Las tres claves que necesitas saber para invertir con éxito

14 de septiembre, 2017 Incluye: SPX 0

Invertir en los mercados bursátiles, especialmente cuando eres joven, es una de las mejores maneras de asegurarnos una jubilación confortable y sin agobios económicos. Sin embargo, la realidad es que la mayoría de la gente no invierte. Según una reciente encuesta llevada a cabo por la gestora BlackRock, los jóvenes americanos tienen hasta un 70% de su dinero en cash, aspecto que puede ser perfectamente extrapolado a otros países.

ESI Money”, un blogger estadounidense que con 52 años de edad ha conseguido retirarse con un patrimonio neto superior a los 3 millones de dólares, señala en un interesante artículo que dejar pasar el tiempo sin invertir es una de las peores decisiones financieras que una persona puede tomar.

El autor continúa diciendo en su artículo que invertir los ahorros en los mercados bursátiles en lugar de tenerlos a la vista en nuestra cuenta corriente significa poder retirarse con apenas 50 años y un patrimonio superior a los 3 millones de dólares o no poder hacerlo. Afortunadamente, invertir no es tan complicado como pudiera parecer a simple vista. De acuerdo con “ESI Money”, hay tres factores clave que determinan la rentabilidad que obtendrás en tus inversiones: horizonte temporal, cantidad a invertir y tasa de retorno.

1. Horizonte temporal.

ESI Money” señala que el tiempo es el factor más importante y que más incidencia tiene en la rentabilidad de nuestras inversiones. Esto no es otra cosa que maximizar el poder del interés compuesto, considerado por el genio Albert Einstein como la fuerza más poderosa del universo.

El gráfico inferior muestra la diferencia de rentabilidad obtenida al cabo del tiempo entre una persona de 15 años que empieza invirtiendo 1000$ anuales durante cuatro años y luego deja de hacerlo, y una persona de 25 años que hace exactamente lo mismo, es decir, invierte 1000$ anuales durante cuatro años y luego lo deja. Si consideramos una tasa de retorno del 7%, la persona que ha empezado a invertir antes habría obtenido en el momento de su jubilación a los 65 años casi el doble respecto de la que ha empezado a invertir más tarde.

0d1aa9165803b6ba60589d5f9722dd6957723f4c

(fuente: Beth Kobliner, "Make Your Kids a Money Genius")

De este modo, la mejor forma de maximizar las ganancias es ahorrar e invertir de forma sistemática y temprana. Cuanto más tiempo tengamos para que nuestro dinero crezca, más dinero acabaremos teniendo en el largo plazo.

2. Cantidad a invertir.

La cantidad de dinero que acabaremos ganando está relacionado de forma casi directa con el dinero que inviertes. Pero la buena noticia es que no es necesario invertir cientos de miles de dólares para ganar mucho dinero a largo plazo. Fácilmente puedes empezar invirtiendo entre un 5 y un 15% de tus ingresos mensuales, cifra que se puede incrementar de forma progresiva conforme tus ingresos mensuales aumenten.

3. Tasa de retorno.

Un reciente análisis llevado a cabo por NerdWallet demostró que los inversores en bolsa tenían un 95% de posibilidades de triplicar su inversión inicial, mientras que los ahorradores tradicionales, es decir, aquellos que tenían su dinero depositado en la cuenta corriente, tenían menos de un 3% de posibilidades de triplicar dicha inversión.

Sin embargo, la tasa de interés a la que nuestro dinero crece es un aspecto que está completamente fuera de nuestro control. Esa es la naturaleza del mercado bursátil. Ni siquiera el considerado mejor inversor de todos los tiempos, Warren Buffett, puede garantizarte grandes rentabilidades.

Si la rentabilidad de tus inversiones consigue batir la inflación, estarás invirtiendo bien, lo cual no sucederá si mantienes el dinero inmóvil en tu cuenta corriente, las cuales están remuneradas habitualmente con unos tipos de interés extremadamente bajos. Por ello, y con el objetivo de minimizar los riesgos que supone invertir en bolsa, diversificar nuestras inversiones (en diferentes tipos de empresas, industrias, países, etc.) es un aspecto esencial.

6033ce1487626ea12450143427dec0fa90bdec32

Puedes comenzar invirtiendo en un fondo indexado de bajo coste, el cual está diversificado en distintos tipos de empresas, sectores, países, etc. Por ejemplo, el Lyxor MSCI World UCITS ETF D-EUR (EUR) es un buen ejemplo de fondo cotizado indexado con bajas comisiones. Se trata de un ETF que cotiza en el mercado español y cuyo objetivo consiste en replicar el índice de referencia MSCI WORLD Total Return (es decir, incluyendo dividendos). La característica clave del fondo es su bajo coste (0,30% anual) y amplia diversificación.

En la actualidad están empezando a cobrar un gran protagonismo los robo-advisors, o asesores financieros informáticos, que por una pequeña cuota anual, te construyen y diseñan una cartera de inversión adaptada a tus circunstancias económicas y personales (edad, ingresos, perfil de riesgo, dinero disponible para invertir, tiempo restante hasta la jubilación, etc.). En España ya existen robo-advisors como Finizens o Indexa Capital, accesibles para todos los inversores. Otra opción diferente son los fondos de gestión activa que tratan de batir a los índices y tienen comisiones más caras. Aunque son pocos los que lo consiguen, los hay que logran hacerlo, obteniendo rentabilidades diferenciales en el largo plazo.

Y si ninguna de estas opciones planteadas te convence, también puedes seguir el consejo del oráculo de Omaha (Warren Buffett), que no es otro que invertir en un fondo indexado que replique al S&P 500, índice que invierte en las 500 compañías más grandes de Estados Unidos.

Este tipo de inversión es conocida en el argot bursátil como “buy and hold”, es decir, comprar y mantener indefinidamente (generalmente hasta la fecha de jubilación), olvidándonos por completo de la evolución de los mercados a corto plazo. Simplemente debes asegurarte de que inviertes en un fondo indexado o ETF con las comisiones más bajas posibles, ya que de lo contrario tu rentabilidad final se verá mermada de forma significativa.

En “ESI Money” resumen claramente su fórmula ganadora: “Empiece a ahorrar temprano, ahorre con frecuencia y ahorre más con el paso del tiempo”.

Como vemos, sencillos, prácticos y útiles consejos económicos los que nos ofrece este blogger de cara a mejorar nuestras finanzas así como nuestra cultura financiera. Ya saben, cuanto antes empiecen a ahorrar e invertir, mucho mejor.

Puedes consultar todos los artículos de este blog en el siguiente enlace: aquí

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad