La tormenta Trump cobra aún más fuerza…

21 de junio 0
2a4152cd74dc5964ccae30aabb0164958e33ae12.

El instinto de los analistas de AlphaValue es que las posturas inconsecuentes de la administración Trump sobre el comercio, la migración y los bancos, equivalen a una mega tormenta cada vez mayor que todos pueden ver, pero que todavía esperan esquivar. La amenaza de nuevos aranceles está recibiendo un fuerte rechazo de los inversores, algo que se está viendo reflejado en las bolsas a nivel general y en ciertos sectores a nivel particular (véase la pésima evolución reciente de Materias Primas o Autos).

En el caso de Donald Trump, la visión micro es que tal o cual empresa cotizada encontrará la manera de maximizar los ahorros impositivos, evitar los aranceles o recrear un oligopolio local y así escapar ilesos. Todo bien para los beneficios (a corto plazo), pero finalmente insostenible para todos. Hay que tener en cuenta que Trump es un temerario y tozudo negociador y que, en el fondo, pensamos que terminará ganando, tal como ha pasado con Kim Jong-un, al cual le ha bajado los humos nucleares en escasos meses. Pero no olvidemos la agresividad de las amenazas de Trump al régimen norcoreano, mucho más elocuentes que las utilizadas contra China respeto a la guerra comercial. Esto podría significar que aún no estamos en la cima de las tensiones comerciales, pero que podríamos tener un happy end en un período razonable de tiempo.

La paradoja es que los indicadores de miedo no parecen descartar nada adverso. El VIX (Chicago Board Options Exchange SPX Volatility Index) es notablemente silencioso y está en camino de regresar a los niveles más bajos de la década. El VDAX (Deutsche Borse AG DAX Volatility Index) básicamente ofrece la misma conclusión (ver gráfico).

b69ee670ef729fc6d1a3074b4538583b57ce2c9b.

Otra métrica indirecta del miedo del inversor (aversión al riesgo) son las “repos” del mercado de capitales chino. El mercado de capitales chino se muestra silencioso y bajo control en un momento crucial cuando la administración de Xi Jinping está apretando los tornillos al “shadow banking” (la banca en la sombra), lo que seguramente creará nervios. Este ajuste significa que los productos de gestión de patrimonio (por ejemplo, los préstamos fuera del balance) están fuera de los límites que deberían poner al sistema financiero chino bajo tensión. Hasta ahora todo tranquilo. La última vez que el mercado de repos chino expresó sus temores fue en 2013.

7f8183144b47f982b6cd34ebbcf22bc7ef8f3882.

Las acciones europeas (Stoxx600) todavía tienen que mostrar un grado de temor que sea similar a la experiencia de 2009, como para ponernos nerviosos.

0708e165d05ddfbb9c91d59694e9f2ec4417c491.

Hasta ahora, el único signo de preocupación es indirecto. Es decir, los bancos europeos que volvieron a 0,8x P/BV (precio / valor en libros) para el ejercicio en curso. No hay mucho que hacer y los bancos europeos pueden tener motivos intrínsecos para dudar, empezando por esa coalición italiana imposible.

Sin embargo, los inversores “bears” (pesimistas) pueden querer recordar que las lamentables noticias se propagan rápidamente, incluso cuando se originan en mercados emergentes frágiles por los golpes de Trump al comercio mundial. Los bancos son entonces la próxima correa de transmisión. Mantenemos los ojos abiertos.

38bfce0a880a756a83be8fe1505938e5aba1a109.

Interesados en nuestro análisis pueden buscarnos en el marketplace de inBestia.

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo no tiene comentarios
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos

Publicidad