Principales bancos centrales con una política menos flexible

18 de julio 0
Erick Segura TV con sede en Cancún (México), brinda análisis de mercado profesionales e independientes, los que se difunden a través de los... [+ info]
Erick Segura TV con sede en Cancún (México), brinda... [+ info]
76º en inB
76º en inB

Análisis Técnico Fundamental del mercado    

Desde que el banco central americano empezó a mantener una política monetaria menos flexible a principios del año 2014, cuando empezó a reducir su programa de compra de deuda que se inició después de la crisis del 2008, para empezar a reactivar la economía, lo que en su momento debilito al dólar y luego al retirar los estímulos empezó a fortalecerlo.  

El objetivo de fortaleza del dólar aún no se ha perdido, sin embargo, si se ha debilitado luego de que otros bancos centrales empezaran con una política monetaria similar, como la que empezó el BCE en abril del 2017, cuando el programa de compra de bonos fue reducido desde los 80 billones a los 60 billones y en enero de este año a los 30 billones, programa que se espera se mantenga hasta finales de año, con miras a subir tipos recién para mediados del próximo año.  

A este sentimiento menos flexible se le sumo el BOE, luego de que la inflación llegue al 3% el 17 de octubre del 2017, lo que termino presionando al BOE para que el 2 de noviembre del mismo año subiera los tipos desde un 0.25% al 0.50%, manteniendo el programa de compra de bonos sin cambios al dejarlo en los 435 billones de libras, el que aun se mantiene, una política contraria a la de los otros bancos centrales, pero con el mismo objetivo, quitar estímulos del mercado para mantener una inflación estable.  

Las expectativas del mercado por ahora son a tener un BOE que siga manteniendo el programa de compra de bonos y con expectativas a que el próximo 2 de agosto puedan seguir subiendo los tipos al nivel de 0.70%, mas aun cuando la inflación puede volver al alza, la que corrigió desde 3.1% en diciembre del 2017 hasta 2.4% en junio del presente año, pero con la expectativa de que mañana 18 se vaya al 2.6%, dato que seguiría presionando al BOE.  

El escenario es muy diferente para el BOJ, un banco central de relevancia que contrario a los otros bancos aún mantiene una política bastante flexible, con tipos de interés sin cambios al mantenerse en el -0.1% y las expectativas para la revisión del 31 de julio son a mantenerse aun en el -0.1%, pese a que el desempleo en Japon esta en sus niveles más bajos, después de que el pasado 28 de junio llegara al 2.2%, no ha sido suficiente como para tener un BOJ cambiando su política, mas aun cuando la inflación avanza bastante lenta, la que se encuentra en un 0.7%, con miras de alcanzar el 0.8% en la próxima revisión del 19 de julio, con expectativas a tener un BOJ con la misma política hasta tener precios mas estables.

d464878b2bf6ddea1e8286def150e1f8ba716296.jpg
Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad