¿Por qué los inversores deberían amar la volatilidad?

17 de agosto, 2017 Incluye: SPXVIX 4

La volatilidad es uno de los aspectos del mercado bursátil que más temen la mayoría de inversores. Aunque hay excepciones a esta regla, el fundamento de este temor tiene una explicación muy lógica y sencilla. Cuando aumenta la volatilidad, los mercados suelen corregir con mayor o menor intensidad, lo que se traduce en pérdidas para los inversores. La mayoría de los asesores financieros opinan de forma totalmente distinta y señalan que esto no debería ser así. Es decir, los inversores deberían amar la volatilidad y no verla como un enemigo. Es más, la volatilidad es un concepto inherente a los mercados financieros, por lo que aquellos que inviertan en bolsa deberían ser conscientes de que las bolsas son volátiles por naturaleza, y asumir con total naturalidad este aspecto.

El índice utilizado para medir la volatilidad es el VIX, también conocido como “indicador del miedo”. El VIX fue creado a principios de la década de los 90 por la CBOE (Chicago Board of Exchange) y mide la volatilidad implícita de las opciones sobre las acciones que componen el índice S&P 500 para un periodo de 30 días. Teóricamente se considera baja volatilidad un VIX por debajo de 20 y viceversa. Por ejemplo, tras la quiebra de Lehman Brothers el VIX alcanzó su máximo histórico en 89,53 puntos, y en momentos de tensiones financieras o geopolíticas elevadas no es raro verlo cotizar en niveles de 30 o superiores (crisis Eurozona, Brexit, etc.).

3f7b463ce7ffb40da3bea375a5e7c361637aec5d

Los últimos meses se han caracterizado por ser muy tranquilos en lo que a volatilidad se refiere, salvo momentos puntuales en los que ésta ha repuntado ligeramente. Para que se hagan una idea de la baja volatilidad a la que estamos asistiendo en las últimas semanas, a principios del mes de mayo el VIX marcó un mínimo no visto desde el año 1993. Pero a pesar de que vivimos momentos de extraordinaria baja volatilidad, en cuanto ésta repunta ligeramente los temores de los inversores se disparan y muchos se apresuran a vender rápidamente sus acciones ante el temor de que las caídas continúen y sus pérdidas se incrementen.

Cuando la volatilidad es alta, las rentabilidades a largo plazo que proporcionan las acciones tienden a ser elevadas. ¿Por qué sucede esto?. Esto es así porque cuando hay un repunte de la volatilidad, las acciones caen y su valoración se hace más atractiva, lo que históricamente se ha traducido en mayores rentabilidades a largo plazo. Por lo tanto, si hay un buen momento para comprar acciones es cuando se produce un aumento de la volatilidad, lo que implica que cuanto más alta sea ésta, más atractiva será la compra de acciones.

Josh Brown, consejero financiero y CEO de Ritholtz Wealth Management, señala que los inversores que tengan un horizonte de inversión de largo plazo (superior a 5 años), deberían amar la volatilidad. Señala que el mercado nos recompensa por tomar riesgos y sin riesgo no hay beneficio. De este modo, los inversores jóvenes, es decir, aquellos cuyo horizonte temporal de inversión es de varios años o décadas, deberían aprovechar todos los repuntes de volatilidad para comprar activos de riesgo, ya que a largo plazo van a obtener rentabilidades más que suculentas.

En teoría esto es muy sencillo de aplicar, puesto que si invertimos con un horizonte temporal muy amplio, no debería importarnos ver pérdidas temporales en nuestro patrimonio a cambio de obtener posteriormente rentabilidades elevadas. El problema de todo esto radica fundamentalmente en la psicología de los inversores, ya que es muy difícil comprar cuando todo el mundo está vendiendo y pronosticando el fin del mundo. Evidentemente, si uno consigue abstraerse del ruido mediático y ser fiel a su sistema de inversión y aprovechar los momentos de crisis bursátil para comprar acciones, será un claro vencedor a largo plazo. La realidad es que hay muy pocos inversores que tengan la paciencia suficiente tanto para esperar que se produzcan repuntes de la volatilidad como para comprar en esos momentos de pánico financiero.

3817c794ca9c295ce6aa0f70653220a7f5ce4248

Si analizamos con detenimiento los flujos de compra y venta de acciones y activos de riesgo de los inversores particulares, se puede comprobar como éstos siempre actúan en contra de lo que deberían hacer. En momentos de alta complacencia, baja volatilidad y elevadas valoraciones bursátiles es cuando se aprecia un mayor incremento de las compras de acciones. Por el contrario, los momentos de mayores ventas de acciones suelen coincidir casi a la perfección con los suelos de mercado.

Lisa Kopp, directora de inversiones en el U.S Bank Wealth Management, señaló que aquellos inversores que estén cerca de su edad de jubilación, es decir, que les queden menos de cinco años para ello, deberían orientar su cartera de acciones hacia activos más seguros como la renta fija, ya que las acciones pueden experimentar a corto plazo fuertes correcciones. Esto es algo lógico, dado que son los inversores más jóvenes los que pueden asumir más riesgos, ya que su horizonte temporal de inversión es mayor.

Por lo tanto, y a pesar de que el miedo que acarrean las caídas bursátiles en entornos de alta volatilidad, deberíamos ser capaces de cambiar nuestra visión sobre ella. Como muy bien señala Josh Brown, deberíamos amar la volatilidad, y cuanto más jóvenes seamos, mucho más, ya que nos permitirá invertir a precios realmente atractivos, lo que significa mucha más rentabilidad y beneficios para el día de mañana.

Puedes consultar todos los artículos de este blog en el siguiente enlace: aquí

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 4 comentarios
Los que no tenemos el potencial de Warren Buffett ni aspiramos a sentarnos en un Consejo de Administracion tenemos que aprovechar los dientes de sierra o el VIX, pero el problema es que hay que ir acompañado de alguien que sepa de verdad o seguir un sistema propio o ajeno, pero no por la simpatía hacia un "amigo".
17/08/2017 10:53
En respuesta a Luis y Gloria Mayoral
Tambien es posible comprar acciones de Berkshire Hathaway. En palabras del propio Warren Buffett: "When people tell me they've learned from experience, I tell them the trick is to learn from other people's experience."
18/08/2017 04:12
Buen post. El problema es distinguir la volatilidad efímera (o la volatilidad estrictamente hablando) de un cambio de tendencia - un inicio de caída continuo - no fácilmente distinguible precisamente... ¡por la volatilidad!
Quiero decir que la volatilidad nos puede engañar tanto en una tendencia alcista como bajista. Y negarla con demostraciones más o menos serias, pues, bueno, lo malo es la ausencia creciente de fe.
18/08/2017 19:56
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad