Santander, desde hace dos semanas tiene la pegatina de “hay que mentalizarse de que lo normal es ver un recorte”

7 de junio 0

En 1952 terminó, “oficialmente” el racionamiento de alimentos en… España.  ¡Que bien!.

Extra oficialmente, el racionamiento continuó para mucha gente, unos cuantos años más. ¡Que mal!.

“Oficialmente” nos acercamos a la inquietante y desconocida “nueva normalidad”, extra oficialmente, mucha gente todavía soporta, como buenamente pueden  la  anormalidad  en la que ya llevamos instalados desde hace más de un año.

.

Santander, semanal.  De momento, no destaca por el plus “tranquilidad”, ni mucho menos por el ratio pavito, 1,06, menos de la mitad de lo que tiene, de momento, el ibex 35. Lo único por lo que llama la atención, es que la semana pasada, salía junto a Rovi, como una acción a la que le faltaba un pelín-pelón, para entrar en la fase de subida parabólica…..

26e42ddc80ed2f214bc335d3f6e9e0fdebfc83d7.gif

…ya se verá si entra en esa fase o no, de momento está muy cerca de entrar y ya.

De momento, lleva ya unas semanas en las que si alguien está enredando aquí, debería de mentalizarse de que “debería recortar”.

A estas alturas de la película, ya sabemos que esto no es exacto ni mucho menos, tampoco hace falta, es aproximado, el  caso es que desde hace unas semanas ya cumple con los requisitos para que hagan alguno de los tres tipos de recorte que pueden hacer.

Como está alcista, aunque no destaque en nada, de momento, hablo de  recorte.

En ocasiones, hay precios de estos que los tumban, y el ibex, recordemos que lleva ya unos meses que el rollete mensual dice que no está bien, el CAC 40 está algo peor y el Dow peor todavía, por eso hay que tener cuidado y  seleccionar lo más exquisitamente que se pueda.

Volviendo al Santander, de momento, lo que controla su tendencia es la línea roja, que anda en  2,699.

Si decide entrar en la fase de subida parabólica, entonces, lo que tomaría el control sería la línea azulada.

Pueden dilatar más ese precio, incluso podrían comérselo con patatas e ir directamente a por el siguiente que al fin y al cabo no está tan lejos.

El Santander es un valor, al que le podemos sumar los dividendos o no, las cuentas son las mismas, está a los mismos precios que el año 1998, 22 años.

Santander no destaca en nada, de momento, en este año.

No destacó en nada en todo el 2019.

No destacó en nada en 2018.

No destacó en nada en 2017.

No destacó en nada en 2016.

Me paró, porque me aburro.

En la bolsa, y en los mercados financieros en particular,  uno tiene que cuidarse, el regulador no va a cuidar de ti, eso seguro, y el resto de la tropa, tampoco.

En el mercado financiero tienes que cuidarte, porque aquí si no te cuidas y no te proteges, el mercado puede hacer contigo lo que le de la gana.

Aquí se está “jugando con el dinero”, y si juegas a algo, tendrás que hacerte con herramientas de defensa que te den algún tipo de ventaja.

Aquí tienes que mirar la bolsa con ojos de lobo ventajista.

Aquí hay que planearlo todo, y saber dónde termina tu ventaja.

Si no tienes una salida, no sabes termina tu ventaja, y por tanto tu ventaja no es merecedora de dicho nombre.

Cualquiera puede jugar con el dinero a lo loco, y cualquiera puede jugar con el dinero sin ninguna salida en mente.

Jugar con el dinero, con una salida por algún lado, eso, son poquísimos, pero poquísimos, y en los fondos de inversión de España, a lo mejor tienes a 5 o a 10 como mucho, con una salida en mente en todas sus operaciones.

Y de esos 5 o 10, pocos se manejan con la gestión monetaria, con lo cual, pueden acabar haciendo como un fondo de inversión el año pasado, el típico con un modelo muy estudiado, que decía que usaba límites y gestión monetaria, pero que zumbó en el cachipúm del año pasado, un –20%, y tuvo la cara, yo vi la carta en internet, de decirles a sus inversores que paraba la operativa “por si necesitaban dinero” por el tema del confinamiento, el virus y demás.

Alucina vecina.

Este señor la fastidió, y como la fastidió, detuvo la operativa por la cara, y se acabó.

El fondo no se ha recuperado y eso que ha pasado más de un año.

El tipo tiene un libro de bolsa en el que explica su “método”, el mismo que le ha llevado a hacer un churro.

Aquí falló algo.

Es un fondo muy pequeñito, sobre un millón de pavitos, lo que yo denominaría un fondo de inversión gominola, y  conviene recordar que en España, el 50% de los fondos tienen una capitalización de menos de 4 millones.

También hay que recordar, que en España, por h, por B o por Z,  el 60% de los fondos de inversión no alcanzan los 10 años de vida.

Y después hablan del largo plazo.

.

……y  entonces el salón, lentamente, se vació del todo.

Y lo que allí nació siguió su curso.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos