Tipos de interés negativos

2 de agosto 21
Treinta años Economista Titulado del Banco de España. Economía internacional. Autor del blog "Decadencia de Occidente", blog sobre los estragos... [+ info]
Treinta años Economista Titulado del Banco de España.... [+ info]
10º en inB
10º en inB

Los tipos de interés vuelven a tomar la senda a la baja, impulsada por los bancos centrales, incluso en algunos países a más negativos todavía. Hay mercados de bonos que ofrecen a largo plazo una rentabilidad cero o negativa, lo que quiere decir que hay gente dispuesta a pagar dinero para prestarlo. Esto es como un contradios: ¿quién iba a advinar esto hace algunos años? Los tipos de interés tan bajos son debidos a una muy débil demanda de crédito para consumir e invertir. Eso es claro en España, donde el consumo de bienes duraderos, y sobre todo de coches, está cayendo. Una debilidad de la demanda de bienes y servicios cuyo signo más visible es la caída de las importaciones, lo que sin duda ha mejorado el saldo exterior español. 
Pero no nos confundamos: este ciclo bajista de la demanda es en todo el mundo. Vivimos un ciclo de bajada mundial. Los consumidores e inversores prefieren ahorrar comprando bonos, pese a que su rendimiento se bajó o  es más negativo. 
Se manifiesta, pues, una falta general de confianza hacia el futuro, frente a la cual los bancos centrales  poco pueden hacer con su municion. 
La inflación está baja, gracias a esa debilidad de le demanda. Las expectativas de inflación son también muy débiles, y por eso a la gente no le importa mantener saldos de instrumentos muy líquidos (dinero) o líquidos, (bonos), a gastar en coches o en bienes de inversión. El crédito bancario a estas dos actividades está cayendo probablemente porque la demanda de crédito se contrae. Mientras la inflación esté tan débil, los bancos centrales no tendrán reparo en bajar aún más los tipos o volver a iniciar otra ronda de adquisición de activos, la flexibilidad cuantitativa. 
¿Será suficiente? El problema es insuflar confianza en el futuro a los consumidores y empresarios. Como dijo Keynes, “no sirve de nada llevar al caballo al abrevadero si éste no quiere beber”. Por mucho dinero líquido que se inyecte, si el consumidor/empresario está inapetente, o desconfiado, preferirá colocar ese dinero en bonos, lo que bajará aún más los tipos. 
La banca está molesta, porque una curva plana o negativa de tipos reduce su margen de explotación, basado en endeudarse a corto y prestar a largo a tipos más altos. Difícil en la situación actual. 
Los tipos bajos actuales son manifestación de un malestar, una falta de confianza para arriesgarse ante la incertidumbre que, por definición, no se puede cifrar. Una ayuda del gobierno en forma de inversiones públicas, siempre que sean necesarias, vendría bien. Pero los gobiernos están endeudados. 
Ese es un punto de debilidad, porque la gente podría recelar y retirarse de los bonos públicos, lo que podría hacer subir los tipos bruscamente y crear un colapso financiero. Pero esto se origina normalmente cuando alguien advierte que “el rey está desnudo” - que la situación de la deuda es insostenible - lo cual es cierto en algunos lugares. Como dice Frances Coppola, “¿tiene sentido que los tipos a largo en Grecia estén al mismo nivel que en EEUU? ese tipo de absurdos pueden dar lugar a una estampida. Esperemos que no. 

