¿Nos dirigimos hacia una recesión?

10 de marzo Incluye: SPX 2
Gestiono carteras de inversores institucionales y particulares en Riholtz Wealth Management. Mi blog se centra en los mercados financieros y en... [+ info]
Gestiono carteras de inversores institucionales y... [+ info]

Un lector pregunta:

La inflación ya estaba fuera de control. Ahora la guerra ha hecho que los precios de la gasolina se disparen. ¿Cómo es posible que esto no acabe en una recesión?

Es una pregunta válida.

La inflación ya estaba en su nivel más alto en cuatro décadas antes de que estallara la guerra con dos países que son vitales para la cadena de suministro mundial tanto de energía como de agricultura. Esto va a empeorar la inflación.

La cifra de inflación de esta mañana era del 7,9% y eso fue antes de que estallara la guerra y nos pusiera al borde de una crisis energética. No me sorprendería ver una inflación de dos dígitos en 2022.

La probabilidad de una recesión es mucho mayor hoy que hace dos semanas.

Los picos inflacionarios no causan todas las recesiones, pero todos los picos inflacionarios sólo han sido aliviados por una recesión.

En el siguiente gráfico he resaltado todos los casos desde 1940 en los que Estados Unidos ha experimentado un pico inflacionario del 5% o más:

8c3dabc908e5e2c129f00c9dbebaf179eaacb57d.png

Cada vez que la inflación superó el 5% en poco tiempo hubo una recesión, ya sea de inmediato o en poco tiempo.

Aquí hay una lista de estos picos inflacionarios junto con las recesiones subsiguientes:

2bfb923c62c82d08ed99f25c8f3858b86f9f2d12.png

El momento en el que empiezan es la parte complicada aquí. A veces las desaceleraciones se han producido después de que la inflación empezara a caer. A veces ha ocurrido al mismo tiempo. Y a veces la recesión iba a producirse de todos modos (como la Gran Crisis Financiera).

Esto tiene sentido cuando se piensa en ello.

Las economías suelen entrar en recesión por el sobrecalentamiento y los excesos. Una economía sobrecalentada tiende a conducir a la inflación, que en sí misma es una forma de exceso. La forma en que esos excesos se purgan es a través de una desaceleración del crecimiento y la demanda.

Así que no es una sorpresa que veamos picos de inflación seguidos de recesiones.

Las recesiones son obviamente malas porque mucha gente tiende a perder su trabajo durante una recesión. Se puede ver que los repuntes de la tasa de desempleo coinciden con las recesiones:

6d25a88e404c97b448e011bc05ec6be993c53a73.png

Si experimentamos una contracción económica, se produciría ante uno de los mercados de trabajo más fuertes de los que se tiene constancia. Basta con ver el número de puestos de trabajo que hay ahora mismo:

4495454e2eb6729403e7ca3e603e06e9046d3155.png

El máximo prepandémico de ofertas de empleo en Estados Unidos era de 7,5 millones. Ahora estamos en más de 11 millones.

Obviamente, el mercado laboral puede cambiar en un instante, como vimos a principios de 2020. Pero mi esperanza es que la combinación de un mercado de trabajo fuerte y unos balances de consumo más robustos permitan una recesión menor, si es que llega a producirse.

En lo que respecta al mercado de valores, existe una amplia gama de resultados en términos de cómo reacciona a una recesión históricamente:

de0716240f769ae9b67d3648c35ecabbd7751901.png

Esta lista está plagada de algunos de los grandes desplomes de la historia. Pero también hay algunas correcciones olvidables y mercados bajistas corrientes.

No sé con certeza si entraremos en una recesión o no. Si los dos últimos años nos han enseñado algo es que predecir el futuro es una misión imposible.

Pero creo que es importante que los inversores se preparen para una serie de resultados que ayuden a establecer expectativas realistas.

La probabilidad de que entremos en recesión es hoy mayor que hace unas pocas semanas.

Articulo originalmente publicado en inglés en mi blog

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 2 comentarios
A mi de todas estas alarmas y comparativas solo hay algo que no me cuadra con lo de una posible recesión y tiene relación con lo que veo que pasa en la calle o en el sector donde trabajo y llevo décadas en el, la distribución, poro son aplicables a otros como el turismo, el transporte, la restauración, el ocio, son todos sectores que han estado prácticamente en coma durante dos años.

Pese a los número que en su mayoría son o están relacionado con las acciones puestas en marcha como medidas contra la catarsis del Covid. La economía o muchos sectores han estado paralizados o relantizados con el Covid y empieza a verse por fin el fin de todo esto, paulatinamente los números en algunos sectores paralizados están volviendo a su situación anterior al Covid, aunque todavía queda recorrido y me cuesta entender que tras dos años de destrucción del trabajo, perdida de productividad, cierres y demás... ahora justo cuando se está volviendo a la normalidad, se está generando nuevos empleos y los números empiezan a ser verdes otra vez para muchas empresas, es ahora cuando estamos ante el fantasma de la recesión, algo no me cuadra.

¿No será que todos los números que generan esta futurible evolución no son consecuencia de haber "trucado" la economía y nos están lanzando confusas alarmas?

El único gran nuevo problema ha sido la invasión a Ucrania, sin el, ahora mismo estaríamos en el mejor punto de perspectivas para el crecimiento de los últimos dos años para muchos sectores.

Un saludo.
11/03/2022 04:11
En respuesta a Keki Trance
Muy buen momento para una guerra negativamente hablando. Pero en el peor de los casos va acelerar un proceso de cambio en Europa que traerá necesariamente mucha inversión lo cual es bueno. No es de extrañar que tras este parón temporal de desaceleración más que recesión se vea unos años muy prósperos especialmente en Europa por simple ciclo de buenas-malas noticias.
11/03/2022 14:50
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos