Previendo la próxima recesión

18 de abril 0
Treinta años Economista Titulado del Banco de España. Economía internacional. Autor del blog "Decadencia de Occidente", blog sobre los estragos... [+ info]
Treinta años Economista Titulado del Banco de España.... [+ info]
9º en inB
9º en inB

Scott Sumner recomienda en su blog que sería un buen momento para reforzar la FED, y armarla de municióm adicional para hacer frente a la próxima recesión. Como las recomendaciones son sensatas y uno se sentiría más protegido de la recesion como la de 2008, las transcribo aquí. 
Ahora bien, olvídense que en un futuro próximo esas recomendaciones puedan ser aplicadas al BCE, como enseguida comprenderán.
Dado que el primer riesgo en un fuerte recesion y aumento del paro sea una tendencia deflacionista y una caída de los tipod de interés a cero, lo primero sería que el Congreso aprobara un aumento de la inflacion permitida por la FED al 3%, lo cual deshaogar la banda de acción de los tipos de interés.
la segunda medida sería facilitar a la FED mas aún sus acciones de quantitative easing (QE), abriendo el abanico de títulos aptos para ser comprados. En palabras de Sumners,
 
Opción A: elevar la meta de inflación al 3%

Opción B: permitir que la Reserva Federal ahorre lo suficiente de sus ganancias para construir un "cofre de guerra" de $ 250 mil millones de dólares; para ser utilizado para cubrir posibles pérdidas de futuros programas de QE. De hecho, es probable que los futuros programas de QE sean altamente rentables (como durante la Gran Recesión), pero siempre existe un ligero riesgo de pérdidas. Al tener un cofre de guerra, la Fed tendría confianza en hacer la cantidad de QE requerida para cumplir su mandato en el Congreso de precios estables y alto empleo.

Además, la Fed debe estar autorizada para comprar una gama mucho más amplia de valores cuando la economía está en el límite cero, con la disposición de que la parte de su cartera que no pertenece al Tesoro se venda dentro del año de la salida del límite cero.
 
Si partimos de que la cifra sagrada de una inflación máxima del 2% es arbitraria, en casos de crisis destructivas no hay que rasgarse las vestiduras por permitir un objetivo de un punto más, que elevará las expectativas de capacidad de acción de la FED.
En cuanto a lo demás, “ça va de soi”, con la experiencia de los beneficios incontestables que ha traído el QE y la ventaja de flexibilizarlo. 
Europa, que ha avanzado mucho, pero tarde, durante la crisis, debería ir pensando en al menos la propuesta de aumentar la inflacion objetivo del 3%, en vez del patético y ridículo “cerca pero sin llegar al 2%”, agarradera para Alemania para poner palos en las ruedas del BCE. 
Porque a la postre se trata de eso: de aumentar los grados de libertad de la institución que nunca ha sido independiente, porque no le han dejado, y porque gestionar a la vez el euro es endiabladamente difícil. ¿Hay riesgos de que la FED o el BCE se lanzarían por la pendiente de una política inflacionista? es ridiculo pensarlo, a menos que uno haya nacido con alma de policía torturada.
 

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad