Patrón oro y Fiat money

12 de julio 2
Treinta años Economista Titulado del Banco de España. Economía internacional. Autor del blog "Decadencia de Occidente", blog sobre los estragos... [+ info]
Treinta años Economista Titulado del Banco de España.... [+ info]
2º en inB
2º en inB

Como dice David Glasner

Según un patrón oro, todas las unidades monetarias representan una cantidad particular de oro, y los valores relativos de esas unidades corresponden a las proporciones de oro representadas por esas unidades. Por lo tanto, el valor de la moneda estándar de oro no se desvía más que trivialmente del valor de la cantidad de oro representada por la moneda.

Pero, aquí nuevamente, nos enfrentamos una simplificación; El valor del oro, o de cualquier mercancía que sirva como estándar monetario, no es independiente de su función estándar monetaria. El valor de cualquier producto depende de la demanda total para todos y cada uno de los fines para los que se utiliza o puede utilizarse. Si el oro sirve como dinero, ya sea como monedas realmente intercambiadas o como reservas ubicadas en bóvedas bancarias, esa cantidad de oro se retira de los posibles usos no monetarios, por lo que el valor del oro en relación con otros productos básicos debe aumentar para reflejar la desviación de ese porción del stock total de usos no monetarios. Si aumenta la demanda para mantener dinero, y el dinero adicional que debe crearse para satisfacer esa demanda requiere que se convierta oro adicional en forma monetaria, ya sea como monedas o como reservas mantenidas por los bancos, la demanda derivada adicional de oro tiende a aumentar el valor del oro y, como resultado, el valor del dinero, [con lo que el precio de los demás bienes cae respecto al pro y la unidad monetaria].

Además, en la medida en que los gobiernos acumulen reservas de oro que de otro modo se mantendrían inactivas, la decisión sobre la cantidad de reservas de oro que se mantendrán en relación con la demanda  monetaria sobre esas reservas también afecta el valor del oro. Por lo tanto, no es necesariamente correcto decir que, según un patrón oro, el valor del oro determina el valor del dinero. La proposición estrictamente correcta es que, bajo un patrón oro, el valor del oro y el valor del dinero deben ser iguales. Pero el valor del dinero afecta causalmente el valor del oro, no menos que el valor del oro afecta causalmente el valor del dinero.

Este es el problema de la teoría de patrón oro. Que desprecia o desdeña los efectos de la demanda de oro por parte del público, la cual ciertamente puede alterar el precio del oro en el mercado e introducir incómodas consideraciones en la gestión de la cantidad de oro mantenido en el banco central. El oro es un bien que tiene un componente de la demanda no monetario, como el destinado a joyería y otros usos. La variación de esta demanda - aunque la demanda monetaria sea estable -, ya introduce este tipo de alteraciones. Un aumento de la demanda de oro para otros usos aumentaría el precio del oro en el mercado, lo que debe forzar a los bancos centrales a cerrar esa brecha, o revalorizar la paridad oro-dinero oficial (Pero estar continuamente revisando la paridad dinero-oro no es ciertamente recomendable, porque la gente necesita seguridad). 
Esto necesariamente reduce la cantidad de dinero en circulación, lo que se traduce en una deflación tanto más intensa cuanto mayor sea el aumento del oro demandado por el público. 

Pero no hace falta que esa parte del oro no monetario se eleve. La demanda de oro se elevó enormemente en las sucesivas crisis financieras cuando había patrón oro, como en 1929, cuando una vez estallara la crisis La FED decidió mantener los tipos de interés a un nivel para que no huyeran capitales, ni oro, pero que provocó una deflación galopante. Tan sólo cuando FD Roosevelt decido desligar el dólar de oro en 1933, la oferta monetaria subió lo suficiente para restablecer la confianza en que la oferta de dinero sería suficiente, y la gente dejó de acumular dinero. 
Por lo tanto, esto es una buena justificación del dinero Fiat, que se puede reaccionar a una crisis de acumulación demanda de dinero por las razones que fueran. Y no necesariamente es un modelo inflacionario, como se ha demostrado en los 12 años transcurridos desde la crisis de 2008. 
Por el contrario, un patrón oro de puede infligir castigos innecesarios  por razones no monetarias, como el hecho de  que una mala cosecha suscite expectativas de fuga de dinero y aumento de la demanda de oro, del que el banco central NUNCA tendrá suficiente para satisfacerla, como teóricamente sería su obligación. 
Algunos auristas sugieren que con patrón oro no habría esas crisis,pero nunca han justificado las crisis habidas que tan bien describe Bagehot cuando había patrón oro. 
Se puede expresar de la siguiente forma: el aumento de la demanda de tenencias de dinero por parte del público reduce necesariamente la velocidad de circulación del mismo, que es como una reducción de la cantidad dinero disponible. 

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 2 comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos