero ocioso y al final ganando menos de lo posible. La inversión progresiva es una posibilidad interesante si alguien quiere normalmente (esto es, en las vacas gordas) gastar su dinero en, digamos, irse de vacaciones una vez al año, pero prefiere renunciar a estas vacaciones en las vacas flacas, no por los apuros económicos y para poder comer, sino para invertir más y ganar más en bolsa, lo que por supuesto no suele ocurrir.

Una situación más realista de alguien que utilice la inversión progresiva (a veces): uno invierte de vez en cuando, pero no todo en bolsa sino también en el Depósito Trepadora MuchoPlus, por diversificar, por tener metálico por si acaso, por pereza, porque a veces la bolsa da unos sustos que te mueres y la seguridad es la seguridad diga lo que diga el Kike ése, porque está enfadado con las matemáticas, porque rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras, porque sólo se vive una vez y quiere gastar parte de su dinero pasado mañana, porque es muy rico y quiere ganar un poco menos para sentirse menos culpable, o por otros motivos. Pero cuando la bolsa baja, nos tragamos los mocos, y aumentamos nuestra posición en bolsa (si podemos), arriesgando un poco más porque las expectativas son mejores y creemos (por supuesto a contracorriente del resto del mundo) que el riesgo es menor en esos momentos financieramente decepcionantes. Mas fácil decirlo que hacerlo, por cierto.

Un saludo a todo el mundo.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 3 comentarios
antiguo usuario
Parece que conoce usted bastante bien a la banca :-). Por otro lado, debemos señalar que la rentabilidad del ibex35 con dividendos es un tope máximo dado que el inversor debe hacer frente anualmente a los gastos de gestión del fondo. No obstante, es más probable que posible que la rentabilidad del inversor indexado lineal se encuentre más cerca de la rentabilidad del ibex35 con dividendos que de la del ibex35 dado que habitualmente las comisiones de los fondos índices son más reducidas que la de los de gestión activa. Gracias por haberse animado a calcular estas rentabilidades. Reciba un cordial saludo!
08/05/2015 00:09
A veces los bancos pueden ofrecer productos interesantes para mantener algo de dinero en metálico.
Lo malo son los abusos. Productos complejos para personas que no los entienden (preferentes). Productos que sí se entienden pero con cláusulas ocultas u abusivas. Condiciones absurdas para pillar al distraído (6% TAE durante un mes... y lo peor es que nos suena incluso normal). O condiciones razonables como 2% TAE en cuenta por tiempo indefinido... para luego empeorar las condiciones varias veces y en 10 meses dejarlo en un ridículo 0.25 % (el banco que hizo esto ha sacado ahora un producto similar, a ver qué tarda en empeorar las condiciones).
Pues eso. Cuando nos bombardean con información, lo mejor es pensar las cosas dos o tres veces, o incluso salir corriendo. Y no sólo con la información bancaria, sino con toda la información que recibimos de mil fuentes distintas por temas no sólo financieros. Volvemos a lo de la actitud "contrarian" y demás, pero eso ya es otro tema.
11/05/2015 10:50
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos