Semana de nuevo presidente americano y los comienzo de los confinamientos

18 de enero 0
Inversor desde el 2006, formador de inversores desde el 2012 y asesor financiero independiente desde 2020.
Inversor desde el 2006, formador de inversores desde el... [+ info]
10º en inB
10º en inB

Para analizar esta semana que tenemos debemos primero mirar cómo cerró la semana pasada. Lo que dejo es quizás la semilla del inicio de una corrección al 4º trimestre del año 2020.

Se puede sustentar esa corrección, que no estoy hablando de tendencia bajista, son cosas distintas, en lo siguiente:

  1. La cantidad de nuevos contagios que se van dando con el covid debido a las mutaciones que son mucho más fuertes a la hora de infectar y que hace que se propague más rápidamente. 
  1. La ingente cantidad de déficit que quiere llevar a cabo Biden para poder acometer su New Deal.

En el caso A podemos decir que venimos con una progresión de la segunda ola o que es la tercera, la cuestión es que se están disparando los casos, y por ello ya en España han empezado los confinamientos perimetrales nuevamente para aliviar la situación. 

El problema es que se conviertan en severos o que duren mucho tiempo, ya que eso significa ralentización de las economías en un momento en el que tenemos subidas de impuestos.

Pensábamos que las vacunas una vez aprobadas estarían rápidamente en circulación para que la gente se vacunara, pero estamos viendo que no es así. Y la pregunta es, ¿por qué?

Quizás una realidad sea que algunas vacunas son en dos dosis y  tener suministros para todos no llegue, y por tanto, si se usara la primera dosis, pasados los días hasta la siguiente vacunación no habría para ponerla.

Ante esta circunstancia los gobiernos las almacenan para no entrar en un círculo vicioso de medios vacunados. Y todo porque la realidad es que las farmacéuticas no pueden producirlas de forma tan rápida como se debería.

Esto nos llevará a un camino en el cual no creo que para verano en España estemos todos vacunados, y posiblemente en Europa pase algo parecido, con lo cual, me da que hasta 2022 no estaremos todos realmente vacunados.

No es el mejor escenario posible, lo se, pero a día de hoy creo que es el más plausible dentro del desarrollo que vemos.

Respecto al caso B, temo decir que no solo es en EEUU, en todos los países se están incrementando los déficits de los países, pero la ventaja es que algunos lo tienen más “fácil” para poder pagar esa deuda, y un país como el nuestro, esperanzado con los fondos europeos más ese aumento de deuda, es una bomba de relojería como no se hagan bien las cosas.

Con todo ese dinero se debería ser capaz de dar una vuelta a cómo está estructurado el país y poner las bases para un salto cualitativo como hace años que no tenemos.

Pero para eso tendría que darse un consenso de qué educación queremos, qué industrias queremos y qué tipo de energía queremos. Un consenso que debería venir de los políticos, de sentarse y llegar a acuerdos para empezar a trabajar. Ahora te pregunto, en otros países lo veo, es posible, tu crees lector ¿que en España ocurrirá?

Mientras vemos como evolucionan estos dos factores, esta semana tendremos los resultados empresariales en EEUU, que serán generalmente buenos, no creo que haya una gran sorpresa ni para bien ni para mal. Luego vendrán los europeos que serán en general de la misma tónica.

Aunque el 20 es la investidura de Biden esta vez no creo que haya sorpresas tipo invasión al Congreso y que el mercado esté bajista o sin camino decidido casi hasta el jueves/viernes cuando aparezcan las noticias macro más relevantes.

Lo importante que un inversor particular debe tener en cuenta es que la liquidez es prioritaria pero que se pueden ir haciendo inversiones, sin usar en cada una de esas inversiones el importe íntegro, sino haciendo aportaciones que nos permiten ir cogiendo buenos precios para cuando se vuelva al movimiento de la tendencia principal estar bien posicionado.

Ir haciendo inversiones desde este instante como escribo es posible pero seleccionando bien los objetivos, y poco a poco formando la cartera. No hay que buscar meter todo el dinero, sino ser selectivo, metódico y sistemático una vez encontramos esa oportunidad.

Ser un inversor global nos permite tener esta flexibilidad a la hora de invertir y movernos por los tres espacios temporales, daytrading, swing y longtrading. De esta forma encontramos oportunidades con diferentes metodologías y diversificamos el riesgo. 

En momentos malos como buenos el ser un inversor global te ayuda a saber moverte sin encariñarte de ninguna metodología, de ningún espacio temporal, de ningún activo y solo mirar como mejorar tu capital, preservándolo, mejorándolo y tener la capacidad de ver el riesgo para limitarlo.

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos