Los Cambios de opinión de Keynes

15 de agosto, 2021 3
Treinta años Economista Titulado del Banco de España. Economía internacional. Autor del blog "Decadencia de Occidente", blog sobre los estragos... [+ info]
Treinta años Economista Titulado del Banco de España.... [+ info]
1º en inB
1º en inB

En 1925, con la revaluación de la libra y sus adscripción al Patrón Oro, Keynes se encontró con un panorama siniestro. La economía se contraía, el paro subía al 20%, y las importaciones, gracias a su abaratamiento debido a la revaluación, crecieron por encima de las exportaciones, con lo que el déficit exterior aumentaba año a año. Keynes sugirió gravar las importaciones, lo que fue unánimemente criticado por todos, amigos y enemigos. 
¿Qué hizo a Keynes dar un giro total y renunciar a su amada Libertad de comercio? Las circunstancias que le cegaron otras vías de acción. El tipo de cambio era inamovible; el déficit exterior se traducía en una pérdida creciente de las reservas de oro, lo que era un problema artificial debido a la revaluación, pero que ponían a Inglaterra en el punto de mira de los especuladores; esto obligaba a subir los tipos de interés internos para frenar la salida de dinero. 
Ergo, el único modo de frenar esas salidas y estabilizar el tipo de cambio en su (errónea) paridad era imponiendo una restricción de importaciones subiendo sus impuestos, lo que además aumentaba los ingresos fiscales. 
Cuando se le reprochaba a Keynes sus cambios de opinión, respondía: yo cuando me cambian la realidad cambio de opinión, usted no?
A Keynes le importaba muy poco mantener sus principios cuando perseguía un objetivo a corto plazo que atenazaba la economía. Le importaba el corto plazo acuciante. Las pérdidas de reservas de oro eran culpa de los que habían impuestos puesto la revaluación, pero esto lo aceptaba como inevitable y buscaba una vía de paliar los problemas, fuera ortodoxa o no. Imponer tasas a las importaciones no era ortodoxo, y los críticos se lanzaron como piraña a devorarle los tobillos, pero el resistió a pie firme su “enésimo cambio de opinión”.
Por lo tanto, Keynes no era de opinión volátil, sino consecuente con los cambio de realidad que, literalmente, habían fabricado los políticos. 
Otro giro lo dio cuando le hicieron miembro de la comisión McMillan, para asesorar al ministerio sobre la política a seguir. Entonces estaba escribiendo el “Treatise on Money”, y para ello se puso a estudiar historia antigua de la moneda. Esto le hizo cambiar de opinión sobre el origen del dinero y combatir la historia tradicional, basada en un mundo idílico en el que aparecía el dinero porque hacia el intercambio de bienes más económico y beneficioso para ambas partes que comerciaban. Keynes trituró esta teoría y la sustituyó por otra más realista: el dinero es una emanación del poder, y él no ha visto en la historia otra explicación más que ésta. Como diría Hobbes, lo primero que aparece es el poder, sin el cual no hay sociedad posible, y es el poder para recaudar impuestos el que impone una moneda fácilmente transferible y útil además para comerciar. Que el poder aproveche la mayor o menor tolerancia de los súbditos para permitirle debelar la moneda en la ceca y sacar un ingreso extra, eso es un caso para la historia. 
Podemos imaginar a Keynes ir a las reuniones de la comisión y soltar estas heterodoxias ante el pasmo de los asistentes. Sin embargo, esta visión del dinero dio lugar posteriormente a una escuela que es mayoritaria hoy. 

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 3 comentarios
Guau!!! "teoría y la sustituyó por otra más realista: el dinero es una emanación del poder, y él no ha visto en la historia otra explicación más que ésta. Como diría Hobbes, lo primero que aparece es el poder, sin el cual no hay sociedad posible, y es el poder para recaudar impuestos el que impone una moneda fácilmente transferible y útil además para comerciar." Conocía la teoria ortodoxa, pero no esta! Feliz verano Miguel! :-)
20/08/2021 10:22
Lo interesante y problemático es decir y saber qué-quién es el poder.Qué objetivos tiene ese poder y qué medios tiene para conseguirlos .Pero lo más nefasto es que el poder esté en manos de inútiles y ni ellos mismos sepan que lo tienen.
23/08/2021 07:43
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos