La recesión alemana y la “black zero policy”

2 de octubre 1
Treinta años Economista Titulado del Banco de España. Economía internacional. Autor del blog "Decadencia de Occidente", blog sobre los estragos... [+ info]
Treinta años Economista Titulado del Banco de España.... [+ info]
10º en inB
10º en inB

Alemania está segura que va a pasar por una recesion, y los prestigiosos institutos económicos del país han pedido que se renuncie a la “black zero policy”, es decir, a la política de equilibrio presupuestario, o cero déficit, sea cual sea la posición cíclica, como podemos leer aquí. Es completamente lógica la petición, aunque él gobierno no ha hecho el mínimo gesto de cesión por su parte; y es que dicha política se tomó a bombo y platillo como sello especial del acuerdo de gobierno entre Merkel y la socialdemocracia. 

El equilibrio presupuestario no está en conflicto, todo lo contrario, con una definición relacionada con el ciclo, de manera que los “estabilizadores automáticos” puedan jugar su papel estabilizador. Dichos estabilizadores son el efecto en los ingresos y gastos fiscales, contractivos para los primeros, expansivos para los segundos, que aumentan el déficit y permiten que las rentas individuales disponibles no caigan tanto y que los gasto suban por efecto de la recesión, como por ejemplo los subsidios al desempleo al aumentar éste. Es más, en EEUU lo que suelen hacer es aumentar los derechos de subsidio y prolongarlos, así como otros gastos sociales. 

Esto, como he dicho, no va contra el equilibrio presupuestario a lo largo del ciclo. En cambio, el dogma férreo de equilibrio en cualquier momento puede fácilmente intensificar el ciclo bajista y prolongarlo sensiblemente.

Por supuesto, una recesión alemana no es buena para nadie, pero tampoco para Alemania, que parece empeñada en pegarse un tiro en el pie, y de paso que se lo curemos entre todos. Un dogmatismo digno de mejor causa. 

El déficit cíclico se recuperará cuando la economía vuelva  crecer, sin mucho problema gracias a la disciplina fiscal jugada cuando la economía crecía. Alemania tiene suficiente ahorro acumulado como para permitirse un poco de déficit y deuda a cargo de ese ahorro que ha superado al de China. No se trata de malgastar, sino de aplazar ciertas cosas para volver a crecer cuanto antes. De todos, modos, los tipos de interés de la deuda no van a subir...

Usuarios a los que les gusta este artículo:

Este artículo tiene 1 comentario
Que obsesión por "crecer"... habrá que empezar a hacer artículos definiendo que significa crecer exactamente y quien, porque cada vez la gente tiene más problemas de dinero y cuesta más no ser un esclavo del trabajo mientras al mismo tiempo se dice que muchos los trabajos van a desaparecer o a quedar obsoletos.
06/10/2019 23:13
Escriba un nuevo comentario

Identifíquese ó regístrese para comentar el artículo.

Síguenos en:

Únete a inBestia para seguir a tus autores favoritos