Por qué los inversores en acciones deberían desear que el Bitcoin se aprecie

9 de octubre Incluye: BIT$ 0
El dato del día, una cuenta gestionada por el equipo de inBestia
El dato del día, una cuenta gestionada por el equipo de... [+ info]
5º en inB
5º en inB

El Bitcoin es esa criptodivisa que tanto ha dado que hablar en los últimos años, especialmente en su camino hacia los 20.000 dólares, allá por diciembre de 2017, época en la que abundaban las previsiones de ver el Bitcoin en los 300.000 dólares. 

Incluso el célebre John McAfee predijo, y aún predice, que el Bitcoin se revalorizará hasta el valor de un millón de dólares antes de finales de 2020. Tanto cree en su predicción el fundador de la famosa compañía antivirus, que prometió que se comería su propio órgano viril si no se cumplía su apuesta (sic).

Hoy en día el Bitcoin cotiza a 8.500 dólares, un 58% menos que en diciembre de 2017 y para alcanzar la cota del millón de dólares tendría que apreciarse bastante, por decir algo.

No obstante, la realidad es que si bien hace unos años no se sabía cuál era el "driver" fundamental del Bitcoin, últimamente está quedando claro que la criptodivisa sube y baja de precio según las fases de asunción y aversión al riesgo de los mercados financieros internacionales. Las llamadas fases de "risk on" y "risk off" en las que los inversores compran y venden activos de riesgo según vean que las condiciones generales son mejores o peores. 

Como se puede observar en el siguiente gráfico, el precio del Bitcoin tocó techo poco antes de que la bolsa mundial (índice Global Dow) marcara su máximo actual, en enero de 2018. Desde entonces ambos activos vivieron tiempos complicados, declinando a la vez a medida que se desarrollaba la tendencia bajista del año 2018, con el mundo sumiéndose en el temor a una desaceleración global y a un recrudecimiento de la guerra comercial entre EEUU y China. Y a la inversa la correlación también funcionó, con ambos activos declinando fuertemente en el cuarto trimestre de 2018 y formando su más reciente mínimo cíclico en esas mismas fechas. 

Bitcoin e índice Global Dow en dólares

La mala noticia para los deep believers en las criptodivisas, es que el Bitcoin realmente no está aportando ningún tipo de cobertura a otros activos financieros de riesgo, es simplemente un activo de riesgo más y, si se produce una recesión económica, no parece, a tenor de la correlación mantenida en los últimos años, que el Bitcoin sirva como activo para descorrelacionar las carteras de los inversores. 

La buena noticia es que el Bitcoin al menos tiene alguna racionalidad detrás, más allá de las hordas de operadores newbies entrando en los mercados al calor de las fuertes revalorizaciones: se aprecia cuando los inversores alrededor del planeta estiman que las condiciones económicas están mejorando. 

Con ello, el Bitcoin no deja de ser una apuesta agresiva (de alta volatilidad) que los inversores pueden incorporar en sus carteras si creen que los activos de riesgo, como las acciones, se van a apreciar. 

Y por eso mismo, los inversores en acciones, dada la fuerte correlación que están manteniendo ambos activos, deben ver como positivo el que el Bitcoin se aprecie. Lo normal es que sea un signo positivo para sus carteras. Un signo de que se está en una fase de "risk-on" o asunción de riesgos. 

En las últimas tres sesiones el Bitcoin se ha revalorizado un 9% y podría estar construyendo una base sobre la que retomar la tendencia alcista después de llevar cuatro meses tomándose una pausa. 

3ee62d66cf0f0b020cdf1696704a569d1e47a539.png

Gráficos de inBestia, puedes utilizarlos pulsando aquí

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos