Seamos realistas y pidamos peras al olmo

9 de junio 0
Zona de Bolsa es una publicación de noticias de actualidad, divulgaciones de temas de inversión y de cambios de tendencias de indices... [+ info]
Zona de Bolsa es una publicación de noticias de... [+ info]
14º en inB
14º en inB

Ahora que se han cumplido los 50 años de las movilizaciones del mayo francés, no puedo dejar de recordar alguna de las anécdotas más famosas de aquellos días y muy comentadas en los meses y años posteriores. Fueron días muy tensos en Paris principalmente, donde por un lado las barricadas de los estudiantes y por otro lado la fuerza de la policía enfrente, estuvo a punto de generar un gran conflicto y no olvidéis que las discrepancias en esa época se resolvían a tiros, de los de verdad no entrando la policía a dar empujones a los manifestantes y los manifestantes meandose en la Policía, como hemos visto últimamente, cuando quieren disolver las manifestaciones sin hacer daño a nadie.

Aquello, al final acabó cuando el General de Gaulle, que era Presidente de Francia, se le hincharon las narices y bien grandes que las tenía y movilizó al ejército, y tras jornadas muy tensas al final se llegó a un acuerdo dándole ciertas dadivas a varios cabecillas de la revuelta y los estudiantes pudieron aprovechar las vacaciones que se venían encima y nadie quería sacrificar el descanso en las playas o en el monte a cambio de más protagonismo.

Pues bien, en el mayo francés se hizo muy famosa una frase que decía “seamos realistas, pidamos lo imposible”, frase que hizo que se gastaran muchos ríos de tintas en las revistas de aquella época, aunque últimamente creo que esta algo olvidada.

Os dejo una imagen que he encontrado en Internet.

Seamos realistas y pidamos peras al olmo

Si nos vamos a nuestro terreno que son las inversiones y los fondos de inversión principalmente, tenemos que analizar, que es lo posible y que es lo realista.

Como últimamente nos hemos acostumbrado a que en el móvil tengamos de todo, desde el teléfono, la cámara de fotos, que hace excelentes fotos y videos incluso; el tom tom para movernos por medio mundo, el whatsapp, los documentos mas variados, etc, etc, parece que a todas las aplicaciones podemos pedirles de todo y no es así.

Pues bien, en un sistema de detección de cambios de tendencias parece que lo más sencillo es que nos diga cuanto va a subir o bajar la bolsa, que nos permita las entradas a medidas, cuando queramos, si tiene que subir 14 semanas, esas 14 semanas las empezamos a contar desde cuando queramos cada uno entrar, también parece factible que nos diga cuáles serán los fondos de inversión más rentables en cada subida, etc, etc.

Pero tenemos que ser realistas y pedirle lo que nos puede dar y no todo lo que se nos ocurra que nos puede venir bien. Por ejemplo un sistema de detección de cambios de tendencias no puede anticiparse a los movimientos de subida o de bajadas porque ese tema está al alcance de un puñado de personas a nivel mundial y no me refiero a las manos fuertes, sino a un grupo reducido de personas que dirigen continuamente los mercados de valores y que están por encima de las manos fuertes. Las manos fuertes están al menos un escalón por debajo del grupo director mundial o super manos fuertes.

Por consiguiente, un sistema de detección de cambios de tendencias, tampoco puede adivinar cuáles serán los fondos de inversión que más aprovecharan un movimiento alcista, pues ya se encargan de no dar demasiadas pistas y poder comprar lo más barato posible y haber cerrado sus operaciones antes de que transcienda al público en general. Cada uno dentro de nuestros conocimientos, experiencia y suerte podemos inclinarnos por fondos de inversión en una u otra moneda, en un tipo de empresas grandes o medianas, por un predominio de unos sectores y/o la exclusión de otros, en fin que el sistema nos puede ayudar pero nunca irá más allá porque no es posible llegar a más.

Me causa risa cuando algunas veces leo en la prensa que alguno de los grandes capitales de España o del mundo han tomado una participación importante en algún valor, y en los días siguientes la acción sube bastante, noticia de la que nos enteramos cuando les ha interesado al inversor magnate para que le mantengamos la cotización y le permitamos una cómoda salida cuando le interese.

Por lo tanto, 50 años después de las movilizaciones del mayo francés, seamos realistas y no pidamos peras al olmo, que por mucho que lo intentemos no lo vamos a conseguir.

PD. No viene mal que repaséis el artículo de hace aproximadamente un mes sobre la posibilidad y proximidad de una noche de cuchillos largos en Europa, pues los peligros no se han esfumados y siguen muy vigentes. Aunque no tiene por qué suceder.

Nuestro lema sigue siendo: Las Bolsas son impredecibles, pero no anárquicas.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Nube de tags

Publicidad