Banco Santander y la coyuntura actual de la banca española

9 de diciembre, 2016 Incluye: SANBKTBBVA 1
Director de la Cartera Value de inBestia. Inversión en compañías cotizadas. Interesado en la historia del pensamiento económico y los ciclos... [+ info]
Director de la Cartera Value de inBestia. Inversión en... [+ info]
8º en inB
8º en inB

El análisis de esta semana en la Cartera Value sobre el Banco Santander nos ha permitido descubrir ciertos detalles interesantes sobre la banca española en el último ciclo económico. Tomando un poco de perspectiva se pueden sacar ciertas conclusiones observando la evolución del ROE o rentabilidad sobre fondos propios. Esta se calcula dividiendo el beneficio atribuible a los accionistas entre el Patrimonio Neto de los accionistas. La siguiente tabla muestra la evolución de Santander, BBVA y Bankinter durante la última década:

Comparativa ROE.png

Aunque la gran banca no ha conseguido volver a los grandes retornos de los años anteriores a la crisis, sí que está recuperando poco a poco el terreno perdido. En el caso de Bankinter, se encuentra cerca de la rentabilidad en el año 2008. Lo lógico es que, tras el ajuste del sector y las grandes desinversiones que se están produciendo, la rentabilidad sobre fondos propios vuelva a elevarse para el conjunto del sector, aunque quizás no llegue a los niveles anteriores a 2008.

Esta dinámica sigue la lógica económica aplicable a la gran mayoría de sectores: cuando en un sector entran nuevos competidores y capital, la rentabilidad sobre fondos propios acaba cayendo (el detonante suele ser una caída temporal de la demanda). Del mismo modo, cuando ésta cae a mínimos como sucedió en 2012 y 2013, comienzan las fuertes desinversiones y la salida de capital del sector. La relajación de la competencia permite de nuevo elevar la rentabilidad sobre fondos propios de la mayoría de compañías del sector. De esta forma, mientras se sigan produciendo desinversiones es probable que el ROE o rentabilidad sobre fondos propios continúe elevándose paulatinamente, sobre todo en el negocio en España.

No solo es una cuestión de competencia obviamente, ya que la principal variable que explica la evolución del ROE de la banca es la evolución de la morosidad, la declaración de provisiones con cargo a los resultados y el apalancamiento y requisitos de capital que permiten las autoridades. Pero estos aspectos están estrechamente relacionados con la cuestión anterior, ya que tanto la morosidad como la política de provisiones son la señal y la alarma que indica a los bancos que el negocio ya no es tan rentable. Las mayores desinversiones no se produjeron a partir de 2009 cuando las pérdidas del sector promotor comenzaban a hacer daño, sino tímidamente en 2010-2011 con el proceso de fusiones y definitivamente a partir de 2012 y 2013. Dicho de otro modo, el sector bancario tiene una característica especial: el detonante del ajuste lo declaran las autoridades bancarias a través de la política monetaria y el endurecimiento de las regulaciones. Por lo demás, el comportamiento del sector no ha sido muy diferente: reducción de la rentabilidad -- ajuste y salida de capital -- aumento de la rentabilidad.

Estos son los detalles que no se observan en la mayoría de análisis en abierto sobre los bancos, que suelen fijarse en cuestiones secundarias como el nivel actual de tipos de interés, los stress test, los programas de financiación del BCE o las declaraciones de Mario Draghi. El nivel de tipos de interés es irrelevante ya que si la competencia disminuye, el margen de intermediación bancario aumentará generando mayores retornos. Es así de sencillo. A continuación se presenta la cuenta de Pérdidas y Ganancias agregada de la banca española en 2015:

Cuenta de resultados agregada banca española 2015 editada.png

En el año 2015 el margen de intereses de la banca española aumentó un 11,1% mientras en los foros y discusiones públicas se hablaba sistemáticamente de que los bajos tipos de interés estaban destrozando a la banca. El margen bruto o lo más aproximado a los ingresos de la banca creció un 8% y el resultado de explotación un 24,2%. Recuerden que el factor más importante suele ser el más olvidado: la competencia y su dinámica en relación a las fluctuaciones económicas.

Cartera Value: Si está interesado en el análisis de compañías desde una perspectiva de largo plazo, no dude en visitar la página de información de la Cartera Value.

Artículos relacionados:

- Los bajos tipos de interés no son un factor depresivo para la banca

- Bankinter - Uno de los ganadores del sector bancariBankinter - Uno de los ganadores del sector bancari

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 1 comentario
Después de estas exigencias regulatorias que han echado abajo el sector bancario europeo, conviene añadir la figura de otro actor fundamental para entender el futuro: el juez. Resulta incomprensible que los jueces establezcan sanciones millonarias por cuestiones que ni conocen, ni entienden. Por ejemplo, cláusulas hipotecarias: suelo, multidivisa...Esto puede provocar daños de imprevisibles consecuencias.
10/12/2016 12:26
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad