Situación del oro en la actualidad

14 de septiembre 0

La situación del oro esta mostrando un comportamiento ciertamente bajista.

378f2097956c92adef1f0caa3f765b74bf76fb13.png

En cuanto a los fundamentales podemos citar que a lo largo de estos últimos días se encontró un informe benigno de precios al consumidor de los EE. UU. esto detuvo el rally del oro que tuvo el oro durante esta semana. Al principio, el metal superó la marca de $ 1210 y subió casi $ 4 en el día, no obstante, a partir de la publicación de estos datos el precio se tralado a la baja alcanzarlo los $1204. 

La plata bajó 4 ¢ en $ 14.21. Reuters informa que "a pesar de la moderación en los aumentos de precios del mes pasado, las presiones inflacionarias se están acumulando constantemente, impulsadas por un mercado laboral más restrictivo y un crecimiento económico robusto". El servicio de noticias continúa citando aumentos de precios que se acumulan en la tubería de suministro como resultado de los aranceles a las importaciones chinas.

Por otra parte, cabe citar que si tenemos en cuenta el análisis bursátil de la cotización del oro es más que probable que la tendencia bajista se prolongue.

El mercado del oro en el corto plazo está experimentando un ligero rebote. Sin embargo, los volúmenes de negociación continúan bajos.

El mercado del oro probablemente está experimentando un rebote en la actualidad, ya que los inversores parecen más optimistas sobre el potencial de un acuerdo comercial entre Estados Unidos y China. 

No solo eso, sino que se informó que algunos funcionarios económicos chinos están buscando estimular el gasto en algunos proyectos de infraestructura. 

Como uno de los mayores consumidores de productos básicos del mundo, cualquier buena noticia de China podría verse como alcista para el sector de los metales preciosos.

Es probable que el mercado del oro vea un interés significativo en la caza de ofertas en los niveles actuales o cerca de ellos, y se ha informado que la demanda física ya está aumentando en los principales mercados asiáticos. 

Aunque los descensos recientes pueden atraer a más compradores, el mercado puede requerir algún catalizador significativo para montar un rally sostenible a partir de los niveles actuales. 

Un dólar más fuerte, el conflicto sobre el comercio y un fuerte apetito por el riesgo han pesado mucho en el metal amarillo, y es probable que deba verse un cambio significativo en la dinámica actual del mercado antes de que el oro pueda colocarse en un nivel bajo a largo plazo.

Los recientes problemas en Turquía y la moneda nacional han sacudido a los mercados financieros mundiales, pero hasta ahora no han impulsado ninguna compra significativa en el mercado del oro. 

Aunque hasta ahora los inversionistas han hecho un buen trabajo mirando hacia otro lado, cualquier señal de contagio podría una vez más enviar ondas a través de los mercados bursátiles globales y potencialmente alimentar la compra de oro y otras clases de activos alternativos. 

Además del riesgo de Turquía y los mercados emergentes, existen numerosos otros barriles de pólvora geopolíticos que también podrían enviar a los compradores a la seguridad percibida del oro.

Si las cosas están tranquilas en el frente geopolítico las próximas semanas, los mercados pueden centrar su atención en otras variables macroeconómicas. 

A lo largo de las semanas se presentarán conceptos clave que podrían tener un efecto significativo en los mercados. Aunque la Fed ha estado planeando otro aumento de tasas el mes próximo, una cuarta alza antes de fin de año es ahora menos segura. Los mercados también buscarán pistas sobre cuándo podría finalizar el actual ciclo de ajuste, ya que algunos ahora están especulando con que las tasas podrían no llegar a los niveles previamente previstos.

De cualquier forma que la situación de sentimiento que rodea al mercado del oro es decididamente negativo. En la actualidad, hay posiciones cortas significativas en el mercado, y los operadores parecen estar buscando vender agresivamente cualquier incremento decente. Sin embargo, hay que considerar que los mercados solo pueden bajar durante tanto tiempo solo hasta un determinado volúmen, es decir, solo hasta que no quede nadie para vender y eso podría hacer que los niveles actuales sean un lugar muy atractivo para comprar para el paciente, inversionista a largo plazo.

Para terminar se puede concluir con la reflexión de que el  crecimiento de la oferta monetaria sigue siendo obstinadamente restringido, pero eso no necesariamente indica una debilidad en el precio del oro. De hecho, puede inspirar todo lo contrario. La crisis crediticia de 2008 mostró que el oro puede ser igual de efectivo en circunstancias desinflacionarias que contra las otras enfermedades económicas más comunes: inflación, deflación y estanflación.

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Etiquetas destacadas

Publicidad