¿Se ha acabado la crisis, realmente?

9 de junio 2
Treinta años Economista Titulado del Banco de España. Economía internacional. Autor del blog "Decadencia de Occidente", blog sobre los estragos... [+ info]
Treinta años Economista Titulado del Banco de España.... [+ info]
10º en inB
10º en inB

Multitud de signos de que la opinión pública da por terminada la crisis. Uno de esos signos es la caída en bancarrota de Podemos, pero hay muchos más. Pero, ¿se ha acabado? Yo lo dudo. 
Estamos en una secuela post crisis, que arrastra todavía muchos signos de incertidumbre. Sí, los bajos tipos de interés y una política fiscal keynesiana (aunque no se llame así) han evitado caer en un 29, pero quedan muchas, muchas secuelas. 
La política citada ha restablecido una normalidad de las variables macro - PIB, paro, inflación...- y eso es muy bueno. No sabe la gente lo cerca que estuvimos de caer en una depresión/deflación, como la del 29. Afortunadamente los americanos aprendieron algo de aquella catástrofe - entre otras cosas, que llevó a la guerra - y no le hicieron ascos a emitir dinero, y permitir un déficit público que hizo que allá la recuperación empezara en 2009. Aquí en Europa se retrasó hasta finales de 2012. Alemania sufrió menos daños porque la política del BCE hasta entonces se ajustaba perfectamente al dictat de Alemania, vía Bundesbank. Los paises de fuera del círculo alemán, como España, sufrieron más. Pero en 2012 (Sí, con el gobierno de Rajoy) empezó la recuperación. Hubo acciones y omisiones de las instituciones de la UE repugnantes, empezando con el BCE de la época de Trichet, al que habría que colocar delicadamente en un potro salvaje. No sigo de tortura porque eso no se lo deseo a nadie. Llegó un momento en que la que, o Merkel y, quitaba y nombraba primeros ministros como Pedro por su casa. Lo hicieron en Grecia y en Italia. Les salió el tiro por la culat, visto el resultado final. 
Pero lo peor de la crisis es que la propia política que ayudó a salir generó deudas más altas que nunca en el mundo entero, empezando por China, país al que empieza a descuadrarse los números. Y China es demasiado grande como para no generar reacciones negativas en el mundo. 
¿Qué va a pasar con esa deuda? Como decía Keynes, las deudas excesivas sólo tienen tres tipos de soluciones. O quitas, o impuestos monstruosos - que generarían otra crisis -... o inflación. 
Las quitas en Europa son intrincadamente dificiles, porque hay una fragmentación de acreedores y deudores como para sentarlos en una mesa y que todos renuncien a parte de sus intereses por el bien común. Más bien suena a imposible. 
Un alza de los impuestos - que es lo que se viene practicando Soto vocce- ha llegado a su límite. Es la vía que quiere seguir nuestro presidente de gobierno, pero no para devolver las deudas, sino para gastar más. Pero es un camino perverso, con efectos contractivos desde el nivel de la presión fiscal actual en Europa. EEUU todavía tiene una presión fiscal asombrosamente baja, como menor del 30% del PIB, pero su deuda se está disparando gracias a la política republicana de bajar impuestos pero no gastos, sobre todo militares. China, como hemos dicho, tiene un problema con su deuda, que además es externa. Lo bueno es que en China es que es todo público, por lo que podría enjugar esa deuda el Banco de China, pero eso se convertiría en inflación. Podría poner en vigor un contro de salarios y precios, pero eso trae inevitablemente disturbios. El ejército tendría que salir a aplastarlos, como cuando Tianamen. China creía que manteniendo las exportaciones muy por encima de las importaciones no tendría problemas, pero aparte del malestar en EEUU (reiterado ahora por el abuso y hurto de la tecnología de las empresa mixtas), es el pais más endeudado del mundo. 
Nos queda entonces la inflación, que seguramente será el camino a emprender después de la recesión inminente, que exigirá sin duda más emisión de deuda... luego, vendrá inevitablemente la inflación que ahora parece desaparecida. 
Un poco de inflación ni hubiera sido mala mala durante la crisis, pero los bancos centrales actuaron con la prudencia miedosa que les caracteriza. Nada superior al 2%. 

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 2 comentarios
Las crisis comienzan a irsen, cuando desaparece el déficit publico y se han ido, cuando la deuda pública empieza a ser controlable, es decir, en los entornos del 80%.
De momento, la historia dice que, entre los años 2008 y 2013 tuvimos una Gran recesión y que desde entonces, estamos en una recesion; pero, que a partir de 2020 como han ganado los neosocialistapodemitas, pues volveremos a sufrir más EREs en las empresas y esta vez, muchas lo harán, antes de bajar definitivamente, la persi_ana.
Es lo que han decidido las urnas, otra Gran re_cesion de nuestros ahorros en forma de impuestos, hacia quienes no saben gobernar.
¿Labor omnia vincit? (¿El trabajo todo lo vence?)
11/06/2019 16:16
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad