Factores que reflejan cómo están ahorrando los españoles a día de hoy y cómo mejorar de cara al 2021

8 de enero 0

La pandemia está cambiando el paradigma del ahorro en España. Según datos del Banco de España, los depósitos en manos de los hogares se encuentran en máximos históricos, habiendo aumentado un 10% en octubre en términos interanuales. El motivo es, en la mayoría de los casos el mismo: la precaución ante la incertidumbre económica y laboral provocada por la crisis sanitaria.

Sin embargo, esta situación tiene como contrapartida un muy pobre rendimiento por el capital. No en vano, un estudio realizado por la plataforma de depósitos a plazo Raisin muestra cómo están ahorrando los españoles y cómo, sin darse cuenta, están perdiendo dinero al mantener sus ahorros en cuentas que no generan apenas rentabilidad. 

Comparado con el resto de países europeos, los españoles somos, sin lugar a duda, los que más ahorramos, pero al mismo tiempo quienes más dinero tenemos parado. Dicho de otro modo, conseguimos ahorrar más que los ciudadanos europeos, pero no logramos unos resultados similares como inversores. 

La deflación, un aliado para el ahorrador

A esta situación contribuye también un entorno de inflación contenida. La tasa de variación anual del IPC en España en noviembre de 2020 fue del -0,8%, según datos del INE. Y los próximos años no muestran un entorno de inflación mayor; según el Departamento de Análisis de Bankinter, el IPC en España no remontará hasta el 1% hasta bien entrado 2022.

Esta coyuntura juega en favor de los ahorradores, quienes ven como su capital aumenta de forma automática. En concreto, en términos reales, el patrimonio de todos los españoles ha aumentado un 0,8% en noviembre por la caída del IPC. Y no será hasta que se consolide la recuperación cuando realmente la inflación se sitúe en niveles previos al mes de febrero de 2020.

2021, un punto de inflexión

Pese al año tan negativo que hemos vivido, las perspectivas para 2021 son bastante más optimistas. La OCDE prevé un crecimiento del 5% para este año, y de un 4% en 2022. El Banco de España incluso eleva esta tasa de crecimiento hasta el 6,8%, y cree que España podría recuperar el nivel de PIB trimestral previo a la crisis en el cuarto trimestre de 2021.

Es decir, en 2021 debería disminuir la incertidumbre en torno al empleo y, en consecuencia, también en relación con el ahorro, lo que debería servir para que los ahorradores adoptasen posiciones menos conservadoras y, por tanto, que proporcionen mayor rentabilidad. 

Las nuevas tecnologías son también grandes aliadas. Es posible que la posición predominante de los depósitos a plazo fijo no cambie a corto plazo, pero sí al menos la búsqueda por una mayor rentabilidad en ellos. Por ejemplo, los depósitos a plazo fijo de algunos bancos europeos ofrecen una rentabilidad por encima de la de los bancos españoles.

Según un estudio de ahorro europeo realizado por Raisin, los tipos de interés más altos siguen estando fuera de España, lo que llevará a muchos consumidores a elegir la banca transfronteriza para colocar sus ahorros. 

Esta posibilidad es perfectamente legal, y ya no hace falta desplazarse hasta las sucursales bancarias para abrir estos productos, lo que permite a los ahorradores depositar sus fondos en más de 18 bancos colaboradores de toda Europa, pudiendo obtener una rentabilidad superior al 1% TAE en depósitos con un plazo superior al año.

Usuarios a los que les gusta esta noticia:

Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar la noticia.

Esta noticia no tiene comentarios

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos