Varios signos de moderación del crecimiento en España

7 de diciembre 2
Profesor en la Universidad CEU San Pablo a tiempo completo. Investigador asociado en el IAES y el Grupo de Sistemas Complejos en Ciencias Sociales... [+ info]
Profesor en la Universidad CEU San Pablo a tiempo... [+ info]
33º en inB
33º en inB

Ha pasado algo más de un mes desde que se actualizó PIBya por última vez. Desde entonces el precio del petróleo ha caído de cerca de 75$ a alrededor de 60$, permitiendo que exista un mayor optimismo para la evolución del PIB español (+0,5%). Las bolsas continúan mostrando grandes signos de debilidad y las curvas de tipos ya se han invertido sin ningún género de dudas. Parece que la recesión se aproxima inexorable, pero eso no quiere decir que vaya a ser inminente.

1. Pernoctaciones en hoteles

Con el último dato de octubre se observa como la evolución de esta variable sigue en negativo, pero corrigiéndose. Tras un alto crecimiento del turismo desde 2013, las alzas se han moderado desde abril de 2016 pero las fuertes caídas que se anticipaban no han tenido lugar por el momento. La evolución de esta variable es compatible con crecimiento bajo, pero no anticipa recesión de forma inequívoca. 


Imagen

2. Viajeros en vuelos nacionales

Los viajeros en vuelos nacionales siguen aumentando, pero desde el máximo de enero de este año la tasa suavizada de crecimiento ha pasado del 13% al 8%. Todavía es elevada, pero se ha reducido muy rápido, tal como lo hizo en 2006. Con esta variable, que incluye información hasta septiembre, se observa una tendencia a un menor crecimiento, aunque todavía es alto.


Imagen

3. Hipotecas en fincas urbanas

Tras una caída intensa y sostenida desde 2007, en 2014 volvió a aumentar el número de hipotecas. En junio de 2015 el número de hipotecas sobre fincas urbanas crecía al 20% anual, como sucedió durante 2004. Desde entonces se ha moderado el crecimiento hasta cifras cercanas al 10% lo que de nuevo conlleva que el escenario más probable en la actualidad sea el de crecimiento estable y algo más moderado que el de hace tres años.


Imagen

4. Comercio al por menor

El índice de comercio al por menor ha moderado su crecimiento desde primavera de 2017 y se mantiene en un nivel creciente pero muy reducido. En el caso de que hubiera recesión, afectará rápidamente a las tiendas que ya experimentan un aumento de su actividad prácticamente nulo.


Imagen

5-6-7. Cifra de negocios de las empresas, servicios e industria

A pesar de que estas tres variables tienen un  comportamiento muy similar es interesante observar las diferencias. En la recesión de 2008-09 las tres cayeron al mismo ritmo en un primer momento y la industria fue el sector más afectado en lo pero de la crisis. En cambio, durante la breve recuperación de 2010 la industria fue el sector más pujante y que menos sufrió la segunda recesión en 2012. Recientemente tanto la industria como los servicios y el conjunto de empresas de todos los sectores han tenido un buen desempeño con un crecimiento anual de alrededor del 7%. Desde otoño de 2017 la industria está declinando mientras que la actividad de los servicios continúa aumentando a un ritmo estable y creciente.


Imagen

 8-9. Pedidos de bienes de consumo duradero y bienes de equipo

Como se aprecia en el gráfico los pedidos de bienes de equipo anticipan muy bien la recesión y es un indicador adelantado especialmente relevante. Los pedidos de bienes de consumo duradero también muestran una evolución que ayuda a predecir el PIB, aunque con menor lapso temporal. En la actualidad ambas variables se encuentran cayendo, y como cabe esperar, los pedidos de bienes de equipo declinan en mayor medida. Esta variable es la única que indica claramente que nos aproximamos a una recesión, aunque un buen desempeño en los próximos meses podría revertir la situación por lo que todavía es pronto para afirmar que la recesión se producirá en 2019.


Imagen

10. Producción industrial

Finalmente, el crecimiento del Índice de Producción Industrial lleva disminuyendo desde noviembre de 2017 aunque todavía es positivo. El ritmo de moderación es inferior al anterior a la recesión de 2008 y se parece más a lo que sucedió en el año 2010. La evolución reciente del IPI es preocupante pero todavía no permite pronosticar una recesión en los próximos meses.


Imagen

En resumen, todo apunta a un crecimiento moderado en España para la primera mitad de 2019. Hay muchos signos que indican que habrá un crecimiento menor al de los últimos años, pero el PIB seguirá aumentando con casi total seguridad al menos en los dos primeros trimestres de 2019. La próxima actualización de PIBya será el 27 de diciembre, con nueva información para 8 de las 10 variables incluidas.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 2 comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad