Otra curva ya invertida que señala cautela: la de futuros de eurodólares que siempre ha adelantado una recesión

17 de julio 0
El dato del día, una cuenta gestionada por el equipo de inBestia
El dato del día, una cuenta gestionada por el equipo de... [+ info]
6º en inB
6º en inB

A medida que la curva de tipos más observada del planeta se aplana, el diferencial entre la deuda a 2 y 10 años de los bonos del Tesoro de EEUU, la conversación global sobre una futura recesión se incrementa. Hoy no vamos a ser menos y destacamos otra curva, esta ya invertida, que es la que representan los futuros de eurodólares. 

Cuidado con confundir los eurodólares (en minúscula y sin separación) del tipo de cambio el euro y del dólar, ya que no tienen nada que ver. 

Los eurodólares son depósitos denominados en dólares estadounidenses que se mantienen en bancos fuera de los Estados Unidos, y por lo tanto no están bajo la jurisdicción de la Reserva Federal. En consecuencia, estos depósitos están sujetos a una menor regulación que depósitos similares en los Estados Unidos, lo que permite mayores márgenes de ganancia. No hay nada "europeo" sobre los depósitos en eurodólares; un depósito en dólares en Tokio o en Caracas también se considerará un depósito en eurodólares. Tampoco existe ninguna relación con el euro. El término fue acuñado originalmente para los dólares que se encontraban en los bancos europeos, pero se amplió a lo largo de los años a su definición actual.

De hecho, los depósitos de eurodólares es uno los pilares de los mercados financieros internacionales desde la Segunda Guerra Mundial y uno de los mercados más líquidos que existen. Y están de actualidad porque la curva de sus futuros, en concreto el diferencial entre los futuros de eurodólares de diciembre de 2019 y diciembre de 2020, ya está en negativo. Es decir, el mercado espera un "error de política monetaria" por parte de la FED que o bien provoque una recesión o bien provoque que la Reserva Federal deje de subir tipos muy pronto.

40db2c8baa5a843a4468e4dc42a9d831c9fdebea.jpg

En los últimos 30 años la curva de futuros de los eurodólares se invirtió 4 veces, en tres de ellas llegó una recesión en los siguientes meses o muy pocos trimestres y sólo en una no se produjo un proceso contractivo de la economía. Hablamos de 1994 cuando lo que sí ocurrió es que la FED dejó de subir tipos.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad