Subida de tipos en EEUU y los bancos Santander y BBVA

6 de junio, 2015 1
El ser humano es como un gran rompecabezas donde cada pieza ocupa su lugar. La lógica es lógica y la ilógica también tiene su lógica aunque... [+ info]
El ser humano es como un gran rompecabezas donde cada... [+ info]
51º en inB
51º en inB

Toda la banca comercial de Estados Unidos así como los bancos comerciales con exposición a dicho país se encuentra de enhorabuena ante la perspectiva, más que probable, de una próxima subida de tipos de interés en aquel país. En ese sentido, el mismo viernes, al calor de unos buenos datos de empleo, se produjo una reacción positiva de la banca comercial que cotiza en la bolsa. Sin embargo, parece que olvidamos, una y otra vez, que Banco Santander y BBVA cuentan con una presencia importante en la nación más poderosa del mundo y, por tanto, deberían beneficiarse de una subida de tipos que incremente sus márgenes y/o ingresos.


Estados Unidos y las razones para subir tipos de interés

El mandato del Congreso de Estados Unidos a la Reserva Federal lo deja bien claro, debe usar la política monetaria con objeto de impulsar el empleo y controlar la estabilidad de precios, evitando situaciones de inflación o deflación.

En este sentido, los extraordinarios datos de creación de empleo señalan que se encuentran en disposición de subir los tipos de interés. Por otro lado, los niveles de inflación muy bajos, en parte debidos a una fortaleza excesiva de su divisa, aconsejarán una subida de tipos en cuanto se revierta su situación.

339d7b68442b83b4fbc75d60c7c7836c656bbb7c

¿Por qué pienso que volverán a tasas positivas en breve?

En mi opinión, los factores que han motivado una inflación negativa han sido,

1) Fortaleza de la divisa

La fortaleza del dólar ha importado deflación provocando una caída brusca de los precios. Sin embargo, este efecto irá desapareciendo debido a una estabilización de la cotización del dólar frente al resto de divisas o incluso a una devaluación progresiva del dólar en relación a otras divisas a medida que la recuperación de países europeos vaya ganando fuerza.

La compra de activos por parte del BCE tendrá un efecto cada vez más limitado al acercarse progresivamente la fecha de fin del QE.

Personalmente, creo que todo el efecto de la QE y de la subida de tipos ha sido descontado hace tiempo y, más allá del 1,0X dólares por euro, no deberían moverse las cotizaciones.

2) Petróleo

La caída de la cotización del petróleo ha resultado tan agresiva que las posibles caídas, si se producen, deberían ser muy limitadas siendo el efecto sobre los precios poco significativos a partir de ahora.

3) Presiones sobre sueldos

Llegados a un nivel de desempleo razonablemente bajo, la ley de oferta-demanda debería comenzar a generar presiones al alza en los sueldos al existir menos candidatos para cada oferta de trabajo. Por otro lado, algo que parecen estar entendiendo algunas empresas es que la formación y cualificación de empleados también tiene un coste y, a veces, resulta más interesante, desde un punto de vista económico, subir los sueldos para evitar la rotación de personal (que se vayan a la competencia).

4) Oferta-Demanda

Una mayor demanda de productos y servicios en el mercado debería elevar los precios aunque sea ligeramente.


Fondo Monetario Internacional

El pasado jueves, creo recordar, el Fondo Monetario Internacional aconsejó a Estados Unidos que retrasara la primera subida de tipos hasta 2016. Pretendía justificar esta recomendación con la debilidad de la recuperación económica mundial e incluso con una menor fortaleza en la recuperación económica en Estados Unidos. Dicho consejo por parte de este organismo internacional no sentó demasiado bien en medios del país norteamericano al suponer (1) una ingerencia en la política económica de este país (2) una incorrección por parte del fondo monetario internacional y (3) un intento de obligar al Congreso y a la Reserva Federal de velar por los intereses de otros países y a cambiar el mandato que el primero (el Congreso) ha dado al segundo (Reserva Federal).

Otro aspecto que no deberíamos pasar por alto es el hecho de que el Secretario General del Fondo Monetario Internacional es elegido por Europa y el Presidente del Banco Mundial es nombrado por Estados Unidos en un acuerdo tácito. Por tanto, la independencia de los poderes que ostentan estas instituciones quedan bastante en entredicho y podría interpretarse que Christine Lagarde está velando por los intereses europeos más que por los intereses de Estados Unidos.


Reino Unido y Méjico

Parece claro que un movimiento de subida de tipos de interés en Estados Unidos podría elevar las probabilidades de que otros países con una alta vinculación política y/o económica tomarán la decisión de seguir sus pasos. En este sentido, nos encontramos con Méjico que tiene una relación comercial muy estrecha con aquel país y a Reino Unido que ha seguido una política económica similar a EEUU para afrontar la crisis.

Este movimiento en estos países beneficiaría fundamentalmente a BBVA, con una fuerte presencia en Méjico y cierta presencia en Estados Unidos, y a Banco Santander, con una importante presencia en Reino Unido y Estados Unidos. El handicap con el que cuenta Banco Santander procede de Brasil que lleva un tiempo experimentando una fuerte contracción en la que no voy a profundizar ya que ese ejercicio ya lo hice en un artículo anterior que pueden encontrar en inbestia.


Unión Europea

2017 se me antoja como fecha más probable para una primera subida de tipos de interés en Europa. No obstante, todo dependerá de la evolución de la economía en esta región. Una subida de tipos de tipos debería impulsar la cotización de la banca meses antes de que ese acontecimiento se produjera. Ya sabemos que las subidas de tipo encarece la financiación de empresas y particulares pero muchos han aprendido en esta crisis que un crédito barato distorsiona la percepción del riesgo financiando proyectos que, de otro modo, no se llevarían a cabo ya que no resultan económicamente interesantes.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 1 comentario
Hoy, la incertidumbre en Turquía pasa factura a BBVA. El partido en el poder pierde la mayoría absoluta y se produce una sobrereacción en el mercado. Dada la exposición de BBVA, esta valor reacciona de manera ligeramente negativa.
Desde mi punto de vista, el partido en el poder sigue teniendo mayoría (no absoluta) y, a pesar del avance de la izquierda, no creo que sea tan grave como los mercados turcos (bolsa, lira) han querido interpretar. La incertidumbre, como siempre, penaliza.
Veremos...
08/06/2015 11:14
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Etiquetas destacadas