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 21 comentarios
La naturaleza es sabia y tiene sus anticuerpos para defenderse de tanta garrapata, jajaja
No se puede estar consumiendo infinitamente ...
Es que hay que comprar un coche o un piso o lo que sea todos los años?
02/08/2019 09:33
De darle a la máquina de hacer dinero los ahorros no valen nada, si de los ahorros nos financiabamos ahora ya no hacen falta...
Se genera inflación si el dinero termina en manos de la chusma pero no es el caso ese dinero va a parar al más poderoso ... Lo que genera es deflacion.. y que yo sepa no hay antídoto ,
El borrico no va ir a beber agua le tienes que traer el agua,
Y luego se está pagando la deuda con dinero que realmente tiene poco valor ...Jajaja
02/08/2019 19:02
Si en la alimentación nos atiborran de azúcares y de hidratos refinados con lo que se consiguen metabolismos que no trabajan ...
Pues algo a si le pasa al borrico de Keines el hijoputa no bebe si lo llevas al abrevadero pero si le llevas un cubo donde esté tumbao seguro que bebe,jajaja
02/08/2019 19:10
Llevo tiempo leyendo que no es viable esta situación, pero sin argumentar por que.
Hasta ahora parece que solo se perjudican los intereses de la banca, e inversores/rentistas, pero me gustaría saber si alguien vislumbra algún efecto negativo para el conjunto de la sociedad, de mantenerse esta situación durante 50 años por ejemplo. Gracias
04/08/2019 07:16
En respuesta a Jose Enrique Navarro
Bueno, pues no lo sé. Sé que en economía nada es eterno, y que la inversión es necesaria para que aumente la productividad. Si no, a largo plazo no hay crecimiento. Si alguna vez todos esos saldos sin rentabilidad se convierten en inversión...
04/08/2019 09:45
En respuesta a Jose Enrique Navarro
Los tipos de interés negativo, implícitamente, suponen una destrucción de capital (financiero y/o físico); así creo que debe de interpretarse. Una alternativa ‘creativa’ a la deflación y, quizás, una forma perversa de remansar los excesos de liquidez sin debilitar la posición del sistema financiero.
04/08/2019 09:50
En respuesta a Miguel Navascues
Gracias Miguel. Creo que esta situación de intereses negativos favorece justamente que haya más inversion, y si se llegase a ese punto de máxima inversion, sería una buena noticia economica , no crees?
04/08/2019 10:47
En respuesta a Antonio Amusategui Batalla
Gracias Antonio. Estoy de acuerdo, que asi se destruye la deuda de los Estados, ¿pero el dinero "físico"?
La relación banca-estado se está transformando?, nos veremos algún día los ciudadanos con cuentas propias en el BCE?
Muchas gracias por opinar, y saludos.
04/08/2019 10:56
En respuesta a Jose Enrique Navarro
De nada, Jose.
Quiero ser más explícito, ahora que tengo un momento para escribir. No es que se destruya la deuda de los Estados, sino que se destruyen los activos que construyen un Capital. Los primeros: los financieros; ofrecer crédito se vuelve un coste y no un ingreso; pero inescindiblemente después, los físicos: si merma el valor del negocio de ahorrar para generar un capital financiero que ofrecer por una rentabilidad en forma de interés, entonces merma también el valor del activo en el que proyectas invertir tu ahorro, que sin capital financiero que lo alimente, sufre un deprecio y no un aprecio. Todo lo cual es aparte de la depreciación del dinero por el incremento de los precios de intercambio y el incremento de la masa monetaria, y de la amortización de la utilidad del Capital físico en la contabilidad de los proyectos.

Para mí es un síntoma de la existencia de excedentes de capital que deberían de ser destruidos. En otro sitio tengo comentado que me recuerda a la retórica del recurso a la dinamita para destruir excedentes de producción inmobiliaria que, al quedar sin compradores, arrastran los precios del mercado al abismo. Y los hayq ue piensan que ellos podrían salvarse si aplicamos dinamita a los bienes de los demás que compiten en el mercado.
Leeremos u oiremos hablar de la dinamita (destruir activos que hacen de rémora), bien a través de una metáfora o bien directamente, en breve; no en cuestión de años, sino de meses. Habrá quien diga que es malvender, y otros dirán que es salvarse de la quema.

También podría considerarse como un efecto (no se si buscado, o no) que conviene a una suerte de guerra de divisas. Yo entiendo que es un efectos al que conviene no perder de vista, pero no creo que sea sino la primera derivada de el efecto directo de lo que representa que pagues para que te acepten el dinero de acumulas: que ese dinero que acumulas no es útil, pero que queda muy feo pedir que te lo quemen. Amen de ser un pecado muy grande eso de quemar el dinero, teniendo en cuenta toda el hambre que hay por ahí, por el mundo entero. Pasa lo mismo que con las naranjas que sobran: queda feo destruirlas pero, ¿quién pagaría por hacérlas llegar en óptimo estado allí donde otros dicen que podrían servir para algo antes de que se pudran? respuesta: nadie porque no sirven a la utilidad pretendida en el tiempo en el que deberían de colmarla. Por ello la destrucción es lo más adecuado (y sirve para fertilizar el suelo, cosa en la que los titulares de prensa no suelen caer: que alguna utilidad siempre tienen).
Se me acabó el tiempo libre.
Largos vientos y buena travesía a todos.
04/08/2019 15:20
En respuesta a Jose Enrique Navarro
Una nota de detalle para Jose Enrique Navarro: en el Banco de España podías tener abierta una cuenta propia (familiares míos la han tenido; si ya no puedes tenerla a día de hoy es porque han debido de eliminar esa posibilidad cfr alguna norma que ahora no se me alcanza recordar). Miguel Navascues podría aclarar, quizás.
04/08/2019 15:26
Durante distintas épocas de la Historia económica de la Humanidad, la inflación y los tipos de interés a los que se prestaba eran bajos y las sociedades seguían desarrollándose, era cuestión de adaptarse. Ahora pasará lo mismo, lo que sí es cierto, que será más difícil obtener rendimiento de manera pasiva al modo rentista y que el ahorrador tradicional lo va a tener complicado si quiere ganar algo.
04/08/2019 08:42
Los tipos negativos es como mirarse al espejo del armario,
Y el que está en el cristal enfrente de nosotros que encima se parece es el que se lleva la rentabilidad, jajahs
04/08/2019 09:55
Pero el colmo de los colmos o maravilla de maravilla tampoco hace falta dinero para especular solo el "otro "conocimiento", el dinero para especular en realidad es producto de un gran desconocimiento,si yo uso dinero para especular es por darle un uso para que sirva de algo efectivamente hay que quemar billetes pero no los miosjajaja
05/08/2019 10:19
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad