¿Por qué dices populismo cuando es fascismo o comunismo?

3 de junio, 2016 3
Treinta años Economista Titulado del Banco de España. Economía internacional. Autor del blog "Decadencia de Occidente", blog sobre los estragos... [+ info]
Treinta años Economista Titulado del Banco de España.... [+ info]
19º en inB
19º en inB

No estoy seguro de que se emplee bien la palabra "populismo". Se usa para designar a partidos que acabarían con toda posibilidad de populismo cuando llegaran al poder. Populismo,creo, debe usarse para designar fuerzas políticas que actúan de manera populista; que prometen cosas que no se pueden cumplir, en un contexto democrático. Creo que esa sería una definición amplia de populismo.

Según esta definición, populista es el PP y también el PSOE. Ambos practican con gran eficacia la mentira y el hacer lo contrario de lo que han prometido, pero no que estén romper el tablero ni las reglas de juego.

Eso es muy distinto de lo que hacen Maduro en Venezuela y Pablo Iglesias en España, por cierto, simpatizante de Otegui. Eso no es populismo. Tiene una descripción más precisa: es comunismo, despotismo, facismo. Sí, fascismo, en cuanto para ellos no existe medios ilegítimos para conquistar el poder y quedarse en él, como ha hecho Maduro en Venezuela, como hizo Mussolini en Italia, y como hizo, más violentamente, Lenin en Rusia y Hitler en Alemania. ¿Puede calificarse a Hitler simplemente de populista?, cuando había ya publicado su "Mein Kamf" donde explicaba todos los horrores que iba a infligir a millones de judios y euroeps? De esas "acciones directas" surgieron los peores regímenes del siglo XX, y el caldo de cultivo de la Segunda Guerra Mundial.

Hay una raíz común entre fascismo y comunismo, que es la ausencia total de escrúpulos a la hora de amilanar obstáculos en su camino, pistola en ristre. Luego, los primeros no llegan a totalizar todos los resortes, mientras que los comunistas se adueñan de todas las fuerzas económicas. Pero en su camino hacia el poder sembrando de cadaveres el camino, no se diferencian mucho. Tampoco se diferencias en odiar la democracia pero no desdeñar usarla una vez para avanzar. Hitler, tristemente, llegó al poder por las urnas. Mussolini ganó unas elecciones a medida, después de "su Marcha sobre Roma". No hubo más.

La fuerza de estos movimientos -que no son de masas, sino de grupos selectos preparados para todo- está en correlación inversa con la debilidad de los demás partidos, que se han convertido, estos sí, en populistas, cobardes, incapaces defender el orden constitución mal que la mayoría apoya. Rajoy es la quintaesencia del populismo: promete bajar los impuestos reduciendo el déficit, promete aumentar las pensiones con la Seguridad Social quebrada, dice que la deuda está controlada... Y no digamos Pedro Sánchez. Por eso no se pueden ni ver. El PSOE ha caído en una caricatura de partido sin principios ni límites. El PP es una banda de corruptos que se cubren unos a otros.

Suele pasar que, en tesituras de crisis, los populistas de verdad acaben perdiendo elecciones frente a los los partidos de la acción directa. Eso es lo que puede pasar el 26-J, que la coalición UP sorpasse al PSOE y quizás roce mayoría absoluta. No habrá sido más que la consecuencia de la acrisolada cobardía del populista Rajoy.

Si Rajoy hubiera serio responsable, hubiera llamado a Sánchez para frenar el process de independencia o catalán. Si Sánchez fuera estadista, hubiere él mismo acudido a Rajoy para taponar la brecha. Pero no, son populistas, venden humo, como el humo del PSOE de una reforma constitucional que daría acomodo a Cataluña y que ésta ya no quiere. Estoy de acuerdo en cómo lo exp esa Hermann Tertsch,

Cla­ro que son co­mu­nis­tas enPo­de­mos. Lo son to­dos los je­fes.Son una fran­qui­cia de fuer­zas ex­te­rio­res enemi­gas de nues­tra de­mo­cra­cia y nues­tras alian­zas. Conayu­da de ser­vi­cios de in­for­ma­ciónde dic­ta­du­ras ex­tran­je­ras. La ma­yo­ría cre­ció en las mis­mas cua­dras mar­xis­tas le­ni­nis­tas que elsim­ple de su so­cio Al­ber­to Gar­zón,un co­mu­nis­ta gol­pis­ta a la nue­va/vie­ja usan­za. Igle­sias sa­be quedar la mur­ga con Le­nin asus­ta a lagen­te. Por eso tie­ne aho­ra la ca­ra­du­ra de ne­gar ser co­mu­nis­ta cuan­do le pre­gun­tan en los pu­bli­rre­por­ta­jes del duo­po­lio te­le­vi­si­voita­lo-po­de­mi­ta. Ahí no ha de te­mer la re­pre­gun­ta de un pe­rio­dis­ta que le con­fron­te con su pa­sa­doy sus mil de­cla­ra­cio­nes que loiden­ti­fi­can in­cues­tio­na­ble­men­teco­mo un co­mu­nis­ta par­ti­da­rio dela dic­ta­du­ra y de la re­pre­sión deto­da fuer­za dis­cre­pan­te. Que lodes­en­mas­ca­ran co­mo un du­ro,par­ti­da­rio de ejer­cer el po­der con las ar­mas si se da el ca­so y par­ti­da­rio de con­cen­trar los me­dios deco­mu­ni­ca­ción en ma­nos del Es­ta­do. Pe­ro él nun­ca ha te­mi­do re­pre­gun­tas por­que los pe­rio­dis­tas quese les acer­can son ru­bias que ha­blan del ka­ma­su­tra o mi­li­tan­testan le­ni­nis­tas co­mo él, que no acu­den a pre­gun­tar sino a ja­lear­le.Na­die ha plan­ta­do ca­ra a la ame­na­za co­mu­nis­ta con ban­de­ra ro­jao sin ella. No lo hi­zo Ra­joy por­quecree be­ne­fi­ciar­se del mie­do. No lohi­zo Sán­chez por­que Igle­sias loacom­ple­jó pron­to y siem­pre loqui­so co­mo so­cio. Y no lo hi­zo elmás ca­paz, Al­bert Ri­ve­ra, por­queno su­po li­brar­se del buen­ro­llis­moge­ne­ra­cio­nal. Los tres han tri­via­li­za­do de for­ma te­me­ra­ria un pe­li­gro mor­tal pa­ra nues­tra de­mo­cra­cia y la es­ta­bi­li­dad eu­ro­pea. Na­diequi­so des­en­mas­ca­rar­los. El pre­ciop po­dría pa­gar­se ya el 26-J. O trasotro desas­tre de le­gis­la­tu­ra ampu­tada. Den­tro de un año.

Mientras, en las  vuestras, los votantes de Podemos se consideran a sí mismos "progresistas liberales". La confusión es oceánica, tremenda. 

El populismo es vender humo, pero es menos peligroso que lo que hoy se llama populismo. Albert Rivera, por ejemplo, en un artículo de hoy el el Mundo, acusa a Maduro y a Iglesias de populismo. Es una muestra inconsciente de cobraría muy extendida. Es un eufemismo que tapona la realidad. Mejor di faccioso, fascismo, comunismo. O matonismo 

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 3 comentarios
Si comparamos el fascismo con el socialismo matón. No sé yo, quién saldría mejor parado. Creo que el socialismo saldría victorioso, y eso que exterminó a más de 100 millones de seres humanos. Lo que el fascismo, no equivocar con el nazismo. El fascismo no provocó esos 100 millones de exterminados por clase, cómo del mismo modo el nazismo lo hizo por raza.
Existen diferencias, son pequeños matices. Aunque el vocablo fascismo ya no tenga el verdadero valor de lo que fue. Porque el valor que tuvo, cosa que no tuvieron las democracias liberales. Fue la urgencia para enfrentarse a algo que supera con creces al comunismo y al socialismo matón: 100 millones de muertos avalan ese Terror Rojo de Estado.
Los liberales no tuvieron nunca el valor de la testosterona. Les falta y mucho para llegar y ser unos reactivos revolucionarios.
03/06/2016 11:37
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos